La Triumph Tiger 800 es la trail media de la firma británica, y uno de los modelos con más solera de su historia. Este año Triumph ha renovado por completo su gama de motos trail, porque también la versión grande, la 1200 Explorer, trae un motón de cosas nuevas.

Esta es la tercera edición de la Triumph Tiger 800, un modelo que vio la luz en 2010 y que se ha convertido en una de las grandes rivales de motos como la BMW F 850 GS, también novedad en 2018, la Suzuki V Strom 650, o quizás motos de más cilindrada como la Yamaha Tracer 900Honda Africa Twin o la KTM 1090 Adventure (ojo con el prototipo de KTM 790 Adventure que ha presentado la firma austriaca en el Salón de Milán 2017), entre otras. La anterior edición fue la de 2015 que ya introdujo algunos importantes avances como el acelerador electrónico “ride by wire”, los modos de conducción o el control de tracción, entre otras cosas. También Triumph trabajó en profundidad en el consumo, algo elevado en la primera versión de la Tiger 800, y en la de 2015 lo redujo considerablemente.

Triumph Tiger 800 2018 XC

A pesar de tener Triumph una moto muy evolucionada, no ha querido quedarse atrás. Dice Triumph que las nuevas Tiger 800 tienen más de 200 mejoras que se fundamentan básicamente en el motor, chasis, cuadro de instrumentos y sistema de iluminación. Algunas de estas modificaciones han sido probadas de la mejor forma, porque los hermanos López Córdoba que participan en el desarrollo de los modelos británicos, se fueron con dos Tiger 800 al Rally de Marruecos; a este prototipo lo denominaron Triumph Tiger 800 Tramontana.

La gama Triumph Tiger 800 se sigue dividiendo en dos las XC y las XR. Las primeras son las orientadas a un uso off road, con suspensiones más grandes y rueda de 21 delantera; y las segundas son más asfálticas, y con rueda delantera de 19. A partir de ahí tienes varios modelos con diferentes grados de equipamiento a destacar la XR Low, muy bajita y muy recomendable por ejemplo para las mujeres; todo un acierto y una posibilidad que otras marcas no ofrecen. Todas las Triumph Tiger 800 pueden adquirirse limitadas y aptas para el carnet de moto A2.

Triumph Tiger 800 2018 XCX

Triumph Tiger 800 2018 XCX

Mejoras en el motor y chasis de las Triumph Tiger 800

El motor de las Triumph Tiger 800 sigue siendo de tres cilindros, la única trail que le podría hacer sombra en este apartado es la Yamaha Tracer 900, al que se ha modificado la caja de cambios con una primera algo más corta, y se ha dotado de un escape más ligero y algo más abierto para un sonido más emocional, como ahora dicen… La versión XC (según el nivel de equipamiento) añade un modo de conducción: off road pro, más adaptado a la conducción por campo más extrema.

Triumph Tiger 800 2018 XRX

Triumph Tiger 800 2018 XRX

El chasis también ha sido retocado. Sigue siendo una estructura de tubos de acero al que se han modificado algunas cotas. El objetivo ha sido mejorar la postura de conducción que ahora es algo más erguida que en la versión 2015. El manillar ha sido retrasado unos 10 mm, entre otras cosas. Como ya es habitual en este tipo de motos, el asiento permite dos posiciones en altura que se puede regular sencillamente y sin herramientas.

Las Triumph Tiger 800 2018 vienen ahora con una pareja de frenos Brembo delante. Es uno de los cambios más esperados, porque las versiones anteriores se quedaban algo justas de mordiente y tacto.

Triumph Tiger 800 2018, faros de LED delanteros

Cuadro de instrumentos completamente digital y faros LED

Como ya sucediera en la Triumph Street Triple 2017, los cuadros de instrumentos de Triumph se están sustituyendo por una pantalla TFT, en casi todas las versiones. Es un gran avance que nos deja atrás a los que disfrutábamos de las sistemas de agujas tradicionales, pero hay que estar a la altura de los tiempos… Sobre todo porque próximamente estas pantallas se podrán conectar a otros dispositivos y dar más funcionalidad, como ya sucede en otras marcas. Las nuevas Tiger 800 ya incorporan estos cuadros de instrumentos con un montón de información ya necesaria para saber qué configuración de motor tenemos puesta, entre otras cosas. También son nuevas las pantallas, en este caso las que protegen del viento, delanteras y regulables en varias posiciones. Las versiones más básicas de las Triumph Tiger 800 no llevan cuadro de instrumentos TFT ni pantalla regulable.

Triumph Tiger 800 2018, cuadro de instrumentos digital

Por otro lado, los mandos del manillar ahora vienen retroiluminados, muy vistosos cuando circulemos de noche, y entre las versiones más equipadas un sistema tipo “joystick” con el que acceder de una forma mas intuitiva a los controles de la moto.

Triumph Tiger 800 2018, Motor

Sin perder las señas de identidad de las Triumph Tiger 800 en cuanto a su grupo óptico delantero, ahora se añaden elementos de LED para iluminación diurna y para los proyectores principales. Las luces posteriores ya eran de LED en la versión anterior. Estéticamente la Triumph Tiger 800 sigue siendo muy Tiger, pero con algunos elementos que la ponen al día y, si cabe, la hacen un poco más digital.

Triumph Tiger 800 2018, conjunto de frenos Brembo

Comentarios

comentarios