El neumático delantero de nuestra moto es el encargado de que podamos dirigir nuestra moto y, sobre todo, de soportar toda la potencia de la frenada. Es normal que primero acusemos el desgaste del neumático trasero que es el que recibe toda la fuerza del motor y hacer que la moto traccione… Pero no conviene descuidar el estado del neumático delantero, que suele evidenciar de una forma mucho más sutil el desgaste.

A diferencia del neumático trasero del que pronto veremos, en un uso normal y no deportivo, que se va aplanando con el paso de los kilómetros, el neumático delantero suele desgastarse antes por los flancos que por el centro. Esto es debido a que cuando entramos en una curva con la primera fase de la frenada, ya tenemos la moto inclinada y es ahí donde está ejerciendo el agarre la goma y, por ende, su desgaste.

Si nuestros neumáticos tienen algo más de dibujo, por ejemplo los neumáticos para motos trail, veremos cómo se producen en su dibujo un desgaste más profundo en la parte trasera del taco antes que la delantera. Esto también es debido a su desgaste lo hacen en frenada y no en aceleración, al contrario de lo que sucede en la rueda trasera.

Si prolongamos mucho al vida del neumático delantero y nos saltamos los indicadores de desgaste podemos debilitar en exceso la goma, tanto que podríamos ver aparecer partes más abultadas en la goma, lo que significa que se han producido fisuras interiores que podrían hacer que tuviéramos un reventón de la rueda delantera, con catastróficas consecuencias.

Si notamos que el neumático delantero ofrece un desgaste desigual en uno de sus flancos que en el otro, puede deberse a que la rueda trasera esté desalineada, que tengamos problemas en el chasis o en la horquilla o que las bieletas de las suspensión trasera tengan holgura. Conviene por lo tanto que revises este punto.

El neumático delantero de nuestra moto se desgastará antes por los laterales

El neumático delantero de nuestra moto se desgastará antes por los laterales que por el centro, a diferencia del trasero.

Es muy frecuente que en nuestro mantenimiento de la moto prestemos mucha más atención al neumático trasero, entre otras cosas porque es que se queda en el aire cuando subimos la moto al caballete y es el que moveremos con mano cuando procedemos a engrasar la cadena. Sin embargo el delantero, queda en la mayoría de los casos apoyado en el suelo y es más costoso verlo detenidamente.

No es conveniente combinar neumáticos en nuestra moto

Al cambiar de neumáticos la recomendación es que siempre compres un juego de la misma marca y modelo. Combinar neumáticos diferentes es posible pero no es muy recomendable  porque modificaremos en comportamiento de la moto y, sobre todo, las sensaciones en mojado. También te recomendamos que siempre cambies el juego completo de neumáticos para tener siempre un desgaste homogéneo… Aunque es verdad que en muchos casos el delantero puedo aguantar unos kilómetros más.

Por último, y no menos importante, revisa como mínimo cada quince días la presión de los neumáticos con los valores que te recomienda su fabricante. Una presión inadecuada puede ser motivo de que circulemos de una forma insegura y que nuestras gomas nos duren menos y se deformen antes.

Si compras neumáticos por Internet debes hacerlo siempre en establecimientos de confianza, muchas veces las ofertas y chollos que encontramos suelen corresponder a neumáticos que llevan mucho tiempo almacenados. Sobre este punto te recomendamos que te leas este artículo sobre la caducidad de los neumáticos.

¿Puedo asegurar mis neumáticos?

No hay nada que más rabia de que encontrarnos un tornillo clavado en nuestros neumáticos de moto con pocos kilómetros. En KmCero tenemos un seguro de pinchazos de moto. Si estás interesado puedes consultar este enlace.

Comentarios

comentarios