Marc Marquez ha subido por la montaña de Hannenkamm sobre su Honda MotoGP. “Soy joven y me encantan los retos, si alquien me dice que vaya… Yo voy”, comentaba durante la realización de este reto que se emitirá de forma íntegra en Red Bull TV.

El cinco veces campeón del mundo, tres de MotoGP, dijo que lo que más le costó fue mantener el control de la moto, que es muy pesada y obviamente torpe sobre la nieve, pero que le impresionó sobre todo el grip (agarre) de la nieve con los Michelin de clavos.

El graciente del famoso Mousetrap tiene un gradiente de un 85 por ciento  se tuvo que afrontar a unos 110 kilómetros por hora.

Marquez contó  con la colaboracion del especialista en esquí Armin Assinger y del especialista en carreras de hielo Franky Zorn. En enero de 2016 el piloto de coches, también piloto Red Bull, Max Verstappen, realizó el mismo reto sobre cuatro ruedas.

 

Comentarios

comentarios