Tras sufrir un accidente la semana pasada en Italia, Valentino Rossi ya cuenta con el alta médica y podrá disputar este próximo fin de semana el Gran Premio de Italia en el circuito italiano de Mugello, anunció el equipo Movistar Yamaha.

Rossi, quien sufrió un accidente durante la semana pasada mientras practicaba motocross, no participaría en la siguiente carrera de MotoGP. Sin embargo, su equipo ha emitido un comunicado en el que ratifica su participación en los entrenamientos libres de hoy.

Debido al accidente, el múltiple campeón del mundo necesitaba el alta médica antes de disputar la carrera. Ahora seguirá siendo el gran atractivo de los aficionados locales durante la parada del Mundial de Moto GP en Italia.

Rossi marcha tercero en el Mundial, por detrás de los españoles Maverick Viñales y Dani Pedrosa. El italiano aseguró ya en Mugello que no estaba “al ciento por ciento” si bien era “bastante optimista”.

“Ayer me probé en una moto y me sentí bien, podía moverme sin demasiado dolor, si bien sé que sentiré algo de dolor, pero todavía es jueves y podemos mejorar mucho de aquí al domingo para intentar hacer una buena carrera”, explicó el italiano. “Me siento bastante bien ya que mi condición ha mejorado especialmente en los dos últimos días, afortunadamente, porque fue una mala caída, muy dolorosa y pasé una noche en el hospital, porque me resultaba difícil respirar”.

“Al regresar a casa, los primeros dos o tres días tuve mucho dolor y era muy negativo respecto a la carrera, pero desde hace dos días la situación ha mejorado mucho, puedo respirar mejor pero habrá que esperar a ver qué pasa cuando me suba a la M1, porque el estrés en ella es bastante alto”, continuó declarando el piloto de Yamaha.

Así que parece que la suerte le sonríe al piloto y quienes esperaban verlo correr este fin de semana en el clásico encuentro. La cita comienza hoy con los entrenamientos libres y se extiende al sábado y domingo para las carreras.

Comentarios

comentarios