La Triumph Bonneville Street Twin ha sido una de las novedades 2016 de la marca británica. Esta neoclásica recibe algunos detalles estéticos que la elevan a la categoría de moto deseada gracias a un toque exacto de personalización.

La Triumph Bonnevile Street Twin es toda una belleza. Sobre la base del modelo de entrada del fabricante británico y retoques en sus colores, llantas y escape, tenemos una de las Bonneville más bonitas jamás creadas.

Triumph Street Twin

Triumph Street Twin

Este año las Triumph Bonneville han sido completamente revisadas. Comenzando por su motor, éste ha sido completamente revisado. Sigue siendo un bicilíndrico en paralelo, con cuatro válvulas por cilindro y unas cifras de par de 80 nm a 2.300 rpm, que nos hablan por sí solas de un motor sencillo de conducir y rebosante de vida sea cual sea el el régimen al que lo llevemos. La gestión de su alimentación ahora es electrónica, a pesar de que se haya conservado la estética de un conjunto de carburadores en sus tripas, y el acelerador también es del tipo “ride by wire” o, lo que es lo mismo, sin más cables que los eléctricos.
El motor tiene el sonido característico de las motos de Triumph, algo que nos acompaña y nos enamora kilómetro tras kilómetro. Su sonoridad, además, viene de la mano de un nuevo silencioso, recto, de acero inoxidable cepillado y con un diseño francamente conseguido. Las tapas del motor también son de nuevo cuño realizadas en negro. La moto en su conjunto está cargada de detalles.

También este año las Bonneville han recibido refrigeración líquida, un detalle que mejora enormemente el rendimiento de sus dos cilindros, pero que se ha intentado ocultar estéticamente para no romper el encanto neoclásico de esta “made in England”. Con todo ello la gama Bonneville ha reducido en un 36 por ciento (según el fabricante) su consumo, y nos asegura menos emisiones contaminantes.

Motor de la Triumph Street Twin

Motor de la Triumph Street Twin

La parte ciclo de la Triumph Bonneville Street Twin también ha sido renovada con respecto a la versión anterior. El bastidor sigue siendo un simple cuna tubular en acero, pero ahora cuenta con una nueva Horquilla Kayaba con barras de 41 mm. y de 120 mm. de recorrido. Sigue conservando una pareja de amortiguadores traseros también firmados por Kayaba. Dinámicamente la Triumph Bonneville Street Twin tiene un comportamiento fácil, desde el primer momento te haces con ella, transmitiendo seguridad y sencillez. Manillar plano, posición erguida y natural, agilidad de respuesta gracias al tremendo par de su motor que siempre te ayuda. Sólo encontrarás los límites en giros demasiado cerrados, por ejemplo entre coches, que tenderá a hacer topes antes de la cuenta… Pero sin duda hablamos de condiciones muy extremas de tener que maniobrar con la Boneville en atascos muy cerrados. El asiento bajo y con el nuevo mullido, reafirman la sensación de seguridad y de confort de la nueva Street Twin.

La electrónica le ha venido de maravilla a la Triumph Bonneville Street Twin. De entrada lleva ABS de serie, un elemento que ya veremos en todas las motos de más de 125 cc con la llegada de la normativa Euro 4. Pero Triumph ha añadido otro elemento de seguridad que es muy importante, el control de tracción de serie y desconectable. Adiós a los sustos que nos llevábamos por ejemplo al arrancar sobre una línea de paso de cebra algo mojado. Además, el embrague es anti-rebote, lo que nos ayudará en la conducción urbana y en viajes más largos, junto con el ya mencionado acelerador electrónico.
Como ya hemos visto en muchas de las motos Triumph, el faro trasero, y a pesar de conservar formas muy clásicas, tiene un conjunto de leds en su interior que, a priori, no se funden. También cuenta con una cada vez más imprescindible toma de corriente USB e inmovilizador electrónico.

Cuadro de Instrumentos de la Triumph Street Twin

Cuadro de Instrumentos de la Triumph Street Twin

El cuadro de instrumentos mete en una única esfera todo tipo de información; una pantalla LCD ayuda a ello. Solo falta cuenta-revoluciones, pues tiene dos trips, nivel de combustible, consumo inmediato, kilómetros que puedes recorrer con la gasolina que te queda, dos parciales, marcha engranada o reloj horario, entre otras cosas.

Si quieres ir algo más allá en la configuración de tu Triumph Street Twin, puedes personalizarla tipo scrambler con una serie de elementos de fábrica que te lo pondrán más sencillo como escape elevado, placa cubre-cárter, intermitentes compactos o asiento inspirado en el rollo off road… El escape Vance and Hines, no es apto para usarlo en vías públicas, por lo que atención a este detalle.

Si lo tuyo es el Brat Traker también Triumph te propone una serie de accesorios exclusivos, lo mismo que el kit de inspiración Urban… Pero, ya de entrada y sin retocar la Triumph Bonneville Street Twin es una preciosidad.

Triumph Street Twin

Triumph Street Twin

Ficha técnica de la Triumph Bonneville Street Twin

  • Motor: 4 tiempos, 2 cilindros, 4 válvulas por cilindro
  • Cilindrada: 900 cc.
  • Potencia máxima: 54 cv a 5.900 rpm
  • Par máximo: 80 nm a 3.230 rpm
  • Chasis: Simple cuna tubular en acero
  • Freno delantero: Disco de 310 mm. de diámetro
  • Freno trasero: Disco de 255 mm. de diámetro
  • Suspensión delantera: Horquilla convencional
  • Suspensión trasera: Doble amortiguador
  • Neumático delantero: 100/90-18
  • Neumático trasero: 150/70-17
  • Longitud total: 2.090 mm.
  • Altura del asiento: 750 mm.
  • Peso en seco: 198 kg.
  • Capacidad del depósito: 12 l.

Comentarios

comentarios