Yamaha con la XSR 700 XTribute rinde homenaje a uno de sus modelos más populares, la XT 500. Hace más de 40 años apareció la Yamaha XT 500, una moto monocilíndrica, sencilla, a caballo entre la carretera y el campo y que causó furor especialmente en Francia. Fue precisamente en este país donde también nació el concepto de rallies de aventura, orientados para todos los públicos con el Rally Dakar como mayor exponente. Se juntaron las dos cosas, una moto como la Yamaha XT 500 y las ansias de aventura de toda una generación de motoristas y así nació el trail tal y como lo conocemos hoy.

La XT 500 llegó a convertirse en la moto más vendida de Yamaha en Francia durante algunos años y en todo un icono de la historia de la moto.

Este año Yamaha ha sacado pecho de toda su historia dentro de las motos de trail y de aventura con el lanzamiento de la XTZ Tenere 700, una trail media que ha causado una gran expectación desde que vimos hace dos años su primer prototipo. Junto a ella, Yamaha ha querido rendir tributo a su precursora con la XSR 700 XTribute, con más de scrambler que de trail y con una estética cautivadora.

La gama XSR tiene un modelo 700 que deriva de la mecánica de la MT 07, con motor bicilíndrico. Y la XSR 900, con motor de tres cilindros y que deriva de las MT 09.

La Yamaha XSR 700 XTribute tiene los colores de la popular XT 500, con el depósito del combustible en colores plateados, con bandas rojas y el logo de la XSR 700 inspirado también en el de la trail de los 70. Tiene muchos detalles que hacen un guiño a la veterana moto trail, como con las aletas blancas o las llantas doradas. El cuadro de instrumentos es casi tan minimalista como lo era en la trail de los 70, pero con un salto en el tiempo e información completamente digital.

Yamaha XSR 700 XTribute, cuadro de instrumentos

La Yamaha XT 500 era una moto prácticamente de enduro, y la XSR 700 XTribute sigue las mismas pautas con un manillar cónico de off road que refuerzan su apariencia scrambler y urbana. El manillar es ancho, lo que nos facilitará las maniobras a baja velocidad y nos hará adquirir una posición de conducción vertical, cómoda y con la sensación de controlar la moto en todo momento.

Los neumáticos tienen tacos pero están pensados más para un uso urbano o en carretera. La dotación de gomas de serie son unos Pirelli MT 60RS con medidas 180/55-17 detrás y 120/70-17 delante. Las llantas son de fundición, de 17 pulgadas, muy liberas y con 10 radios.

Yamaha XSR 700 XTribute

Como todas las Yamaha Sport Herritage los detalles están cuidados al máximo. En el caso de la XSR 700 XTribute el asiento es plano con el logo “XTribute” grabado en su parte posterior, como en las antiguas motos de campo. La horquilla delantera tiene fuelles de goma y la parte superior de las barras de la horquilla están dentro de unos protectores negros de plástico.

Incluye ligeros protectores del bastidor y cubiertas del radiador en negro. El negro se extiende a través de las manetas y del soporte del cuadro de instrumentos para dar un aspecto discreto que dirige la atención a los colores retro “1981”.

Yamaha competirá en el segmento de las Scrambler

Con la XSR XTribute Yamaha pasa a competir en el segmento de las scrambler con fuertes rivales como las Triumph Street Scrambler o las Ducati Scrambler 800, entre otras; ambas, también novedad en 2019.

Como sus competidoras, a pesar de tener un aspecto clásico, dentro encontramos una moto muy moderna y equipada con la última tecnología.

Yamaha XSR 700 XTribute

El peso anunciado por Yamaha es de sólo 186 kg. El chasis es de tipo blackbone en acero y está pensado para una conducción agil y sin problemas sean cuales sean nuestras habilidades. Una moto recomendada para la ciudad y las escapadas de fin de semana,

Opcionalmente le puedes añadir un escape Akrapovic con un acabado en negro. La Yamaha XSR 700 XTribute llegará a las tiendas el próximo mes de abril de 2019.

Yamaha XSR 700 XTribute

Yamaha XSR 700 XTribute, con escape Akrapovic

Características principales de la Yamaha XSR 700 XTribute

  • Motor de par elevado CP2 de 689 cc.
  • Chasis compacto y ágil.
  • XSR700 inspirada en la emblemática XT500 de 1981.
  • Asiento plano especial de estilo XT.
  • Logotipo XSR700 XTribute en el depósito y en el asiento.
  • Manillar estilo offroad y estriberas robustas.
  • Fuelles para la horquilla.
  • Neumáticos Pirelli MT60RS para conducción en carretera y para conducción todoterreno suave.
  • Acabado en negro en palancas y manillar.
  • Panel de instrumentos LCD negro.
  • Luz trasera LED.
  • Cubiertas protectoras del radiador.
  • Escape opcional Akrapovič de alta gama 2 en 1 con acabado en negro.

Comentarios

comentarios