Con la BMW R 80G/S comenzó la saga de una de las más exitosas motos de trail de todos los tiempos que ha llegado hasta nuestros días con la BMW R 1200 GS. En sus campañas de publicidad veíamos como se fusionaba una moto de carretera y una de campo, dando lo que los alemanes denominan Gelände/Straße (off road y on road).

Pero antes de que saliera el modelo a producción y se popularizase ya había intrépidos alemanes que se atrevían a hacer algo de enduro con las robustas máquinas alemanas. Era 1980, en España el concepto del trail lo asociábamos a la serie que Montesa hacía de sus motos de trial con asiento biplaza y más adaptadas para circular por los caminos; sí las famosas Montesa Cota 348 Trail. Y claro, ver un monstruoso bicilíndrico boxer adaptado para el uso off road nos parecía algo, cuanto menos, extraño.

BMW R 80 GS 1980

BMW R 80 GS 1980

Hoy diríamos que la BMW R 80 G/S es una scrambler, y así fue durante sus ocho años de producción, desde 1980 al 1987. Fue la primera BMW especializada en dual sports y significó el principio del Trail tal y como lo entendemos hoy.

¿BMW fabricó con la G/S su mejor moto de carretera?

Si repasamos lo que se dijo de ella en la prensa especializada de la época, algunos probadores destacaban que BMW había fabricado con esta moto de off road la mejor moto de carretera de su historia. Y no era broma, el manillar ancho y, sobre todo, la postura de conducción de la BMW R 80 G/S ofrecían unas dotes de conducción dentro de las carreteras de curvas, sobre todo las de la época, que pocas motos más “ad hoc” eran capaces de conseguir. Esta moto sabía sacar, sin duda, todo el jugo del motor boxer alemán, que entre sus grandes virtudes no estaba su potencia, si no la elasticidad que la hizo imbatible en tramos de curvas enlazadas.

En total se llegaron a fabricar 22.000 unidades que hoy están muy cotizadas, tanto que BMW ha vuelto a relanzar el modelo hoy ubicado dentro de su familia NineT, y claro con el motor moderno.

Boxer Airheads

El motor de la BMW R 80 G/S era un bicilíndrico bóxer, refrigerado por aire. A este motor se le denomina Airheads, y todavía no llevaban refrigeración de aceite como lucieron las generaciones que vendrían más tarde. Estos motores son los Oilheads. (Hoy la 1200 GS lleva culatas refrigeradas por líquido). Motores, los de la G/S sencillos, indestructibles, de fácil manteminiento y pocos caballos; nada más que 50 cv para sus 797 cc.

Este motor se ubicó en un chasis de la BMW R 65. Contaban con cardan como transmisión trasera, algo muy valorado por los grandes viajeros, y monolever en la suspensión trasera. Al término de su producción el Monolever sería sustituido por el Paralever, que añadió un brazo de refuerzo de torsión que disminuía el efecto del cardan en las retenciones.

BMW R 80 GS 1985 Paris Dakar

BMW R 80 GS 1985 Paris Dakar

La moto siempre fue desarrollada pensando en su aspecto más deportivo, a pesar de su aparatoso aspecto. Antes del lanzamiento de la BMW R 80 G/S se podía ver a Herbert Schek participando en las pruebas de enduro sobre los boxer alemanes. Para el piloto la G/S fue todo un reto porque las motos que solían participar en este tipo de pruebas no tenían ni el peso, la embergadura, ni el cubicaje de las BMW. Hablamos de los años 70 y que este gigante alemán iba a los enduros sobre modelos derivados de la BMW R75. Schek fue el encargado de preparar la BMW de Hubert Oriol con la que participó en el Dakar de 1983 y por supuesto él mismo tomó la salida en la legendaria prueba africana.

Si el piloto Herbert Schek puso su granito de arena en que la BMW R 80 G/S fuera una realidad, fue otra persona muy vinculada al mundo de la competición la que se encargó del desarrollo técnico: Rudiger Gutsche, también asiduo a las carreras de enduro y participante en los Seis Días de Enduro con una R75 adaptada.

Auriol Hubert con BMW

Auriol Hubert con BMW

BMW R 80 G/S Paris-Dakar

El modelo que culminó el desarrollo de la BMW R 80 G/S fue la versión París Dakar con depósito de más capacidad y algunas mejoras que ha adaptaban mejor al uso del off road más extremo. La París Dakar rindió homenaje a la primera BMW de la historia en ganar la mítica prueba en manos de Hubert Auriol en 1981, con una moto preparada por la firma alemana HPN Motorradtechnik. En 1984 fue Gaston Rahier el que se llevó en triumfo en el Dakar también sobre una de estas BMW, comenzando así la leyenda del modelo.

Gaston Rahier con BMW

Gaston Rahier con BMW

Vídeo con la historia de la BMW GS

Este fue el vídeo conmemorativo del 30 aniversario de la BMW R 80 G/S, en el que se puede de ver la evolución del modelo, algunas de las imágenes de sus éxitos en el Dakar y el origen de la idea que dio origen a las motos de trail tal y como las conocemos ahora.

Comentarios

comentarios