La llegada de Jorge Lorenzo a Honda HRC ha cobrado ya mucha fuerza. El piloto mallorquín será el que aproveche el hueco que ha dejado Dani Pedrosa en el equipo Repsol Honda y será compañero de equipo de Marc Márquez durante las temporadas 2019 y 2020. De esta forma Honda se asegura el Mundial de Constructores con dos de los mejores pilotos de MotoGP a los que les avalan cuatro títulos mundiales en la categoría por parte de Márquez y otros tres por parte de Jorge Lorenzo.

Lorenzo ha sido el único piloto en disputarle un título de MotoGP a Marc Márquez, junto con Andrea Dovizioso. Márquez, tras la victoria de Lorenzo con la Ducati en el Gran Premio de Italia confesaba que él nunca había pensado que Lorenzo estuviera acabado, que todo su potencial como piloto de MotoGP estaba intacto.

La jugada de Lorenzo al final ha le ha salido bien, a pesar de que su ficha por año será considerablemente inferior de la que tenía en Ducati, donde ganaba 12 millones de euros por temporada. En Honda le pagarán cuatro millones de euros.

La crisis de Jorge Lorenzo en Ducati tuvo su punto culminante en el Gran Premio de Italia donde donde el CEO de Ducati, Claudio Domenicali, mostraba su malestar con el piloto mallorquín. En Qatar, primera cita de la temporada, abiertamente mostraba su satisfacción por el resultado de Andrea Dovizioso frente al obtenido por Lorenzo. El resto del equipo confiaba plenamente en el potencial de Lorenzo.

Honda con Márquez y Lorenzo tiene una auténtica bomba de equipo en su garaje. Todo un Dream Team que además coincide con otra de las aspiraciones de Repsol, que es la de apoyar a los mejores pilotos españoles.

Comentarios

comentarios