La KTM 125 Duke es una primera moto perfecta, no en balde es una de las 125 de marchas más vendidas. Por chasis, motor y facilidad de conducción, con esta moto aprenderás de verdad lo que son las sensaciones de ir en moto antes de dar el paso a algo más grande.

Con la KTM 125 Duke se resuelve uno de las grandes preguntas de todos los que quieren comenzar a dar sus primeros pasos sobre dos ruedas y moto: ¿moto o scooter? Porque si te has fijado en esta moto, seguro que no eres de los que buscas un vehículo práctico para desplazarte todos los días, si no que lo que quieres es comenzar a aprender a ir en moto. Se trata de una moto-escuela en toda regla, con un motor que no te dejará insatisfecho, y un chasis que ya comienza a darte esas sensaciones que sólo las motos son capaces de proporcionar.

KTM 125 Duke

KTM 125 Duke

KTM tiene una Duke para cada necesidad, y la 125 es la destinada a abrirte las puertas de un mundo que te seducirá. Además incorpora desde 2003 frenos ABS de serie, un plus de seguridad muy recomendable a la hora de hacer tus primeras curvas.

El motor de la Duke 125 entrega 15 cv muy aprovechables gracias a unas estudiadas relaciones de su caja de cambios de seis velocidades. No se trata de un motor agresivo, si no que han logrado una buena progresividad, suavidad en la entrega de su potencia y una velocidad punta y recuperaciones sorprendentes para tratarse de una pequeña 125. Cuatro válvulas, doble árbol de levas y refrigerado por agua. Además, con sólo 127 kg de peso el pilotaje de esta pequeña naked se hace de lo más entretenido.

Chasis de la KTM 125 Duke

Chasis de la KTM 125 Duke

Una de las claves la encontramos en su chasis multitubular, al más puro estilo de la marca austriaca, que se muestra muy eficaz en trazados revirados, donde disfrutarás mucho de la KTM 125 Duke. El peso se encuentra en un punto muy bajo, lo que nos da un plus de estabilidad y por ende de sensación de seguridad. Además la horquilla delantera invertida es realmente eficaz, lo mismo que el amortiguador trasero anclado directamente al basculante y con un sistema de progresividad exclusivo para KTM que bebe directamente de la experiencia de sus modelos más grandes como la 690 Duke. Todo el conjunto de suspensión está firmado por White Power, lo que es una garantía de calidad.

KTM no ha querido hacer una simple 125, si no que ha querido dotarla de todo el sabor que la firma naranja da a sus más exitosos modelos de carretera y de campo. Por ejemplo la pinza del freno delantero es de cuatro pistones y de anclaje radial. El disco delantero es de 300 mm (230 el trasero) y el ABS es desconectable. En las ruedas también encontramos elementos que bien podrían pertenecer a motos más grandes como llantas de aleación muy ligeras y neumático trasero de 150 mm.

Cuadro de instrumentos de la KTM 125 Duke

Cuadro de instrumentos de la KTM 125 Duke

A los mandos de la KTM 125 Duke nos encontramos con todos los elementos perfectamente en su sitio. Parece una moto pequeña, pero pronto nos daremos cuenta que está pensada prácticamente para cualquier talla, aunque iremos algo apretados si tenemos que compartirla con un pasajero. El manillar plano y muy al estilo de las “streetfighter” nos ayuda pronto a encontrar una posición natural y erguida, no como en algunas 125 más deportivas donde forzaremos más las muñecas.

Al motor, fabricado en las instalaciones de Bajaj en India por aquello de la economía de escala y para abaratar costes, le puedes estirar bastante… Pero empuja bien y naturalmente a partir de las 5.000 vueltas, por lo que también se adapta a una conducció tranquila. Además no es demasiado gastón, colocándose en todo momento por debajo de los cuatro litros a los 100.

El cuadro de instrumentos, completamente digital, peca un poco de pequeño y algo ilegible en marcha. Eso sí, lo importante lo tienes a la vista como es la velocidad y un testigo que se iluminará para indicarte que debes cambiar de marcha. La caja de cambios es bastante precisa y rápida, y como hemos indicado las relaciones son más que correctas para sacar todo el jugo a estos 15 cv que a veces parecen algo más.

Hay algunos detalles de la KTM 125 Duke que nos encantan, como es la quilla inferior, muy racing, el tapón del depósito del combustible articulado y digno de las mejores motos deportivas o el escape, muy pequeño y dejando libre de interferencias todo el tren delantero con una enorme sensación de ligereza. Debajo del asiento del pasajero encontramos un pequeño hueco para las herramientas y donde podríamos guardar un pequeño antirrobo. Los espejos son de muy bonito diseño y además de los que dejan ver bien lo que sucede atrás.

Quizás los 3.979 euros que cuesta la KTM 125 Duke te parezcan algo elevados, en comparación con otras rivales, pero su exclusividad merece la pena. Como modelos rivales puedes encontrar la Honda CBR 125 R (3.499 euros) o, mejor la Yamaha MT 125 por 4.349 euros.

KTM 125 Duke

KTM 125 Duke

Ficha técnica de la KTM 125 Duke

  • Motor: 4 tiempos, 1 cilindros, 4 válvulas por cilindro
  • Cilindrada: 124,7 cc.
  • Potencia máxima: 15 cv a 10.500 rpm
  • Par máximo: 12 nm a 8.000 rpm
  • Chasis: Multitubular en acero
  • Freno delantero: Disco de 280 mm. de diámetro y pinza de 4 pistones
  • Freno trasero: Disco de 230 mm. de diámetro
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida White Power
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador White Power
  • Neumático delantero: 110/70-17
  • Neumático trasero: 150/60-17
  • Distancia entre ejes: 1.350 mm.
  • Altura del asiento: 800 mm.
  • Peso en orden de marcha: 118 kg.
  • Capacidad del depósito: 11 l.

Comentarios

comentarios