KYMCO hace unos meses anunció que volvería a incluir ciclomotores entre su oferta de scooter. El primero fue el Agility City 50 (Precio: 2.099 euros), una versión con motor pequeño del superventas Agility City 125, de rueda alta. Ahora le toca el turno al relanzamiento del Agility 50 (Precio: 1.749 euros), más pequeño, urbano y manejable que el Agility City, con rueda de 12 pulgadas que lo harán el rey de las calles y de los atascos. Además ahora KYMCO oferta todos sus scooter con precios especiales y muchas facilidades de financiación.

¿Por qué KYMCO ha vuelto a vender ciclomotores?

Cuando parecía que la categoría de los ciclomotores estaba muerta porque no merecía la pena sacarte la licencia de ciclomotor con 15 años y pagar por ella si con 16 ya te puedes sacar el A1 y conducir motos de 125 y ciclomotores… Y con el carnet de coche ya podías conducir motos de 125. La experiencia, y el uso de las motos eléctricas de alquiler, ha demostrado que los ciclomotores tenían mucho sentido. Primero porque los puedes conducir con el carnet de coche (o el de moto) independientemente de tu experiencia. Recuerda que para llevar un 125 con el carnet B debes tener al menos tres años de experiencia.

También hay que incluir a todas aquellas personas que se han sacado la licencia de ciclomotor para conducir cuadriciclos de cuatro ruedas y han visto que también sufren los rigores de los atascos.

Al final está claro que los ciclomotores tienen bastante sentido, si además les sumamos además que con un consumo de más o menos dos litros a los 100 kilómetros y una enorme sencillez mecánica. Y ahora en los tiempos de la nueva movilidad por el COVID-19, todavía más. Piensa que que todo volverá a la normalidad pero con restricciones en el transporte público y que un pequeño ciclomotor podría ser la solución.

KYMCO Agility 50

KYMCO Agility 50, la nueva apuesta de la marca taiwanesa para el mercado de los ciclomotores junto con el Agility City 125

El KYMCO Agility 50 tiene un motor de cuatro tiempos, refrigerado por aire, y 3 cv. de potencia, lo que se exige para poder ser conducido con la licencia de ciclomotor. Su peso de 97 kilos lo hace especialmente manejable y fácil de conducir. El asiento tiene suficiente tamaño por si eventualmente tenemos que llevar un acompañante y la plataforma plana, el pequeño hueco debajo del asiento y la parrilla portaobjetos posterior nos aseguran una buena capacidad de carga.

En este enlace tienes más información sobre los diferentes tipo de scooter urbanos que tienes en el mercado.