Desde el pasado 1 de diciembre de 2018 las restricciones de circulación durante los episodios de alta contaminación en Barcelona afectan a todas las motos y ciclomotores de la ciudad matriculados antes de 2003, es decir, los que no llevan distintivo medioambiental por ser anteriores a la normativa Euro 2.

Ya es oficial que a partir del 1 de enero de 2020 estas restricciones de circulación serán permanentes de 7:00h a 20:00h todos los días laborables, para todos los vehículos sin distintivo medioambiental de la DGT. Una medida que ya vimos aplicar en la capital a principios de año y que generó muchas dudas entre quienes optamos por las dos ruedas para movernos por las grandes y congestionadas ciudades como lo son Barcelona y Madrid.

Anticipándonos a los hechos, hemos consultado las normativas vigentes y los últimos informes del Ayuntamiento de Barcelona y aquí os dejamos con un resumen de todo lo que hasta el momento se ha puesto sobre la mesa y que ya deberías saber respecto al plan de Restricciones de Circulación en la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona:

¿Qué áreas incluye la normativa?

El área de bajas emisiones de Barcelona (ZBE) es de 95 kilómetros cuadrados -una extensión 20 veces mayor a la de Madrid Central- e incluye a toda la ciudad y sus vías de acceso de movilidad elevada, exceptuando los barrios de Vallvidrera, Tibidabo, Les Planes y la Zona Franca Industrial.

En el límite noreste encontramos los distritos de Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí y el municipio de Sant Adrià de Besòs.

En el extremo noroeste encontramos los municipios de Esplugues de Llobregat, Cornellà de Llobregat y L’Hospitalet de Llobregat y los distritos de Gràcia, Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts.

Y en la frontera sureste incluye los municipios de Esplugues de Llobregat, Cornellà de Llobregat y L’Hospitalet de Llobregat y limita con los distritos de Les Corts y Sants-Montjuïc

Zona de Bajas Emisiones en el ámbito de Rondas de Barcelona

¿Cómo funcionará el sistema de sanciones?

Una señal vial informará de la aproximación y el acceso a la Zona de Bajas Emisiones del ámbito Rondas de Barcelona. Estás estarán situada en las salidas de las Rondas y en otras vías de entrada a la ciudad.

El control del cumplimiento de la normativa se realizará de manera manual, dentro del dispositivo de la Guardia Urbana de Barcelona en días de episodio de contaminación.

A partir de finales de este año y 2020 se desplegará un sistema de control automático con cámaras de lectura de matrículas en diferentes puntos de la ciudad, en los accesos y en el interior.

Las multas anunciadas por el Ayuntamiento de Barcelona a todos aquellos conductores que se salten esta norma varían según el tipo de vehículo y si hay o no episodio de contaminación. Las de carácter leve irán de 200 a 499 euros; las graves, de 500 a 999, y las muy graves, de 1.000 a 1.803 euros.

Las sanciones empezarán a aplicarse a partir del 1 de abril de 2020

Si te pillan circulando ilegalmente no te retendrán la moto, pero te expones a que seas multado en otro control el mismo día de la primera denuncia.

Tener la etiqueta medioambiental de la DGT en el parabrisas del vehículo o en algún otro lugar visible no es obligatorio y, por lo tanto, no te pueden multar si no lo haces, siempre que tu vehículo tenga el distintivo ambiental de la DGT.

Tener la etiquetan identificativa pegada al vehículo, sin embargo, facilita el control por parte de la Guardia Urbana de Barcelona en caso de episodio de contaminación con restricción de tráfico.

Los conductores que no lleven la etiqueta en su vehículo podrán ser parados por los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona dentro de la Zona de bajas emisiones del ámbito Rondas de Barcelona. En estos casos, los agentes pasarán a comprobar la documentación del vehículo y verificarán si está sujeto a las restricciones de tráfico. En caso de infracción, se aplicará la sanción correspondiente, tipificada como falta leve.

Excepciones y alternativas

Los vehículos que carezcan de la etiqueta de la Dirección General de Tráfico (DGT) por ser muy contaminantes tendrán el permiso de circular diez días al año y, en el caso de tener un uso profesional, una moratoria hasta 2021.

La norma recoge excepciones para los vehículos de transporte de personas con movilidad reducida y de servicios esenciales (médicos, funerarios, protección civil, bomberos, policía…).

En días de episodio ambiental por alta contaminación con restricciones de tráfico, se incrementan el transporte público de los operadores con dotaciones dentro del ámbito metropolitano y se activa un billete de transporte específico, la T-aire.

T-aire:  se trata de un título multipersonal válido en las seis coronas metropolitanas. Incluye dos viajes integrados que deben utilizarse el mismo día de la primera validación, mientras esté activo el episodio de contaminación con restricción de tráfico. Su precio es el mismo que dos viajes de una T-10 y está disponible en todas las máquinas de venta automática de los operadores de transporte público: Ferrocarrils de la Generalitat, Rodalies de Catalunya, TMB y Tram.

Otra alternativa que ha puesto en marcha el ayuntamiento ha sido la de la T-verda medioambiental: un título de transporte público gratuito durante un periodo de tres años destinado a las personas empadronadas en el ámbito de la Autoridad Metropolitana del Transporte (ATM) que acrediten el desguace reciente de un vehículo contaminante y que se comprometan a no adquirir ninguno más durante el periodo de vigencia de la tarjeta T-verda.

A partir del 1 de enero de 2025 no podrán circular los vehículos sin etiqueta de la DGT en los municipios que integran el área metropolitana, en horarios pendientes de determinar.

Hasta ahora esta es la información oficial más completa que se ha publicado, próximamente esperamos publicar un guía de circulación completa previa a la fecha de aplicación de todas estas medidas. ¿Alguna duda?, déjanosla en los comentarios para así poder tomarla en cuenta y responder a cada una de ellas.