Triumph con la Scrambler 1200 sigue profundizando en ofrecer dentro de la gama Bonneville motos con todo tipo de sabores. Quien encuentre en las trail convencionales motos sin demasiado estilo, ahora tiene esta otra opción que combina el gusto por la carretera y por el campo a partes iguales, dentro de una estética impresionante.

En 2016 Triumph lanzó la Street Scrambler, una moto que para el año 2019 recibirá algunos cambios. La Street Scrambler se basa en el motor de 900 cc bicilíndrico y High Torque que da vida a las nuevas Bonneville de iniciación. La Scrambler 1200 es la que tiene el motor grande, el mismo que vemos por ejemplo en la Thruxton R, con algo más de prestaciones que el 900 y que se nota, sobre todo, en la cifra de par de 110 nm a 3.950 rpm (un 37,5 por ciento más que el de la Street Scrambler). La potencia máxima es de 90 cv a 7.400 rpm.

Triumph Scrambler 1200 XE

Triumph Scrambler 1200 XE

Triumph Scrambler 1200 XE y XC

Las Triumph Scrambler 1200 tienen dos versiones. La XE es la más equipada y orientada para un uso más off road. La XC tiene algo menos de equipamiento y es algo más rutera. Las dos comparten mucha electrónica en su motor, con seis modos de conducción en la XE y uno menos en la XC: Rain, Road, Off Road, Sport y Rider (personalizable) y Off Road Pro (sólo en la XE). La XC tampoco cuenta con una unidad de medición inercial IMU, desarrollada conjuntamente entre Triumph y Continental, y que permite a una centralita saber si la moto está acelerando, frenando o en que grado de inclinación se encuentra. Gracias a ello tenemos una intervención perfecta del ABS o del control de tracción en situaciones más complicadas, por ejemplo en curva. En la XC el nivel de intervención del control de tracción lo tendremos que utilizar de una forma manual eligiendo el modo de conducción que mejor se adapte a nuestro estilo o a las condiciones de la carretera por la que vayamos a circular.

El embrague asistido y antirrebote es común en las dos versiones, un elemento que notaremos en la suavidad de su maneta y, sobre todo, si tenemos que hacer una retención algo brusca. También el componente tiene una mayor duración y resistencia. Triumph ha prolongado las revisiones obligatorias de esta Scrambler hasta los 16.000 kilómetros (lo normal es cada 10.000 kilómetros).

El cuadro de instrumentos de la Triumph Scrambler 1200 también es una novedad, que combina la estética clásica con una moderna pantalla TFT en color con un diseño diferente para cada modelo. El tipo de información que queramos ver se puede configurar a nuestro gusto y movernos por sus pantallas con las piñas del manillar que son retroiluminadas.

Cuadro de instrumentos de la Triumph Scrambler 1200

Cuadro de instrumentos de la Triumph Scrambler 1200

La iluminación de la moto cuenta con ópticas 100 por cien de LED, con faro delantero con DRL (luz diurna de alta intensidad). Nuevamente los diseñadores de la Scrambler han sabido combinar la estética clásica del faro redondo de las Bonneville con un montón de tecnología en su interior. Estética y seguridad, unidas.

Para completar el equipamento de serie en las dos versiones, las Triumph Scrambler 1200 tienen arranque sin llave, control de crucero gracias a su acelerador electrónico y tomas de carga USB.

Google y Go Pro

Dentro del equipamiento opcional encontramos un sistema de conectividad entre la moto y nuestro dispositivo móvil para poder controlar la música o las llamadas entrantes y salientes. Google ha colaborado, por primera vez con un fabricante de motos, en la integración de su sistema de navegación por símbolos; un tipo de navegación que facilita mucho la lectura de las instrucciones y que puede ser muy revolucionario para las motos donde el nivel de atención nunca puede bajar.

Go Pro también se ha integrado en la instrumentación de la Triumph Scrambler 1200. A través de los mandos de la moto podemos tener el control de la cámara onboard y grabar nuestras excursiones con toda comodidad.

