Dorna quiere hacer que la temporada de MotoGP se cumpla contra todo pronóstico. La idea de celebrar varias pruebas en el mismo circuito, en los que se pueda, cobra sentido para evitar desplazamientos de los equipos y para aprovechar aquellos escenarios en los que sea más sencillo disputar las pruebas del Mundial de Motociclismo.

Esta semana la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera y Dorna Sports, empresa que gestiona los derechos del Mundial de Motociclismo, han celebrado una reunión para debatir la posibilidad de celebrar en el Circuito Angel Nieto de Jerez dos pruebas de MotoGP y una del Mundial SBK a finales de julio y primeros de agosto.

Tras una reunión telemática mantenida esta mañana entre Juan Antonio Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, Mamen Sánchez Díaz, alcaldesa de Jerez de la Frontera, y Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna Sports, las tres partes han acordaron proponer al Gobierno de España la organización de dos Grandes Premios puntuables para el Campeonato del Mundo de MotoGP, los días 19 y 26 de julio de 2020.

Por otro lado, también se ha propuesto organizar una carrera puntuable para WorldSBK, el domingo 2 de agosto. Una vez recibida la autorización del Gobierno de España, se propondría a la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) la inclusión de las tres pruebas mundialistas en los respectivos calendarios. La primera prueba sería el Gran Premio de España, que abrirá la temporada de la categoría de MotoGP, y la segunda se llamaría Gran Premio de Andalucía.

¿Cómo serán las medidas que se adoptarán con los equipos para prevenir riesgos?

Para Carmelo Ezpeleta: «Estamos moviéndonos con las medidas actuales, para poder hacerlo en el próximo futuro. Espero que de aquí a julio las medidas no sean peores sino que sean mejores. La teoría es: ahora mismo como está, los de fuera de Europa tendrían que venir a Europa como mínimo 14 días antes de que se realice el primer Gran Premio y estar en Europa. Luego, todos los equipos, junto con los europeos, antes de salir de su país tienen que hacerse un test, que no sea más tarde de cuatro días antes del día que entren en este primer GP que sería en España. A partir de ahí, ellos vendrán con su test certificando que cuatro días antes de venir no tenían coronavirus y, a partir de ahí, nosotros cuando llegaran al circuito también les haríamos otro test. Tras eso, cada día tendremos un equipo con la Clínica Quirón que controlará que la gente no tenga síntomas y se controlará la temperatura de cada uno de ellos. Luego hay una serie de protocolos en caso de que algo sucediera, cómo lo haríamos».