La Triumph Street Triple se renueva para 2017. Se trata de la cuarta generación de una de las motos naked de culto, por su polivalencia, estética rompedora y un carácter deportivo que se ha reforzado con esta nueva versión. Recordamos que la Triumph Street Triple vio la luz en el año 2007 como una versión de la Triumph Daytona, con manillar plano y algunos (pocos) ajustes en su chasis para hacer la moto algo menos deportiva y algo más guerrillera en los trazados diarios o en nuestro día a día. Esta Street Triple del año 2007 era la que tenía los faros redondos, heredados de la Speed Triple, y marcó todo un camino a seguir por parte de la marca británica.

La nueva Triumph Street Triple en realidad son tres modelos. El más básico es la versión S, que costará al rededor de los 9.500 euros, y que ofrecerá una potencia máxima de 113 cv. Sobre esta versión habrá una configuración que se podrá limitar a los 47 cv necesarios para poder conducirla con el carnet de moto A2. Esta versión llegará a las tiendas el mes de abril, y la limitada en junio).

El precio de la Triumph Street Triple 2017 será a partir de los 9.500 euros la versión más básica

El modelo intermedio será la Triumph Street Triple R, que sube su potencia hasta los 118 cv, tiene mejores suspensiones (elementos Showa en los dos trenes) y más modos de conducción que la S (solo tiene dos: normal y “rain” para lluvia), uno de ellos, Rider, configurable. Esta versión está prevista que llegue a las tiendas el mes de mayo.

La versión más preparada será la Triumph Street Triple RS, que añade más potencia a su motor hasta llegar a los 123 cv y añade una mejor horquilla delantera Showa con más regulaciones que la R, y un amortiguador trasero Öhlins, también completamente regulable. Esta versión es la adecuada si quieres usar tu moto de vez en cuando en circuito.

Estéticamente la moto cambia bastante, pero si perder las señas de identidad de un modelo tan carismático. La doble óptica delantera, que ha marcado las lineas de esta moto naked desde el principio, son ahora más redondeadas que el modelo precedente y más parecidas a las de la actual Triumph Speed Triple. La cúpula ahora está mejor resuelta e integrada en el conjunto, lo mismo que toda la parte trasera que aún da más sensación de ligereza. Como detalle hay que destacar que el subchasis trasero, realizado en aluminio, es de diferente color en cada una de las versiones.

Cuadro de instrumentos de la Triumph Street Triple R y RS Cuadro de instrumentos de la Triumph Street Triple R y RS

Cuadro de instrumentos digital en la Street Triple R y RS

Uno de los detalles más novedosos es el nuevo cuadro de instrumentos de la Triumph Street Triple. En el modelo más básico, la S, conserva el cuenta-revoluciones analógico de la versión anterior, y se ha revisado el display digital que añade el resto de la información.

Las versiones R y RS tienen una pantalla de cinco pulgadas, similar a la de un smartphone, con muchísima información. Tienen tres estilos de pantalla diferentes y asignados a los modos de conducción. También adaptarán su brillo y constraste en función de las condiciones de luz ambiente. La RS además tiene un cronómetro de vueltas pensado para su uso en circuito.

Basculante Triumph Street Triple Basculante Triumph Street Triple

Junto con el motor de más cilindrada, el chasis de la Street Triple también ha sido modificado bastante. Sobre todo se ha trabajado en el basculante porque al incrementar la potencia y deportividad de esta Naked era necesario que fuese más estable. El basculante es común a las tres versiones y las diferencias de comportamiento a este nivel las encontraremos fundamentalmente en el tipo de amortiguadores y regulación que llevan una u otra. El bastidor es un doble viga de aluminio y el paso de la moto es de 166 kilos… Algo menos en la versión RS por su escape más ligero. Triumph asegura que han hecho una de las naked más ligeras del mercado, y eso se debe de notar a la hora de ponernos a sus mandos.

Acelerador electrónico y modos de conducción

También ha llegado la electrónica a la Triumph Street Triple. Era de esperar. El acelerador ahora es electrónico en las tres versiones y su sistema de inyección permite ahora configurar varios mapas de motor y niveles de intervención del control de tracción. Ya hemos comentado que en la versión básica sólo nos encontraremos el modo normal y el Rain que nos dará un extra de seguridad en conducción en mojado.

Triumph Street Triple R 2017 Triumph Street Triple R 2017

Las R y RS añaden los modos de conducción Road, Rain, Sport y Rider (programable). La RS tiene un modo más, Track, para dar el 100 por cien en circuito. Con la programación del modo Rider podemos desconectar si lo queremos el control de tracción y la intervención del ABS.

En los frenos también disponemos de varias opciones. Los elementos Nissin delantero con pinza de dos pistones y Brembo monopistón detrás de la S, se transforman en elementos Brembo en los dos trenes en la R y RS. Pinzas monobloque delanteras, de cuatro pistones y anclaje radial. Hay también alguna diferencia extra entre la RS y la R; la primera lleva Brembo M.50 algo superior a la 4.32 de la R.

El embrague anti-rebote se combinará con un sistema de cambio asistido “Quickshifter” de serie en la versión RS  como opción en el resto de las Street Triple, que permite subir o bajar marchas sin necesidad de usar el embrague o cortar gas.

La Triumph Street Triple está llamada a ser toda una superventas del catálogo de la marca británica. La que fue una versión naked y adaptada de la Triumph Daytona ya se ha emancipado completamente de su hermana deportiva, para hacer en sí un nuevo y excitante tipo de moto. Enamora mucho y promete ser muy divertida.

 

Comentarios

comentarios