KYMCO ha presentado en el Circuito de Ascari el scooter deportivo AK 550. Será, a partir de ahora, el buque insignia del fabricante taiwanés (antes lo era el Xciting) y el paso de KYMCO al segmento de los scooter premium (9.949 euros) que de momento sólo lo ocupan el Yamaha T Max 530 (12.299 euros) el rey de la categoría, el Suzuki Burman 650 Executive (10.999 euros), y el BMW C 650 GT y Sport (10.55o euros). Scooter con motores de dos cilindros, con un nivel de equipamiento excepcional. Llegará a los concesionarios españoles en el mes de septiembre de 2017.

El nombre de KYMCO AK 550 hace referencia a los más de 50 años que tiene la fábrica taiwanesa de evolución, comenzó su singladura en 1964, y las siglas AK hablan de Aniversario KYMCO.

KYMCO AK 550

Todo el scooter es nuevo, comenzando por su propulsor de 550 cc, dos cilindros y refrigerado por agua. Lleva un cigüeñal de plano cruzado (cross plane crank) similar al de las motos deportivas, y que ayuda a reducir de forma considerable las vibraciones del motor. La cifra de potencia anunciadas por KYMCO son 53,5 cv a 7.500 vueltas y una velocidad máxima superior a los 160 km/h.

La transmisión por variador tradicional de un scooter se transforma en el KYMCO AK 500 en un embrague multidisco en baño de aceite, con cambio automático. Tendrá dos modos de conducción, uno con toda la potencia disponible y otro limitado para días de lluvia o condiciones más resbaladizas del asfalto, con una aceleración más suave.

Detalle de la suspensión del KYMCO AK 550

El asiento está colocado a muy baja altura, con una buena ergonomía para todo tipo de pilotos.  El bastidor es un doble viga de aluminio de tan sólo 13,5 kilos de peso. El centro de gravedad del scooter se ha colocado en un plano muy bajo, para facilitar la estabilidad tanto en marcha como en parado. Tendrá una gran capacidad de almacenamiento con capacidad debajo del asiento para un casco integral, capacidad que se combinará con dos guanteras. Dentro de su equipamiento destacan los puños calefactables, pantalla ajustable en altura, la apertura del asiento con un servo motor o el apoyo lumbar ajustable en tres posiciones. La iluminación del KYMCO AK 550 es full led.

El precio del KYMCO AK 550 será de 9.949 euros y tendrá versión A2

El desarrollo del KYMCO AK 550 ha llevado nada menos que cinco años, en los que el equipo de KYMCO en España ha participado muy activamente, como también lo han hecho en otros scooter muy importantes para la marca de Taiwán como el KYMCO Super Dink 125 y 350 o el Agility City 125.

El KYMCO AK 550 tiene hasta un total de 45 nuevas patentes, será el primero que llegue a España con el sistema de conexión Noodoe que, entre otras cosas, permitirá conectar nuestros smartphones al scooter, ver la información en su cuadro de instrumentos que es una pantalla TFT, y que permitirá muchas clases de configuración del scooter para adaptarlo a nuestras necesidades o preferencias. En este vídeo puedes ver en profundidad todo lo que se puede hacer con Noodoe.

KYMCO AK 550 arranque sin llave

El precio del KYMCO AK 550 será de 9.949 euros con seguro a todo riesgo incluído. Además existirá una versión “de fábrica” limitada para el carnet de moto A2 sin sobrecoste.

Para KYMCO este modelo marca un hito en su historia. A la presentación del modelo acudió el presidente del Grupo KYMCO, Allen Ko, acompañado del director general, Leon Wu y el director de Marketing de KYMCO España, Carlos Wang. Para Wang, “En KYMCO continuamos haciendo un gran esfuerzo para seguir dotando de valor a los productos. En el AK 550, también mantenemos un precio razonable e incluimos sin aumento de precio un año de seguro con cobertura de robo, fundamental para la tranquilidad de nuestros usuarios”.

Comentarios

comentarios