La Honda CBR 1000 RR-R Fireblade SP es casi una réplica de la moto del Mundial SBK, de hecho para que se pueda correr en este certamen las marcas tienen que tener una moto de serie similar. La filosofía ‘Born to Race’ de la Honda CBR 1000RR-R Fireblade SP ha dado lugar a una máquina superdeportiva con un enfoque inquebrantable en circuitos y unos niveles de rendimiento y control sin precedentes.

Con el gran respaldo de la tecnología del motor y del chasis de la RC213V-S, la “MotoGP homologada para carretera”, y con la aerodinámica de la RC213V de MotoGP, esta nueva Fireblade está diseñada para ofrecer velocidad a raudales. ¿Pero en qué se traduce todo esto en la pista? Con ayuda del equipo Honda Racing UK del British Superbike, llegó el momento de responder a esta pregunta. ¿Es rápida la versión de serie de la Fireblade?

Si las ponemos una junto a la otra, la CBR 1000RR-R Fireblade SP y su equivalente del British Superbike (BSB) tienen mucho en común; de hecho, según los reglamentos del campeonato, las motos de competición del British Superbike deben desarrollase a partir de una máquina de serie homologada. Así, comparten numerosos componentes principales que son idénticos, como el chasis y el motor, pero obviamente existen diferencias en la moto de competición, que está diseñada en particular para campeonatos BSB con especificaciones para la ECU, mejoras en la caja de cambios, un peso mínimo de 168 Kg. y límite de revoluciones más alto.

La moto de calle obtuvo un tiempo suficiente como para salir a una carrera del British Superbike

La moto de calle obtuvo un tiempo suficiente como para salir a una carrera del British Superbike

Se comparó la Honda CBR del SBS con una recién salida de un concesionario

Por ello, armados con la moto con el número 2 en el British Superbike de Glenn Irwin, piloto del equipo Honda Racing UK BSB, y una CBR 1000RR-R Fireblade SP estándar recién salida del concesionario, salvo por un juego de neumáticos slick Pirelli Diablo (compuesto SC0), decidimos comparar ambas máquinas en el circuito de Oulton Park.

Ambos tiempos de vuelta corresponden a Glenn Irwin, que se encargó de pilotar las motos el mismo día y en las mismas condiciones en el Circuito Internacional de Oulton Park, de 4,33 km.

Comparativa Honda CBR 1000 RR R Fireblade con la del BSB

La moto de competición tiene especificaciones para la ECU, mejoras en la caja de cambios, un peso mínimo de 168 Kg. y límite de revoluciones más alto.

En la última vuelta de una tanda de seis, Glenn consiguió un tiempo de 1’39.054 con la CBR 1000RR-R Fireblade SP de serie, un tiempo tan solo 2,872 segundos superior al que logró con su Fireblade del British Superbike.

Con la moto de serie se hubiera clasificado para la carrera del BSB

Sorprendentemente, el tiempo de Glenn con la CBR 1000RR-R Fireblade SP estándar (equipada todavía con retrovisores y portamatrícula) le habría servido para calificarse en la fila 11 de la parrilla de la BSB Superstock Race en el circuito de Oulton Park en la carrera de apertura de la temporada 2021, celebrada tan solo un mes después de realizarse esta comparativa.

Para Glenn Irwin, Honda Racing UK British Superbike, «Teniendo en cuenta mi experiencia hoy, estoy impresionado al ver lo que una moto recién salida del concesionario puede hacer en un circuito y lo rápido que se pude ir en la Fireblade SP estándar. Las dos motos son muy muy parecidas. No me sorprende porque me encanta esta moto, pero es algo increíble. Viene directa del concesionario y no tuvimos tiempo para prepararla, de hecho necesité un par de vueltas para ajustarla. Si hubiese tenido más tiempo para acostumbrarme a las condiciones, estoy seguro de que podría haber ido incluso más rápido».

En palabras de Havier Beltran, director del equipo Honda Racing UK: “La filosofía «Born to Race» incorporada en la CBR1000RR-R Fireblade es más que evidente. Según las reglas del campeonato BSB, tenemos que mantener muchas de las piezas estándar en nuestras motos de competición del British Superbike, como el chasis y el motor, y el modelo de serie es una base fantástica para una moto de carreras porque ya desde el principio está diseñado para ir rápido en la pista. Lograr el tiempo de vuelta que Glenn consiguió en una moto estándar con neumáticos slick prueba lo dicho y es absolutamente alucinante”.