Este fin de semana los ojos del mundo del X-Trial vuelven a ponerse sobre Toni Bou, quien defenderá por décimo año consecutivo su corona de campeón en la celebración número 40 del Mundial de X-Trial. Una competición que tendrá inicio en el Palau Sant Jordi de Barcelona y que también pasará por Austria y Francia.

En cuatro décadas, las pistas, complicaciones y técnicas han cambiado mucho, pero no hay duda de que Toni Bou ha sabido adaptarse cada año a las novedades del mundo del trial y nos lo confirman sus inigualables 20 títulos, 10 bajo techo y 10 al aire libre.

Los obstáculos en el X-Trial requieren de una preparación exclusiva y para el piloto del equipo de Repsol Honda el secreto está en la técnica, pues asegura que el haberse iniciado con las bicicletas le ha hecho un piloto más técnico y esto le brinda un mejor control de la máquina.

“Tienes que ayudar a la moto a ‘escalar’ el obstáculo, situándote en una posición que permita aligerar la parte delantera y cargar el peso en la trasera. Para una bajada, echamos el cuerpo hacia atrás, abriendo las piernas para bajar el centro de gravedad lo máximo posible”. Incluso la moto necesita de una preparación distinta a las carreras en la montaña y “después de analizar el recorrido, los mecánicos preparan la amortiguación, el embrague, el motor y los frenos”, explica el campeón de la disciplina.

A diferencia del trial al aire libre, en el que la paciencia y la forma física son fundamentales para carreras que pueden durar hasta 6 horas; en el indoor cada error cuenta y la concentración debe ser del cien por cien. Por eso, este domingo 5 de febrero los aficionados acudirán Sant Jordi, sabiendo el gran espectáculo que les espera a cargo de Toni Bou, Takahisa Fujinami, Jaime Busto y el resto de participantes en el Campeonato del Mundo de X-Trial.

Comentarios

comentarios