Este fin de semana se llevó a cabo la sexta edición de MotoMadrid, Salón Comercial de la Motocicleta, celebrado en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, y con la visita de más de 46.000 aficionados al mundo de las dos ruedas, el evento madrileño superó su propio récord de audiencia con respecto a sus ediciones anteriores.

Más de 300 marcas diferentes de productos para el motorista presentadas por casi 250 expositores que participaron en una edición que registró un satisfactorio nivel de ventas, según todos los involucrados. Este año MotoMadrid contó con la participación de una treintena de marcas de motocicletas que en conjunto presentaron más de medio centenar de novedades, impulsadas por la entrada en vigor de la normativa Euro 4 para motocicletas, que implica más eficiencia y menos contaminación.

El Salón madrileño presentó en primicia nacional la novísima Harley Davidson Street Rod que llegará a los concesionarios españoles en apenas unas semanas; el Scooter trail Honda X-ADV; la Suzuki GSX-S 750; la Royal Enfield Himalayan; o la Triumph Bonneville Bobber, entre otras muchas novedades.

Los visitantes también tuvieron la posibilidad de ver algunas motocicletas con mucha historia y kilómetros en ruta y circuito. El recinto contó con la presencia de la Suter con la que Marc Márquez logró el título mundial en Moto2 en 2012; la Kawasaki ZX 10 R 2016 de Jonathan Rea, en el stand de Pirelli; las motocicletas de competición del proyecto universitario MotoStudents y la BMW R 1200 GS de Miguel Silvestre en el stand de Club del Motorista.

Uno de los principales atractivos de MotoMadrid ha sido su amplio programa de actividades de carácter profesional, formativo, lúdico y de entretenimiento. En este sentido, los visitantes tuvieron la posibilidad de realizar rutas externas con motocicletas de las marcas Harley Davidson, Victory, Indian, Moto Guzzi y Royal Enfield; visionar las habilidades de pilotos de trial, enduro y stunt y de los pequeños alumnos de las escuelas Villarace, Lorenzo Competición Guadalajara, Rider’s School y la Escuela de Pilotos Z Riders de María Barbero, en minimotos; además de poder participar en los circuitos de pruebas de Piaggio y de NextMotorBike de motos eléctricas.

Por tercer año consecutivo, el Salón contó con la celebración de una jornada profesional que se desarrolló el viernes en paralelo a la apertura pública del evento, y que sirvió una vez más para favorecer la proyección de sinergias entre profesionales y empresas del sector de las dos ruedas. Además, se desarrollaron a lo largo de los tres días diversas ponencias sobre temas de interés para los profesionales en materia de electromecánica, pintura, fabricación y homologación, entre otros aspectos.

Por otro lado, entrando en materia de concursos, el taller de Huelva Kacerwagen se alzó con el máximo galardón del II Concurso de Constructores MotoMadrid, certamen en el que participaron más de una treintena de motocicletas que competían en las distintas categorías con el fin de recibir el premio absoluto al Mejor Constructor/Mejor Motocicleta.

El constructor onubense se presentó al concurso en la categoría Café Racer con una motocicleta denominada Pili, fabricada con la base de una Aprilia RSV 1000. La propuesta de Kacerwagen se enfrentaba a las primeras clasificadas en las otras tres categorías a concurso:  la motocicleta Chico Malo de XTR Pepo (categoría Free Style); la ClassWorks#199 de Classic CO (Retro/ Modified); y la Hattori de Hells Kitchen Garage (Harley Davidson Modificada).

Como en cada edición, la organización de MotoMadrid testó la opinión de los visitantes en relación al evento. De la encuesta, realizada in situ, se desprende que el 63 por ciento de los visitantes acudieron con intención de comprar y se valora con una nota media de 8 el conjunto de la propuesta ferial (instalaciones, material expuesto y actividades). Por segmentos, las motocicletas que mayor interés despertaron fueron las deportivas, las custom y las adventure-trail.  Los aspectos que generaron mayor descontento entre los visitantes fueron la ausencia de algunas marcas, la fluidez en las taquillas y los accesos y señalización hacia el recinto; pero siempre hay cosas que mejorar.

La feria ha concluido con éxito y ha llenado las expectativas de los asistentes. Ahora el turno es de Barcelona, donde del 30 de marzo al 2 de abril se llevará a cabo la segunda edición del Motoh! Barcelona 2017, un evento en el que estarán todas las marcas de motos representadas por Anesdor.

Comentarios

comentarios