¿Merecen la pena las ofertas Lidl de equipamiento y accesorios para la moto? Una de las preguntas más frecuentes entre los foros y grupos de motoristas que suele generar mucha discrepancia entre los que se sitúan a favor y en contra. La semana de la moto de Lidl suele llegar casi siempre durante el mes de marzo, pero algunas semanas encontramos algunas otras cosas que bien nos pueden valer, y por poco dinero, para nuestro día a día sobre dos ruedas.

Normalmente la semana de la moto es cuando ponen a la venta el equipamiento y, según los años, han ido perfilando los productos hasta quedarse con dos tipos de cascos, abierto y cerrado, ropa interior térmica, el sotocasco y los guantes. Hemos tenido la oportunidad de probarlos todos, por el escaso valor que tenían merecía la pena darles un voto de confianza.

Cascos Lidl para moto

De los dos modelos de casco que Lidl pone a la venta lo único interesante es el precio. El modular cuesta 60 euros y lo tienes sólo en tres tallas M, L y XL. Tiene gafas interiores, un sistema de apertura estándar  y tomas de ventilación. La única talla de la calota hace que las tallas se consigan mediante un mayor o menor relleno de las capas interiores del casco. El volumen del casco es muy grande para las tallas más pequeñas Su cierre es micrométrico con elementos de plástico. Es ruidoso y bastante incómodo, muy pesado, y no te lo recomendaríamos bajo ningún concepto si quieres circular por carretera abierta con él. Muchos lo usan de casco para callejear y dejar en el hueco del scooter o en la maleta de la moto. Ojo que no cabe en los huecos de los scooter que van más justos.

El casco tipo jet del Lidl tiene un diseño muy atractivo, su precio de 30 euros lo es todavía más. Tiene una pantalla protectora para el viento, cierre micrométrico y tallas S, M y L (no tiene talla grande). Su única calota en su fabricación hace que sea demasiado grande para la talla más pequeña, porque ajustan el tamaño a base de las capas interiores. Su uso debe de ser exclusivamente urbano, como cualquier jet.

Guantes Lidl para moto de invierno

Los guantes Lidl para moto también tiene un precio excepcional, 20 euros, son de piel, con una membrana impermeable que funciona (siempre que no tengamos una lluvia demasiado intensa) y protecciones rígidas en los nudillos. El cierre del puño no llega nunca a ajustar bien y el interior es algo incómodo por sus costuras. En caso de duda compra una talla grande (los tienes talla M y XL), porque te dará algo más de juego. Está bien un elemento que tiene en el dedo índice que nos sirve para limpiar en caso de necesidad la pantalla del casco en caso de lluvia.

Equipamiento Lidl para moto

Sotocasco Lidl de moto

Muy bueno el sotocasco Lidl de moto, compra recomendada por 5 euros. Dura un montón, lava muy bien y protege bien del frío en el cuello. Suficientemente fino para ser cómodo y suficientemente grueso para abrigar bien durante los meses de invierno.

Ropa Interior térmica

Lidl fabrica mucha ropa técnica para diversos deportes y aquí también da la talla con la ropa interior térmica para moto. La camiseta cuesta 17 euros y los pantalones 13. Es un buen complemento si lo que vas a hacer es viajar en moto con un traje de cordura que te proteja del viento, lluvia y, en caso de caída, de la abrasión. Tanto la camiseta como los pantalones tienen ventilaciones en las zonas donde se puede producir más humedad a consecuencia del sudor. Lidl también fabrica equipamiento para esquí, y tiene bien cogido el punto a este tipo de ropa.

Faja lumbar para moto

La faja lumbar de moto es algo básica pero por 7 euros puede servirnos a quintarnos algo la fatiga de nuestra espalda. Su cierre es por un doble velcro y la tienes en tallas M y XXL.

Cargador de baterías de moto de Lidl

Cargador de baterías de moto de Lidl

Lo mejor: cargador de baterías Lidl

La herramienta del Lidl, siempre que no la vayas a usar de forma profesional, suele ser bastante buena. Para nosotros lo mejor es su cargador de baterías, electrónico y que te puede servir de mantenedor si no usas la moto a diario. Cuesta sólo 18 euros y es, para nosotros, una herramienta de taller imprescindible. Los primeros modelos dieron problemas en su botón de encendido y apagado, pero es algo que en los recientes cargadores ya está solucionado. Tiene una pantalla LCD con los programas de carga, incluido el de moto, y protección contra cortocircuito y sobrecarga. Si puedes hazte con uno. Aquí tienes algunos consejos sobre el mantenimiento de la batería de la moto.

Cascos Lidl para moto abierto y modular

Comentarios

comentarios