El Honda Super Cub 125 es un scooter que marca la historia de la firma del “ala dorada”, tanta que fue la moto que diseñó Soichiro Honda y Takeo Fujisawa (los fundadores de Honda) y que prácticamente dio comienzo a la exitosa historia de la firma japonesa. El Honda Super Cub fue, desde sus orígenes en 1958, un scooter pensado para ser práctico, “un elemento útil y divertido en la vida de la gente”. En 2017 se fabricó la unidad número 100 millones, dada su enorme popularidad en los mercados asiáticos. Es la moto más vendida de la historia.

60 años más tarde el Honda Super Cub vuelve a distribuirse en Europa con un diseño que ha intentado mantener la estética del modelo original, pero introduciendo todos los avances que Honda ha desarrollado en segmento de los scooter durante los últimos años. Originalmente su cilindrada era de 100 cc, pero lógicamente su motor se ha adaptado a las necesidades de la convalidación que permite conducir scooter de 125 cc. con el carnet de coche y más de tres años de experiencia.

Freno de disco delantero del Honda Super Cub 125

El freno delantero del Honda Super Cub 125 es de disco y tiene ABS, no así el trasero, confiado a un tradicional tambor

Seguro que te llama la atención su estética clásica, con aletas muy envolventes que protegen ruedas con llantas de aluminio de 17 pultadas; todo un rueda alta proporciona un extra de estabilidad frente a otros scooter de rueda más pequeña. Las suspensiones son convencionales, y la horquilla delantera conserva un simil a los antiguos protectores de las barras, que se integran dentro del escudo del scooter. El faro delantero tiene elementos de LEDs y tras él un velocímetro con un display digital que recopila bien la esencia clásica y el diseño más moderno.

El asiento es monoplaza y con una combinación cromática muy destacada sobre el color del scooter. Detrás la clásica parrilla portaobjetos y el piloto trasero, también de LEDs y de diseño totalmente retro. El tren trasero tiene un conjunto de amortiguadores con embellecedores que nos recuerda a las motos de los años 50.

Cuadro de instrumentos del Honda Super Cub 125

Cuadro de instrumentos del Honda Super Cub 125

Los diseñadores del Honda Super Cub 125 del Siglo XXI han sabido jugar bien con las formas y los colores, sobre todo los del protector de las piernas que dan la categoría de scooter a este vehículo. El motor deriva de otros modelos de Honda, con variador automático de velocidad e inyección electrónica; bajo consumo y buenas prestaciones, junto con un funcionamiento suave y de escasísima sonoridad. Honda ha trabajado especialmente en éste, como en el resto de la gama de scooter 125, para que las transiciones de las marchas estén bien escaladas y sean muy suaves.

El chasis es de acero con una estructura super rígida que ha hecho de la robustez la seña de identidad del Super Cub. en los dos costados vemos el símbolo clásico de Honda, una logo con el que la firma japonesa identifica a sus modelos más carismáticos e históricos.

En los frenos vemos un sistema ABS de un sólo canal, lo que significa que sólo actúa, como en el caso del PCX 125 recientemente presentado, sobre el freno delantero que es de disco. El freno trasero está confiado a un tambor convencional; suficiente para las pretensiones y prestaciones de este scooter.

Entre el equipamiento de serie destaca la llave tipo Smart Key y los colores disponibles son:  Azul Niltava Perlado; Rojo Nebula Perlado.

El Honda Super Cub 125 llegará a las tiendas durante el último trimestre de 2018.

Honda Super Cub 100 1958

Así era el Honda Super Cub 100 de 1958.

Comentarios

comentarios