Valentino Rossi ha anunciado que el próximo año no seguirá corriendo, que la temporada 2021 será su último año como piloto en activo. No por menos esperada, esta noticia nos ha dejado a todos un poco más huérfanos, con la sensación de que algo en nuestras vidas ha cambiado definitivamente. Con Rossi, y con permiso de Marc Márquez, se va el mejor piloto de la historia del motociclismo, nos sólo por sus ¡nueve títulos mundiales!, sus más de 400 grandes premios disputados, sus 115 victorias, sus 235 podios o sus 25 años en activo, ¡y de qué forma!

Con Rossi llegó el desenfado al Mundial de Motociclismo, las risas, la ironía, los momentos estrambóticos, los cascos más bonitos del mundial, el fenómeno desatado de los fans, el espectáculo en todas sus dimensiones. Pasamos de la era de los pilotos más serios a los del puro show, porque todos esperábamos que Rossi ganase y ver qué se le había ocurrido a él o a su club de fans para festejarlo.

En este enlace tienes el vídeo en el que Valentino Rossi anuncia su retirada.

Ciao, en la rueda de prensa del GP de Styria Valentino Rossi anunció su retirada

Ciao, en la rueda de prensa del GP de Styria Valentino Rossi anunció su retirada

Era una noticia esperada, esta temporada dentro de un equipo satélite, con unos resultados flojos. Nadie queríamos ver a un Rossi del montón, perdedor y sin muchas posibilidades para luchar por la victoria. Y llegó el momento en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Styria en Austria.

La despedida fue directa, en palabras del propio Rossi: «Dije que tomaría una decisión para el próximo año después del parón veraniego, y decidí dejarlo al final de esta temporada. Desgraciadamente, esta será mi última mitad de temporada como piloto de MotoGP. Y es difícil, es un momento muy triste porque es difícil decir y saber que el año que viene no correré con una moto, ¡lo he hecho durante más o menos 30 años! El año que viene, mi vida cambiará. Pero ha sido genial, lo he disfrutado mucho, ha sido un largo, largo viaje y ha sido muy, muy divertido. Son 25, 26 años en el Campeonato del Mundo, así que fue genial. Y he tenido momentos inolvidables con todos mis chicos, los que trabajan para mí, así que… ¡No tengo mucho más que decir! Solo esto».

Primer título en 125 con Aprilia en 1997

Primer título en 125 con Aprilia en 1997

Desde 1996 siendo genuino

El debut de Valentino Rossi en el Mundial de MotoGP fue en 1996, con 16 años y el puesto número 13 en la parrilla de salida del Gran Premio de Sepang, en Malasia. El y su Aprilia RS 125 quearon entre los seis primeros pilotos de la carrera, pero su forma de pilotaje llamó mucho la atención del público. Al año siguiente la comenzó su leyenda, en una temporada en la que no tuvo rival en la categoría de 125 cc, con 11 victorias de las 15 carreras que integraron toda la temporada.

Pronto Aprilia vio que tenía un piloto con un enorme potencial y un año más tarde llegó a 250 donde logró su primera victoria en el GP de Assen, en Holanda. Al final del año fue subcampeón, tras haber cosechado cuatro victorias consecutivas al término de la temporada. El Mundial de 250 1998 se lo llevó Loris Capirossi. El título de 250 llegó en 1999 con siete victorias que dejaron en segunda posición al japonés Ukawa.

Los shows de Valentino los esperábamos todos, aquí tras el título de 250

Los shows de Valentino los esperábamos todos, aquí tras el título de 250

Y en 2000 llegó el espectáculo definitivo con Rossi en el la categoría reina pilotando una Honda NSR500. No logró el título, en manos de Kenny Roberts JR, pero sí la primera victoria en Donnington Park y la segunda en Río. Tuvimos que esperar un año para que se coronase campeón del mundo de 500, un título frente a Max Biaggi, y que sería el último de los motores de dos tiempos.

Comienza la era MotoGP

En 2002 comenzó la era MotoGP en la que Rossi debutó con Honda, marca a la que procuró dos títulos mundiales consecutivos. Luego llegó el bombazo del cambio a Yamaha, y dos títulos más en 2004 y 2005. En total cinco títulos mundiales consecutivos en la «categoría reina».

Las temporadas 2006 y 2007 fueron duras para Rossi. El primer año tuvo que disputar la corona con Nicky Hayden, pero una inesperada caída en Valencia, en la última prueba de la temporada, le relegó al subcampeonato. En 2007 tuvo que luchar con Casey Stoner y Ducati, dentro de una temporada irregular que le hizo morder el polvo en más de una ocasión.

Dentro y fuera de la pista Valentino se comía a sus rivales, aquí limpiando la pista tras el encontronazo con Sete

Dentro y fuera de la pista Valentino se comía a sus rivales, aquí limpiando la pista

Aún quedaba mucho Rossi, porque los años 2008 y 2009, ya con Jorge Lorenzo dentro del equipo Yamaha volvió a brillar con luz propia, superando el récord de Giacomo Agostini y rematando con una nueva corona que repetiría en 2009.

2010 fue su última temporada con Yamaha y un año para olvidar en el que la caída en Mugello con fractura de tibia y peroné le hizo perder todas las opciones en manos de su joven compañero Jorge Lorenzo. Las tensiones dentro del equipo Yamaha ya eran notorias y a mitad de temporada anuncia que ficharía por Ducati; todo un sueño para los tifossi italianos.

En Ducati Rossi pasa por el purgatorio

En Ducati pasa un auténtico purgatorio y aguanta sus dos años de contrato, 2011 y 2012. Luego regresa a Yamaha, su equipo talismán, donde logra ser cuarto en el mundial en 2013 y subcampeón del mundo en 2014, tras despedir a Jeremy Burguess, el jefe de mecánicos que le haría rendir al máximo en 500 y MotoGP. La renovación con Yamaha para 2015 y 2016 trajo dos subcampeonatos del mundo más, y mucha polémica con Marc Márquez durante 2015.

Gallina vieja hace buen caldo, su último título en 2009

Gallina vieja hace buen caldo, su último título en 2009

Desde 2015 la carrera deportiva de Rossi ha ido planeando hacia la retirada. En 2018 logró ser tercero en el Mundial, pero los flojos resultados en 2019 y el extraño 2020 hicieron que Rossi tuviera que abandonar el equipo oficial Yamaha para debutar este 2021 con el satélite Petronas.

Del cielo a los infiernos, del purgatorio a la gloria, la carrera deportiva de Rossi parece escrita por Dante. La Divina Comedia. Sin duda la retirada del Doctor Rossi marcará el final de toda una época, nos quedamos con las risas y los mejores momentos e intentaremos olvidar las sombras de todo un genio, que también las ha tenido.