Joan Mir se ha proclamado hoy tras el Gran Premio de Australia Campeón del Mundo en la categoría Moto3. No por poco esperado, el piloto del Leopard Racing tenía todas las papeletas en el bolsillo, es menos emocionante. La cantera de jóvenes valores españoles en el Mundial de Motociclismo sigue muy viva.

Mir ha logrado el título de Moto3 de la misma forma que lo ha hecho en la mayoría de las carreras del Mundial 2017: ganando. Todavía quedan los grandes premios de Malasia y de Valencia por disputarse, y Mir tiene matemáticamente el título por 55 puntos de ventaja sobre sus más directos rivales.

Joan Mir, de 22 años, debutó en el Mundial de Moto3 en 2015 como piloto sustituto de Hiroki Ono. Mir partía desde la posición 18, hizo una buena remontada hasta estar luchando por las cinco primeras plazas, pero se vio involucrado en una caída. El Leopard Racing, en 2015, luchaba también por el título en Moto3 que se llevaría Danny Kent. Mir antes había participado en carreras de mini motos y en la Red Bull Roockies Cup, donde fue segundo al término de la temporada 2014. Tras su paso por el FIM CEV Repsol (cuarto en 2015), el Leopard Racing vio en él a un posible campeón del mundo y en 2016 ya estuvo compitiendo en el Mundial de Moto3. Un año de aprendizaje y en 2017: campeón del mundo.

Joan Mir, Campeón del Mundo Moto3

Este año Joan Mir no ha perdido el tiempo. Comienza la temporada con victorias en Qatar y Argentina. La remontada de Termas del Rio Hondo cuando partía desde la 16 posición dejó claro que Joan Mir se crece en carrera, a pesar de no hacer bien sus deberes durante las sesiones de entrenamientos. En el equipo le llaman cariñosamente “Miracle Mir“. Desde la carrera de Jerez ha sido el líder del Campeonato del Mundo de Moto3 y fue abriendo brecha en la clasificación provisional del Mundial tras las de Le Mans, donde su principal rival Romano Fenati sufrió una caída. En el Gran Premio de Cataluña, Mir hizo vibrar a sus fans en sus sillas con una carrera perfecta, que le hizo quitarse el mal sabor de boca de la anterior en Italia.

En Holanda y Reino Unido, donde una bandera roja le privó de poder hacer el ataque final, no tuvo tanta suerte… Pero las victorias en Alemania, República Checa, Austria y Aragón, dejaron sentenciado el Mundial antes del periplo asiático. La semana pasada en Japón, bajo una fuerte lluvia, no pudo hacer mucho más que esperar a que en hoy en Australia hiciera historia.

El año próximo le espera seguir haciendo milagros en la categoría Moto2, donde estará dentro de la estructura del Estrella Galicia 0,0, en lugar de Franco Morbidelli o de Alex Márquez, que presumiblemente darán el salto a MotoGP.

Comentarios

comentarios