Jonathan Barragán y el regreso de Gas Gas al Rally Dakar nos están dando muchas alegrías en esta primera mitad de la edición 2018. El piloto madrileño de motocross se ha convertido en el mejor rookie del año con puestos muy destacados. Quien conoce a Jonathan sabe que es un piloto duro y correoso, no se ha dejado amedrentar ni por la complicada navegación, las arenas más blandas o la altitud por la que discurren algunas de las etapas. En esta entrevista nos cuenta algunos detalles más de su año de debut en el rally más duro del mundo.

Esta es tu primera participación en el Dakar, has sido el mejor rookie en dos de las seis etapas disputadas y estás siendo una de las grandes revelaciones de esta prueba, ¿esperabas una actuación así antes de venir?

“Este es mi primer Dakar y estoy aprendiendo mucho cada día. Todavía me falta seguir mejorando en la navegación, pero en general estoy muy contento. Mi rendimiento en el Dakar está siendo bueno. Llevamos sólo la mitad de carrera y es cierto que está siendo dura, sobre todo aquí en Bolivia por el frío. La verdad es que prefiero el calor, pero en Argentina volveremos a tener temperaturas muy altas”.

Llegas a la etapa de descanso bien clasificado, ¿cuáles son tus expectativas hasta el final de la prueba?

“Hemos llegado a la jornada de descanso bien situados en la clasificación, pero el objetivo más importante para nosotros, más que el resultado, es acabar esta prueba. Ahora llegan etapas muy duras, incluyendo dos etapas maratón, y las siete jornadas que nos quedan serán bastante difíciles, así que tendremos que apretar al máximo”.

¿Qué está siendo lo más difícil para ti en tu primer Dakar?

“La navegación. Creo que es un punto en el que aún tengo mucho que aprender y mejorar. Otra de las cosas que no estoy llevando demasiado bien es el hecho de dormir tan poco. Sólo descansamos unas cuatro horas diarias, y aunque el primer día quizás no lo notes, al cabo de una semana ya sientes que el cuerpo no responde igual. Tenemos unos enlaces muy largos y nos levantamos casi cada día a las tres y media de la mañana. Pero seguimos con muchas ganas. Ya hemos completado la primera semana y nos queda menos para nuestro objetivo, que es llegar a Córdoba”.

Jonathan Barragán ha demostrado que su experiencia en Motocross es muy válida para una prueba com el Dakar

Jonathan Barragán ha demostrado que su experiencia en Motocross es muy válida para una prueba com el Dakar

Se hablaba antes de empezar el rally de lo complicada que sería la navegación, ¿está siendo tan dura como esperabas?

“Sí, sobre todo en Perú, en las dunas. En ese terreno, me costó mucho navegar cuando iba solo y encontrar la dirección correcta a seguir”.

Y la experiencia del Dakar, ¿está siendo como esperabas?

“Llevo una semana de carrera y la verdad es que está siendo tan dura como me esperaba. De momento estoy viviendo muchos contrastes. Las dunas y el calor de Perú. Ahora el frío, la altitud y los caminos de Bolivia. Y todavía nos quedan las altas temperaturas que nos esperan en Argentina”.

“El Dakar es una carrera 100% de resistencia a lo largo de dos semanas y el motocross es todo lo contrario, es explosivo”.

¿Qué diferencias has observado entre la forma de competir en Motocross respecto a como se hace en el Dakar?

“El Dakar es una carrera 100% de resistencia a lo largo de dos semanas y el motocross es todo lo contrario, es explosivo. Una carrera muy corta en la que tienes que darlo todo en un breve espacio de tiempo. En el Dakar siempre van apareciendo adversidades pero tienes que aprender a pensar a largo plazo para superarlas”.

¿La salida en línea de la tercera etapa, en San Juan de Marcona, te recordó a tus viejos tiempos en el motocross?

“Sí, y me gustó mucho. Creo que las salidas de este tipo siempre son espectaculares y ver a los pilotos del Dakar saliendo en grupo es más atractivo que ver las salidas habituales, arrancando en solitario cada tres minutos”.

¿Qué te ha sorprendido de los grandes pilotos de rally junto a los que has tenido la oportunidad de rodar estos días?

“Me ha sorprendido la velocidad con la que pilotan y navegan a la vez. Aquí hay pilotos muy rápidos, pero lo difícil de verdad es ir rápido navegando bien, y eso es lo que más me ha llamado la atención”.

Y por último, tras tantos días fuera de casa, ¿qué es lo que más se echa de menos?

“Después de una semana durmiendo poco y comiendo lo que puedes y cuando puedes, lo que más se echa en falta es una buena cama y buena comida, y el hecho de disponer de algo de tiempo para relajarte, algo que aquí es imposible, porque falta tiempo para todo”.

Jonathan Barragán nos enseña los secretos del Road Book

Comentarios

comentarios