La Triumph Street Cup nace sobre la base de una Bonneville para convertirse en esta preciosa moto de carreras urbana, fácil de llevar y con una estética que nos recuerda a las motos de los primeros setenta.

Comparte los mismos principios estéticos que su hermana Triumph Street Twin pero con algunos detalles exclusivos como las llantas de aleación, un depósito de combustible con la llave del tapón oculta tras una tapa, detalles minimalistas como el carenado o las tapas del motor.

Asiento de la Triumph Street Twin

Si hablamos del propulsor nos encontramos con el de la Bonneville de 900 cc y de inmejorable para, sencillo y muy elástico a la hora de conducir. Para la primavera de 2017 contará, además, con un kit de limitación para que pueda conducirse con las motos del carnet A2. Este kit se podrá instalar fácilmente en el concesionario Triumph y desinstalarlo fácilmente (recuerda que debes de volver a pasar la ITV de la moto con el certificado de taller de que se ha eliminado el limitador) para que hagan la corrección en la ficha técnica.

El motor de la Triumph Street Cup es un bicilíndrico con una caja de cambios de cinco velocidades. A pesar de que el radiador queda bastante oculto y que se ha respetado la estética de los antiguos motores refrigerados por aire, éste está refrigerado por agua y en su interior guarda toda la electrónica característica de las nuevas motos británicas. El acelerador es electrónico, lo mismo que su sistema de inyección que se ha modificado para que el motor tenga más rendimiento con un incremento de un 18 por ciento de par y de un 22 por ciento de potencia en relación a las versiones precedentes. En la Triumph Street Cup se busca sobre todo una buena cifra de par y un motor sencillo de llevar, con 80 nm a 3.200 rpm… Realmente el motor empuja bien desde muy pocas vueltas.

Triumph Street Cup

La Triumph Street Cup es una moto para la Euro 4, y ello quiere decir que su motor es más eficiente (el consumo se ha reducido en torno a un 36 por ciento) lo mismo que las emisiones de gases contaminantes. Además Triumph ha ampliado los intervalos de mantenimiento hasta los 16.000 kilómetros (antes eran de 10.000), lo que es una ventaja de cara al coste anual que tenemos que dedicar a nuestra Triumph.

 

Comentarios

comentarios