El KYMCO Like 125 es un scooter preparado para el futuro. La firma taiwanesa dice que se trata de del primero de sus vehículos que ya contempla lo que se exigirá con la normativa Euro 5 en cuanto a emisiones contaminantes y rendimiento del motor y su eficacia. Para KYMCO es muy importante el impacto ambiental de sus productos porque en Taiwán en 2035 se prohibirá el uso de motocicletas de combustión, de ahí que el fabricante haya abierto dos líneas nuevas de productos: la de bicicletas de pedaleo asistido y la de scooter eléctricos con el peculiar sistema de baterías Ionex.

El KYMCO Like se sitúa entre los scooter de 125 más prácticos y urbanos, de bajo precio. Dentro de la casa compite directamente con el superventas Agility City 125, que es de rueda alta mientras que el Like no. Si quieres algo más de equipamiento y sin moverte de KYMCO tienes otras opciones como el Grand Dink o el Super Dink, que también han recibido interesantes modificaciones en los últimos meses.

KYMCO Like 125

El KYMCO Like 125 sigue siendo un scooter sencillo y práctico, con un motor monocilíndrico refrigerado por aire, al que se le han aplicado algunas mejoras importantes. Este motor servirá para cubrir gran parte del mercado mundial del fabricante durante los próximos años. No es un motor cuyo objetivo sea unas grandes prestaciones, si no un gran rendimiento y longevidad. La cifra de potencia máxima es de 11,6 cv a 8.500 rpm. Tiene cuatro válvulas y un nivel de consumo por debajo de los 2,8 litros a los 100. Sus emisiones contaminantes son están en un 70 por ciento por debajo de lo que permite la Euro 4.

Para lograr estos valores tan bajos de consumo y de contaminación se han utilizado componentes ligeros en la culata, una unos rodamientos en sus balancines optimizados y similares a los que se usan en otros modelos de gama más alta como el Super Dink y un árbol de levas completamente rediseñado. También KYMCO ha estudiado en profundidad que mecánicamente emita los mínimos ruidos posibles, con un rodamiento del cigüeñal similar a los de los KYMCO más equipados y una caja de resonancia del filtro del aire que es capaz de amortiguar mucho más el sonido de la admisión.

KYMCO Like 125

Cuadro de instrumentos del KYMCO Like 125

Luces de led y un cuadro de instrumentos más sofisticado

La estética del KYMCO Like es la de los scooter más clásicos y elegantes, pero con algunos detalles que nos transportan a los tiempos actuales como un conjunto de luces 100 por cien de LEDs. Junto con el KYMCO AK 550 es el segundo vehículo de la firma en adaptar un juego de luces completamente de LEDs. Mejor iluminación, más seguridad y menos consumo eléctrico.

Asimismo el cuadro de instrumentos tiene las formas clásicas que prevalecen en el Like 125 pero con una pequeña pantalla que complementa la información. Debajo de éste tenemos una guantera con un toma de corriente para dispositivos móviles, y algo más abajo la boca de llenado del combustible con apertura desde la llave de contacto.

KYMCO Like 125

Faro delantero del KYMCO Like 125

El hueco para el casco es algo anguloso y sólo nos permitirá alojar un elemento de tipo jet. Si necesitamos más capacidad de carga tendremos que optar por un baúl posterior; eso sí, la plataforma plana nos permitirá llevar entre las piernas una bolsa gracias a un útil gancho que encontramos en la parte delantera del asiento.

KYMCO Like 125

El precio del KYMCO Like 125 es de 2.599 euros y lo tienes en los colores rojo, blanco y gris. KYMCO ofrece condiciones especiales de financiación y el seguro obligatorio más robo gratis el primer año. Frente al resto de la gama de scooter KYMCO se coloca en el tramo intermedio con el Agility City (2.199 euros), que es el más barato, seguido del Miler 125 (2.399 euros); los dos son más funcionales y urbanos, si cabe, que el Like. Por encima tenemos los GT urbanos como el KYMCO Grand Dink 125 (3.699 euros) y el Super Dink, uno de los mejores scooter medios del mercado, por 4.299 euros.

Comentarios

comentarios