La Kawasaki Z 800 es la moto deseada. Su permanencia mes tras mes en los lugares más destacados de las listas de motos más vendidas, habla por sí solo de la tremenda aceptación que ha tenido esta naked deportiva, streetfighter o como quieras llamarla.

Una de las claves de la Kawasaki Z 800 es que en realidad son dos motos. La tienes en versión de 113 cv y de más de 95 cv, con la que podrás apreciar el nivel deportivo de esta naked radical, o bien la versión “e” con un motor limitado que, de hecho, es la que registra casi todas las ventas.

El punto de partida de la Kawasaki Z 800 fue la anterior versión, la Z 750, a la que se ha añadido algo más de motor y la parte ciclo de la Z 750 R, que era bastante superior a la de su hermana estándar. Se trata de una moto con carácter, y en ella no debes buscar una perfecta ciudadana lista para un uso cómodo día a día. Estar ante toda una naked deportiva con lo que ello implica. La posición de conducción es muy “al ataque”, con el manillar bajo y ancho, las estriberas levantadas y lista para correr. El asiento es duro, a pesar que ha sido algo suavizado en relación con la versión precedente y, al menos, el depósito se muestra estrecho a la altura de nuestras piernas, favoreciendo nuestros movimientos a bordo.

Para circular por ciudad encontrarás que el ángulo de dirección no es demasiado grande, haces topes con mucha facilidad y te obligará a enredarte con maniobras si te has quedado atrapado, por ejemplo, en una fila de coches. Tampoco nos convencen demasiado los espejos retrovisores, bonito diseño pero poco prácticos para tener bien controlado todo lo que suceda a nuestras espaldas.

Kawasaki Z 800

Kawasaki Z 800

Hay bastantes diferencias entre la Kawasaki Z 800 estándar y la Z 800 e, limitada para el A2. Para empezar pasar el motor de los 95 cv a los 46,9 cv se consigue con unos colectores de escape más pequeños, y con la gestión de la centralita electrónica.

En las dos versiones el manejo del cambio y del embrague es suave, todos los elementos caen bien en su sitio y nos encontramos de una forma natural encima de ella. Con la version estándar el caso es que la aceleración es brutal, una fuerte patada en el culo nos dejan claro que los 95 cv están ahí… En la versión “e” pues todo pertenece más al mundo de los humanos, todo es más controlable y previsible… Ya sabes, habrá que esperar los dos años reglamentarios y tener el A, para disfrutar de esos otros placeres. En cualquiera de los dos casos el efecto del viento nos hará que nuestro limitador de velocidad funcione de forma inmediata en carretera abierta y nos recuerden que estamos encima de una naked en la que la protección es más bien escasa.

Los detalles estéticos de la Kawasaki Z 800 parecen sacados de un comic manga. El faro extraordinariamente bajo, detalles futuristas por donde fijes tu mirada, un colin afilado como el resto de la moto, detalles mecánicos al aire. La verdad es que pasará a la historia como una de estas motos que marcaron estética y futuro por todos sus rincones. Marca de la casa. El cuadro de instrumentos consta de tres esferas, que no dejan ver algunos detalles importantes como el cuenta-revoluciones y que tienen algunas faltas como el indicador de marcha engranada… Toda la información es digital.

Cuadro de instrumentos de la Kawasaki Z 800

Cuadro de instrumentos de la Kawasaki Z 800

En el apartado de suspensiones destaca una horquilla invertida que en el caso de la estándar es Kayaba regulable y en el caso de la “e” no cuenta con posibilidades de reglajes. También encontramos alguna diferencia en la pinza del freno delantero, de cuatro pistones en la versión “full power” y de dos en la limitada. Tiene sentido. También el precio es más reducido en el caso de la Kawasaki Z 800 e, con (de momento) versiones con y sin ABS (en 2017 todas tendrán que llevar ABS por aquello de Euro4), siendo 7.499 euros sin y 7.990 euros con ABS. En el caso de la versión sin limitar el precio sin ABS es de 8.525 euros, frente a los 9.025 si optamos por ABS.

Este año la novedad de la gama Kawasaki Z 800 ha sido la Sugomi Edition, una versión completamente tuneada con colores más llamativos y algunos destalles estéticos que harán furor entre los aficionados a los cómics. Las Sugomi Edition tienen terminaciones en rojo, aros especiales en las llantas y silenciadores Akrapovic personalizados y con un sonido de lo más característico.

Kawasaki Z 800

Kawasaki Z 800

Ficha técnica de la Kawasaki Z 800 (e)

  • Motor: 4 tiempos, 4 cilindros, 4 válvulas por cilindro
  • Cilindrada: 806 cc.
  • Potencia máxima: 113 cv a 10.200 rpm (46,9 a 8.500)
  • Par máximo: 83 nm a 8.000 rpm (76 nm a 8.000)
  • Chasis: Espina dorsal tubular con subchasis motor realizado en acero
  • Freno delantero: Doble Disco de 310 mm. de diámetro y pinza de 4 pistones (pinza de dos pistones)
  • Freno trasero: Disco de 250 mm. de diámetro
  • Suspensión delantera: Horquilla invertida (sin regulación)
  • Suspensión trasera: Monoamortiguador Uni-Trak (sin regulación)
  • Neumático delantero: 120/70-17
  • Neumático trasero: 180/55-17
  • Longitud total: 2.100 mm.
  • Altura del asiento: 834 mm.
  • Peso en orden de marcha: 229 kg. (226)
  • Capacidad del depósito: 17 l.

Comentarios

comentarios