La KTM Duke 390 es una de las motos naked del mercado para el carnet A2 más divertidas. El espíritu “ready to race” de la firma austriaca se contagia en todos sus productos, incluso en su gama de motos más pequeña como son las Duke 125, 200 y esta 390. ¿Por qué comprarse una moto grande y limitada para el A2 si tenemos la KTM Duke 390? Los chicos de la firma naranja han llevado hasta el extremo de lo que exige la normativa para poder clasificar una moto para el carnet A2, y han conseguido un ejemplar único.

Frente a las versiones anteriores de la KTM Duke 390, en la edición 2017, que ha tenido que ser profundamente revisada entre otras cosas para hacerla apta para superar los controles de la normativa Euro 4, se han aplicado a fondo para solucionar los problemas de vibraciones y algún que otro acabado. Ahora nos encontramos con una versión muy refinada, mucho mas equilibrada y suave de conducir, pero sin perder ni un ápice de su carácter fundamentalmente deportivo.

KTM Duke 390 2017

La KTM Duke 390 es una moto Naked apta para el carnet A2

El motor de la KTM Duke 390 es un monocilíndrico con doble árbol de levas y eje de balance. De serie nos encontramos con un acelerador “ride by wire” (electrónico) y embrague antirrebote, que nos ayudará a la hora de las reducciones y logrará aumentar la longevidad de este componente. El escape es completamente nuevo, entre otras cosas para adaptar las emisiones a la Euro 4,  con salida lateral por el flanco derecho de la moto. Se ha tenido que reducir el sonido si lo comparamos con la versión anterior y gracias a ir más abajo que en las anteriores Duke, contribuye desplazar algo de peso a la parte inferior de la moto.

Si nos fijamos en el chasis nos encontramos que el subchasis posterior va fijado con tornillos en lugar de soldado como en la versión anterior y estrena una nueva horquilla delantera WP de tipo invertido y con barras de 43 mm. Detrás el amortiguador también es un WP, no en balde la esta firma de suspensiones forma parte del accionariado de KTM.

KTM Duke 390 2017 Cuadro de Instrumentos

Cuadro de instrumentos de la KTM Duke 390

En el apartado de frenos destacan elementos ByBre, que es la segunda marca de Brembo, obviamente con ABS que es desconectable de forma total o parcial, sólo en la rueda trasera, si elegimos el modo de conducción “supermoto”.

Otra de las novedades de la KTM Duke 390 2017 es el cuadro de instrumentos, que ha pasado de una pantalla monocroma a un TFT a todo color y con muchísima información. La pantalla se oscurece o brilla en función de las condiciones de luz y tiene un montón de menús para configurarlo a tu gusto. También es capaz de conectarse a KTM my Ride si estableces una conexión por bluetooth con tu teléfono móvil.

Dentro de la estética, sigue la línea de todas las KTM de 2017, con frontales muy afilados y arriesgadas formas que permiten la tecnología de LED para los faros… Como buena naked, la carrocería es escasa, lo mismo que la protección aerodinámica, dejando al descubierto las bonitas formas de su bastidor multitubular y las del motor. Tanto en la combinación de colores naranja o en la blanca, las llantas son de color naranja.

KTM Duke 390 2017

La KTM Duke 390 es una perfecta primera moto grande

A los mandos de la KTM Duke 390 parece que es nuestra moto de toda la vida. La postura de conducción es intuitiva, fácil, con el cuerpo erguido, los pies algo echados hacia atrás y mucho control de su manillar plano. Se trata de una magnífica moto para aprender sin tener que pasar por el peaje de motos del A2 más descafeinadas. Siempre tienes sensación de control, el ágil tanto en ciudad como por carreteras de curvas y el motor no te decepcionará. Se trata de una moto que no te exigirá mucho control sobre tu cuerpo para moverla; intuitiva es la palabra que nos viene constantemente a la cabeza.

Si vamos a ir acompañados, lo mejor es que sea para desplazamientos cortos. Se trata de una moto naked de corte algo radical y streetfighter y no de un moto de paseo. Nuestro acompañante en una postura algo forzada, con el asiento colocado en una posición bastante elevada y las rodillas muy flexionadas. Por el contrario el piloto sí que irá cómodo, con espacio suficiente y un ligero apoyo lumbar que nos servirá para encontrar la referencia de dónde colocar el límite de nuestra espalda.

El precio de la KTM Duke 390 es de 5.399 euros. Si la comparamos con sus rivales la que mas se acerca es la Kawasaki Z 300 (5.199 euros), la BMW G 310 R por 5.100 euros o la Yamaha MT 03 por 5.249 euros.

KTM Duke 390 2017

Ficha técnica de la KTM Duke 390

  • Motor: 4 tiempos, 1 cilindros. Refrigerada por aire
  • Cilindrada: 373,2 cc.
  • Potencia máxima: 44 cv a nd rpm
  • Par máximo: nd nm a nd rpm
  • Chasis: Multitubular en acero
  • Frenos delanteros: Disco 320 mm. de diámetro. Pinza ByBre de cuatro pistones y anclaje radial
  • Frenos traseros: Disco de 320 mm. de diámetro
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida WP, barras de 43 mm. de diámetro
  • Suspensión trasera: Amortiguador WP
  • Neumáticos delanteros: 110/70-17
  • Neumáticos traseros: 150/60-17
  • Distancia entre ejes: 1.357 mm.
  • Altura del asiento: 800 mm.
  • Peso en vacío: 149 kg.
  • Capacidad del depósito: 13,4 l.
  • Consumo declarado por el fabricante: 3,46 l/100 km.

KTM Duke 390 2017

Comentarios

comentarios