Arai, el fabricante japonés de cascos, cumple siete décadas protegiendo las vidas de motoristas profesionales y aficionados de todo el planeta. 70 años de trayectoria en los que continuamente han buscado ir más allá, innovando de manera constante y cuidando a todos los amantes de las dos ruedas. De la mano de su distribuidor exclusivo en España, Bihr, presenta un amplio catálogo que mantiene intactos sus valores, que funcionan como pilares sobre los que se sostiene. Artesanía en la fabricación de todos sus productos, un patrimonio y una herencia cuidados y respetados y, por supuesto, la garantía del máximo rendimiento de sus cascos, traducida en seguridad total para el piloto.

Arai, 70 años protegiendo

Este 2022 ha entrado en vigor la nueva normativa europea de cascos, ECE R 22-06, la más exigente hasta el momento. Con ella, se han añadido más puntos de impacto, nuevas pruebas de alta y baja velocidad y el test de impacto oblicuo. Aunque los estándares de seguridad siguen mejorando conforme pasan los años, todos estos estudios se desarrollan en el entorno controlado de un laboratorio. Algo que se aleja en cierta manera de la realidad de un accidente en carretera (o en circuito). Arai, consciente de ello, no sólo cumple con esta nueva normativa, sino que va un paso más allá; para ello, la marca desarrolla sus propios tests y presta atención a aspectos no regulados que consideran imprescindibles para la seguridad del usuario.

Arai, 70 años protegiendo

En 1952, la marca del país del sol naciente, que ya tenía cierta trayectoria en la fabricación de cascos para construcción, desarrolló su primer modelo para moto. Desde entonces, la principal meta ha sido diseñar el perfecto. En este sentido, además de los mencionados tests, utilizan el feedback y la experiencia de pilotos profesionales para introducir numerosas mejoras en cada modelo. Como señalan ellos mismos, no se trata de vender el máximo número de cascos posibles, sino de ofrecer un producto de máxima calidad, que otorgue protección, seguridad y tranquilidad a los motoristas de todo el planeta.

La forma perfecta

Arai ha aprendido, basándose en la experiencia con pilotos profesionales, que la clave se encuentra en la desviación de obstáculos y, por tanto, en el diseño de una calota con una forma perfecta. Cuanto más rápido va un objeto, más energía acumula. Estudiando caídas ocurridas en el pasado, se ha observado que cuanta más energía se acumula en una caída, mayor es la necesidad de desviar objetos (pues el impacto con ellos hace que esta aumente).

Arai, 70 años protegiendo

Actualmente, no existe un estándar definido en lo que respecta a la capacidad mínima de desviación de objetos y, sin embargo, es un aspecto fundamental a la hora de diseñar un casco seguro. Es precisamente esto lo que marca la diferencia y a lo que Arai dedica gran parte de sus esfuerzos. Mediante el diseño de una calota más redondeada, más lisa y más resistente, la marca japonesa ofrece productos de alta gama como el nuevo RX-7V EVO, que tiene la capacidad de, en un accidente real, deslizar objetos y evitar así la transmisión de la energía al casco de forma directa. Dispersándola, minimiza el impacto en el piloto y da unas garantías de seguridad que la sitúan como fabricante de referencia en el sector. El valor de Arai reside ahí, en la mirada fija en el futuro y en la apuesta por los últimos avances.

Arai, 70 años protegiendo

Familia motera

Además del cuidado en la producción artesanal, la innovación constante y la máxima seguridad y calidad en sus productos, hay un punto clave que diferencia a Arai. Su amor por las dos ruedas. Desde el CEO hasta los empleados más rasos, un importante porcentaje de los miembros de la marca nipona son motoristas. Y, por ello, son aún más conscientes de la importancia de sentirse seguro y cómodo cuando abres gas.

Arai, 70 años protegiendo

Esa experiencia personal, su conocimiento de los riesgos a los que se enfrentan y la pasión por la moto son fundamentales y se traducen en un trabajo dedicado y mimado al más mínimo detalle. En cada paso del proceso de producción, desde su diseño, hasta los últimos tests antes de llegar al mercado, sin olvidar el importante feedback de pilotos profesionales y amateurs, que guía a los ingenieros y diseñadores a la hora de crear el nuevo modelo, siempre más cerca del casco perfecto.

Arai, 70 años protegiendo

Porque cuando se trata de proteger lo que no tiene precio, siempre hay que ir un paso más allá.

Si quieres más información sobre las mejores marcas de equipamiento, recambios y accesorios del mercado, puedes visitar la página web de Bihr en este enlace.