Multas por exceso de velocidad, multas de aparcamiento o por conducir habiendo bebido alcohol. Estamos acostumbrados a observar estas normas durante todos los meses del año… o eso nos gusta creer, porque parece que, una vez empiezan las vacaciones, nos olvidamos de todo y bajamos la guardia.

Mucho cuidado con el coche o con la moto en vacaciones, porque se nos puede ir al traste por una multa que nos avinagre el carácter y ocupe el espacio de todos los buenos recuerdos que queríamos conservar.

Y sobre todo para los que van en moto, recordad que hay que seguir las normas primero por nuestra seguridad y segundo por nuestro bolsillo. Es muy frecuente que con el verano bajemos la guardia y nos apetezca ir en moto con chanclas, pantalones cortos, camiseta o sin guantes. Algunas de estas cosas son sancionables, como veremos a continuación, pero tmaibién es cierto que ir sin protecciones en moto demuestra que no tenemos mucha cabeza.

Multas de aparcamiento

Pero no por haber aparcado en zona azul, o haber dejado el coche torcido. En estos meses parece que hay quien olvida que no se puede estacionar en cualquier sitio, y parece que brotasen los vehículos en zonas de carga y descarga, plazas para minusválidos, en medio de una curva o, la mejor de todas, en plena playa. Id con ojo, porque esa gracia puede llegar a costar hasta más de 30.000 € si dejas el coche en playas como la de Roquetas de Mar, Almería (en los accesos a la costa)

Si aparcas indebidamente en un sitio que no sea habilitado para ello, la multa oscilará entre los 200 € de las infracciones graves hasta los 100 euros de las leves.

Prohibido aparcar playa

Brazos dentro del coche

Con el calor es tentador llevar las ventanillas bajadas, y asomar el brazo o el codo por fuera del vehículo. Pues no debes hacerlo, porque ese fresquito extra te puede costar hasta 80 euros.

Saltarse un semáforo

Como te pillen pasando con él en rojo, de la multa de 200 € y cuatro puntos no te vas a librar. Además, no hay que olvidar que en algunos semáforos han instalado ahora también radares, así que hay que ir con especial cuidado y respetar esta señal por el bien de todos.

Multas por alcohol y drogas

Con el buen tiempo es muy apetecible sentarse en una terraza o un chiringuito y tomarse unas cañas o unos tintos de verano. Pues la broma puede costar entre 500 y 1.000 euros, y entre 4 y 6 puntos. Que no, que las multas por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas no son ninguna broma. Por eso siempre es mejor abstenerse si vamos a conducir, y recordar que la tasa máxima de alcohol por litro de aire espirado es de 0,25 mg.

Vestido y calzado de forma adecuada

Parece mentira, pero conducir sin camiseta, en chanclas o descalzo está prohibido, independientemente del calor que haga en la calle, además de ser una irresponsabilidad si vas en moto, con el fresquito empezamos a ver a conductores sobre dos ruedas vestidos y calzados de cualquier manera. Si te pillan, que sepas que son 200 euros de multa.

Prohibido conducir chanclas

El móvil, ni con pinganillo

Estamos hartos de oírlo: no se puede utilizar el teléfono mientras conducimos, ni siquiera con auriculares. La única forma permitida es con manos libres por bluetooth, y siempre durante el menor tiempo posible, evitando distracciones. Además, recuerda que ahora los radares también sabrán si vas utilizando el móvil, y eso costará 200 euros y 3 puntos. Casi mejor hacer los planes cuando hayamos aparcado y parar en lugares permitidos a consultar o devolver una llamanda.

El seguro es obligatorio

No hay excusas, ni siquiera la de “si está en el garaje y no lo muevo”. Un coche o moto sin seguro es una multa segura de entre 600 y 3.000 euros. Además, puede conllevar la inmovilización del vehículo.

No obstante, desde 2008 no es obligatorio llevar los papeles encima: los agentes tienen unas maquinitas fantásticas en las que incluyen la matrícula… “et voilá!” saben si corresponde multar.

Suelta el acelerador

La DGT lo ha dejado muy claro: va a perseguir especialmente a los que corran. Y las multas por exceso de velocidad no son ninguna broma: van de los 100 a los 600 euros, y puedes perder hasta 6 puntos del carnet.

No debemos olvidar que, aparte de los radares señalizados, la Dirección General de Tráfico tiene los móviles, que nunca sabemos dónde pondrán, y los Pegasus, que desde el cielo lanzan sanciones a diestro y siniestro.

Por cierto que si os planteáis escaquearos de los radares con inhibidores, podéis enfrentaros a multas de 6.000 euros.

Multas exceso velocidad

Adelantar, sólo por línea discontinua

Hay que estar atento a las señales de la vía. Descuidarnos y adelantar a otro vehículo pisando la línea continua supondrá 200 euros de multa y hasta 4 puntos menos en el carnet de conducir.

Pero mucho ojo, que no siempre paga el que adelanta. Porque si no permites un adelantamiento o no lo facilitas, también te las verás con una multa de 200 euros.

Lo que digan los agentes va a misa

Ante las señales de la vía, hay unas que imperan sobre todas las demás:  las que hace un agente. Hay que hacerles caso sí o sí, porque si no podremos ser sancionados con multas de 200 euros y perder 4 puntos del carnet.

Hay que haber pasado la ITV

Este requisito tampoco es negociable. Y también lo saben ya de forma telemática. La Inspección Técnica de Vehículos es obligatoria, y si no la has pasado o te la han denegado, tendrás que abonar una multa de 200 o 500 euros, respectivamente. Además, el vehículo podrá ser inmovilizado.

Compensa más pasar la ITV cuando corresponde (en turismo, es obligatoria a partir del cuarto año, una vez cada 2 años, y una vez que ha cumplido los 10 años, de forma anual). En el caso de las motos es cada dos años a partir del cuarto año de matriculación de la moto.

Pasar el ITV

Ponte el cinturón

Lo hemos oído hasta la saciedad, hasta la canción de “ponte el cinturón, protege tu vida”, pero parece que algunos todavía no se han enterado. No sólo es un elemento clave de seguridad para todos los ocupantes del vehículo sino que, además, no llevarlo es una infracción grave sancionada con una multa de 200 euros y 3 puntos. Y, por cierto, que da calor no es una excusa válida para el agente.

Cuidado con el equipaje

En época de vacaciones, todos llenamos el maletero o la vaca hasta arriba. Pues mucho cuidado, porque el reglamento estipula cómo hay que sujetarlo. En caso de ir perdiendo objetos en la vía nos enfrentaremos a una multa por valor de 200 euros.

Comentarios

comentarios