Las motos ya tienen distintivos medioambientales de igual forma que los coches. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha clasificado las motos en los mismos cuatro apartados que los coches para diferenciar a las más contaminantes de las menos. A partir de aquí se deja en manos de las diferentes administraciones, por ejemplo los ayuntamientos, el dar unos privilegios u otros a nuestros vehículos para fomentar el uso de los menos contaminantes o, por ejemplo, para no permitir su uso en los núcleos urbanos los días de alta contaminación.

España es uno de los países de la Unión Europea con un parque móvil de motos más viejo de todo el continente. Por un lado por el gran uso y afición a las motos que existe en nuestro país, fomentado qué duda cabe por una climatología envidiable para poder circular sobre dos ruedas prácticamente todo el año. Por otro porque no se ha hecho prácticamente ninguna campaña para fomentar la concienciación del cambio de moto, bien sea a través de medidas tipo Plan Renove, que sí se han realizado para coches u otro tipo de aparatos como calderas o electrodomésticos, o también a través de campañas en las que los motoristas se conciencien en que llevar una moto antigua es sinónimo de no gozar de todos los adelantos en materia de seguridad, eficiencia y, claro, de reducción de los elementos contaminantes.

Desde 1999 las motos comenzaron a tener que superar pruebas de control de emisiones, las denominadas Euro 2, Euro 3 y Euro 4, con el fin de obligar a los fabricantes de motos (los coches han tenido más fases de normativas Euros) a mejorar su tecnología en aras de motores más eficientes, así como en incrementar la seguridad de los vehículos. Por ejemplo hasta la Euro 4 no era obligatorio que las motos tuvieran sistemas de asistencia a la frenada tipo ABS o CBS.

Así las motos anteriores a 1999 no tendrán ningún tipo de categoría medioambiental y serán clasificadas como vehículos altamente contaminantes. Si tienes una clásica, ya sabes.

En función de la clasificación Euro obtendremos las siguientes etiquetas:

  • Etiqueta B: Euro 2
  • Etiqueta C: Euro 3 y Euro 4
  • Etiqueta Eco: Vehículos eléctricos PHEV y HEV (híbridos enchufables o no) con autonomía eléctrica inferior a los 40 kilómetros
  • Etiqueta Cero 0: BEV (100 por cien eléctricos), REEV (eléctricos pero con un pequeño motor de combustión de apoyo) y PHEV (híbridos enchufables) con una autonomía en modo eléctrico superior a los 40 kilómetros.

Obtener las etiquetas medioambientales para motos

Las etiquetas medioambientales para motos no llegarán a nuestro domicilio como sucedió con las de los coches. Para conocer cuál corresponde a nuestra moto podemos entrar en una página web que ha puesto en marcha la Dirección General de Tráfico DGT, y con colocar la matrícula de nuestra moto nos dará la etiqueta que nos corresponde. Las etiquetas se podrán pedir en estas oficinas de correos con un precio de cinco euros.

Las motos ya tienen distintivos medioambientales

Las motos ya tienen distintivos medioambientales

¿Es obligatorio llevar la etiqueta medioambiental en nuestra moto?

Las etiquetas mediambientales se deben colocar en un lugar visible del vehículo, de igual forma que hacemos con la de la ITV. No es obligatorio ni obtenerla ni colocarla, pero sí será recomendable si algún ayuntamiento va a discriminar que se pueda circular por unas zonas u otras de la ciudad, o aparcar o no libremente, en función del grado de contaminación de nuestro vehículo.

Entre los organismos que han colaborado para hacer las diferenciaciones medioambientales para las motos destacan: han participado entre otros organismos el Ayuntamiento de Madrid, el Ayuntamiento de Barcelona, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos ruedas (ANESDOR), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y  el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Desde ANESDOR se ha visto con buenos ojos esta clasificación, y ahora, según esta asociación, queda que los gobiernos regionales y locales tengan en cuenta que las motos son vehículos que independientemente del grado de emisiones de sus motores y eficiencia energética, contaminan menos que otros vehículos al circular con más agilidad y no estar parados contaminando, por ejemplo en un atasco. Las motos emplean entre un 50 y un 70 por ciento menos de tiempo que un coche en realizar un desplazamiento, reducen las congestiones de tráfico en la ciudad y favorecen la movilidad.

Desde que en 1999 se pusieran en marcha las normativas europeas para el control de sus contaminación, las motos han reducido más de un 90 por ciento sus emisiones.

Sólo el 55 por ciento de motos y ciclomotores tendrá clasificación ecológica

Según la DGT de un parque total de motos y ciclomotores en España de 5.303.210 unidades, el 45 por ciento es anterior a 1999 y no obtendría ninguna etiqueta ecológica. Solo el 29 por ciento es Euro 3 y Euro 4, y el 26 por ciento es Euro 2. No hay datos de motos eléctricas o híbridas clasificadas como Eco o Cero Emisiones.

Comentarios

comentarios