El Yamaha X Max 400 es todo un scooter GT con una amplia gama de usos. Tiene el tamaño de un 250 o un 300, y las prestaciones (casi) de un 600. Bueno para la ciudad y bueno para circular en carretera abierta, nos encontramos con un scooter de amplio espectro, como lo denominaría un farmacéutico.

Los scooter de 400 cc son una categoría muy disputada. Uno de los reyes es el Suzuki Bugman 400 (6.500 euros con ABS y en oferta), toda una referencia en una categoría en la que nos atreveríamos a decir que fue el primero en llegar, que tiene en el SYM MaxSym (5.899 euros con ABS y en oferta) una réplica casi exacta. También luchan por la categoría otro super ventas como el KYMCO Xciting 400i (5.899 euros con ABS). Pero Yamaha se desmarca de todos ellos con el X Max 400 (6.499 euros) por lo compacto de su diseño y la manejabiliad de su conjunto.

El Yamaha X Max 400 poco o nada tiene que ver son su hermano mayor T Max que por precio (11.499 euros), prestaciones y deportividad juega en otra división.

Yamaha X Max 400

Con nuestro Yamaha X Max 400 tendremos una enorme versatilidad bien seamos urbanitas o extra urbanitas que tengamos que desplazarnos todos los días desde el extraradio al centro de la ciudad para ir a trabajar o estudiar. El motor del X Max deriva del Yamaha Majesty al que se cometió a alguna modificación para hacerlo algo menos potente y más lineal en su banda de utilización. La velocidad máxima es de 160 kilómetros por hora, por lo que bien te puedes imaginar que no andarás en carretera corto de motor. Las recuperaciónes son buenas y el desarrollo muy bien calibrado para ofrecernos una perfecta aceleración a la salidad de los semáforos en la ciudad, paralelamente a una buena velociadad punta en carretera abierta.



Además tiene una buena geometría, es ágil, algo para que no nos estorben los retrovisores de los coches en los sitios de mucha aglomeración, y gira suficientemente bien como para poder maniobrar en espacios muy reducidos o atascos muy apretados. En carretera abierta tampoco notaremos vibraciones o movimientos extraños de la dirección, siempre mantiene una buen aplomo y el rumbo preciso incluso a alta velocidad.

Es un scooter algo estrecho en la parte delantera por lo que quizás notemos algo de falta de protección en la zona de las piernas, sobre todo si lo comparamos con las anchuras de otros scooter de la categoría, como por ejemplo el Suzuki Burgman en el que vas sentado más bajo y tienes un escudo más envolvente. No así en la zona de la cabeza, que queda perfectamente a resguardo gracias a la altura de su pantalla delantera.

Cuadro de instrumentos del Yamaha X Max 400

Si por delante es estrecho, por detrás el Yamaha X Max adolece de un exceso de tamaño. Por un lado sobresale algo su escape, hay que tener cuidado con él en los pasos más estrechos. Es uno de los peajes que hay que pagar para tener la buena capacidad de carga que luce este scooter como veremos a continuación.

Por tamaño el asiento y posición de conducción está muy bien estudidado. El Yamaha X Max 400 parece más pequeño de lo que realmente es y podremos ir en pareja cómodamente. Debajo nos encontramos un generoso hueco, marca de la casa, donde nos entrarán dos cascos integrales y algunas cosas más. En este apartado no tendrás problemas para llevar encima todo lo que quieras.

Tampoco nos falta de nada en el apartado de instrumentación. Junto con las dos grandes esferas del velocímetro y cuenta revoluciones, tienes una pantalla digital con información de combusible, reloj horario, temperatura del motor o los reglamentarios trips para medir distancias y parciales.

Nos han gustado especialmente los frenos. Delante una pareja de discos de 267 mm. de diámetro son más que sobrados para las prestaciones que ofrece el scooter. Detrás se complementa tambien con otro disco del mismo diámetro. Te recomendamos que optes por la versión ABS que será oblicatoria en la versión a partir de 2017.

Dentro de las suspensiones tenemos horquilla convencional delante y una pareja de amortiguadores detrás. Una confituración estándar en esta categoría de scooter, que es eficaz y práctica. Por tarado el scooter se muestra firme y algo duro, algo que nos gustó especialmente, sobre todo por la sensación de rigidez y maniobrabilidad que ofrece. Sin ser un scooter de rueda alta, la combinación de llanta delantera de 15 con la de 13 trasera nos dará unas buenas sensaciones de estabilidad.

Grupo Optico Trasero Yamaha X Max 400

El grupo optico trasero es una de las partes que más nos gusta del Yamaha X Max 400. Se trata de un conjunto de leds que nos dan una perfecta visibilidad (ya sabes la clave de ver y ser vistos para rodar seguro en moto). Delante hay una doble óptica también muy bonita y eficaz, y claramente reconocible con el resto de los scooter de la firma japonesa.

Ficha Técnica del Yamaha X Max 400

  • Motor: 4 tiempos, 1 cilindros, refrigerado por agua
  • Cilindrada: 394,9 cc.
  • Potencia máxima: 31 cv a 7.500 rpm
  • Par máximo: 33,88 nm a 6.000 rpm
  • Chasis: Multitubular en acero
  • Freno delantero: 2 Discos de 267 mm. de diámetro y pinza de 2 pistones
  • Freno trasero: Disco de 267 mm. de diámetro
  • Suspensión delantera: Horquilla telescópica
  • Suspensión trasera: Doble amortiguador
  • Neumático delantero: 120/70-15
  • Neumático trasero: 150/70-13
  • Longitud total: 2.190 mm.
  • Altura del asiento: 785 mm.
  • Peso en orden de marcha: 211 kg.
  • Capacidad del depósito: 14 l.

Comentarios

comentarios