Triumph Scrambler 1200 XE

Triumph Scrambler 1200 XE

¿A quién va dirigida la Triumph Scrambler 1200?

El fenómeno de las motos trail es un hecho, un éxito de ventas que se lleva prolongando ya varias décadas. El de las motos neoclásicas (también sucede lo mismo con los coches), también. Sus rivales las encontramos en las BMW NineT Scrambler y en la gama Ducati Scrambler que el año pasado también dieron su paso a las cilindradas superiores con la 1100. Frente a ellas Triumph luce todo su pasado. Con las Bonneville se hacían auténticas locuras para poder correr las carreras por el desierto, mucho antes de que aparecieran las primeras trail de los 80, claro. Las Bonneville T-120TT, T120C y TR6 SC fueron las primeras motos scrambler de producción en serie. Steve McQueen tenía una de ellas para correr y derrapar por el desierto. Claro, siempre está bien tener una moto con algo de historia.

Lo que sí es cierto que el motor bicilíndrico en línea de las Bonneville, Thruxton y de esta Scrambler va realmente bien. Es muy suave desde abajo, tiene una potente patada y un sonido que nos encanta.

La estética campera de la Scrambler es otro de sus grandes aciertos, lo mismo que elegir una rueda delantera de 21 pulgadas con la que podremos disfrutar mucho en carreteras muy rotas y en caminos; además la moto se hace mucho más manejable cuando vamos muy lentos y tenemos que colarnos entre los coches en un atasco.

El basculante de aluminio (en la XE es algo más largo) y la suspensiones posteriores firmadas por Ohlins es otro de los grandes argumentos de la Triumph Scrambler 1200. La horquilla delantera es una Showa de tipo invertido con un recorrido de 200 mm. Los frenos son de disco, doble delantero, con pinzas Brembo M50 monobloque y de anclaje radial.

Triumph Scrambler 1200 XC

Triumph Scrambler 1200 XC

Características exclusivas de la Triumph Scrambler XE

  • ABS y control de tracción optimizados para curvas mediante la IMU (unidad de medición inercial).
  • Horquilla Showa ajustable con mayor recorrido (250 mm).
  • Suspensión trasera Öhlins ajustable con mayor recorrido (250 mm).
  • Basculante de aluminio aún más largo (579 mm),
  • Seis modos de conducción: Road, Rain, Sport, Off-Road, Rider (configurable) y Off-Road Pro.
  • Estriberas plegables y ajustables.
  • Puños calefactables.
  • Acabados y detalles de alta gama.
  • Icónico escudo triangular de Triumph en el depósito.
  • Cubremanos con refuerzo de aluminio.
  • Maneta Brembo MCS.
  • Manillar acabado en plata con las torretas y la abrazadera en negro anodizado.
  • Horquilla dorada.

Las Triumph Scrambler 1200 llegarán a las tiendas durante al primavera de 2019

Triumph Scrambler 1200 con accesorios

Triumph Scrambler 1200 con accesorios

Otras personalizaciones de las Triumph Scrambler 1200

Kit ‘Escape’

Reforzando el estilo de los viajes de aventuras, el kit ‘Escape’ incluye la siguiente selección de accesorios para Scrambler 1200:

  • Alforjas con kit de anclaje.
  • Cubremanos.
  • Parrilla porta-equipajes.
  • Faros antiniebla de LED.
  • Caballete central.
  • Pantalla con kit de anclaje.

Kit  ‘Extreme’

Para remarcar aún más el estilo puramente off-road, el kit ‘Extreme’ incluye la siguiente selección de accesorios para Scrambler 1200:

  • Silenciador Arrow de fibra de carbono (homologado).
  • Protector de radiador de aluminio.
  • Tapón de aceite mecanizado.
  • Guardabarros delantero alto.
  • Abrazadera del manillar negra.
  • Intermitentes LED con kit de recolocación.
  • Extensión de la base de la pata de cabra.
  • Defensas de motor de acero inoxidable.
  • Rejilla para el faro delantero.
  • Embellecedor del faro delantero.

Comentarios

comentarios