La Honda CB 125 F está orientada hacia todos aquellos que sin carné de moto quieran llevar una moto de marchas, además de todos aquellos que se sacan el A1 con 16 años. Seguro que si ya tienes el A2 estás pensando en otras motos, claro, pero estas 125 tienen mucha razón de ser.

Se trata de una de las 125 de marchas de mayor venta. La Honda CB 125 F (2.499 euros) tiene duros rivales como la Yamaha YBR 125 que con un precio de 1.999 euros se convierte en una de las 125 más económicas. También tiene rivales que están marcando tendencia en este mercado de las 125 de marchas como la Suzuki Van Van 125 a pesar se su elevado precio, 3.479 euros. O las café racers y scramblers de Mash, como la Seventy Five (2.195 euros) y con una mecánica claramente inspirada en la de la Suzuki Van Van. Y más allá, también más cara, la KTM 125 Duke (3.979 euros).

Honda recientemente revisó en profundidad su CB 125 F para actualizarla con la inclusión de la inyección electrónica y una estética renovada. Sólo le faltó meterle un segundo freno de disco detrás y un sistema de frenada combinada o con ABS para que nos gustase especialmente este modelo orientado hacia un uso urbano y, fundamentalmente de iniciación. Para el 2017 deberá llevar al menos frenada combinada o ABS si quiere pasar la normativa Euro 4.

El mercado de la moto en España en su ranking de ventas está copado de scooter automáticos. Sin duda motos para personas, en su mayoría y sin querer generalizar, que quieren un medio de transporte eficaz y económico sin tener que sacarse un segundo carné de moto. Las 125 de marchas tienen mucha más esencia de moto, son más divertidas de conducir y nos dan un punto de referencia muy bueno si queremos seguir escalando entre los diferentes peldaños que tiene la legislación en forma de permisos para acceder al mundo de la moto. Nosotros, sin duda, las recomendamos como moto escuelas y para no coger todos los vicios de conducción que adquiriremos si sólo llevamos motos automáticas.

Cuadro de instrumentos de la Honda CB 125 F

Por la calidad y el buen hacer de Honda, la CB 125 F es uno de los mejores exponentes de esta categoría de motos de 125 con marchas. También lo es porque acierta en la sencillez de su mecánica. Aquí nos encontramos un sencillo motor de 125, cuatro tiempos, con inyección electrónica y refrigerado por aire. Sencillo y eficaz, porque sólo consume dos litros a los 100 kilómetros. Teniendo en cuenta que dentro del depósito caben 13 litros, ¡tenemos para hacer casi 600 sin repostar! Y económico porque sus revisiones sólo consisten en cambio de aceite cada 4.000 kilómetros, no lleva filtro de aceite desechable si no uno reutilizable… Los neumáticos, kit de transmisión, pastillas y demás no son, evidentemente, de las más caras del mercado. Además su mecánica, de puro simple, es muy fiable y duradera.

Así tenemos una moto que puede acompañarnos a lo largo de los años en nuestros recorridos y necesidades fundamentalmente urbanas. En carretera la moto se comporta bien, chasis, suspensiones y vida a bordo acompañan, pero siempre tendremos la limitación de un motor de 125 que entrega sólo 10 cv y unas aceleraciones y velocidades punta muy limitadas… Sobre todo lo notaremos que no podemos fluir junto con el tráfico en una autopista e iremos algo incómodos sin poder adelantar por ejemplo a un camión que vaya a nuestra misma velocidad… Cuestión de paciencia.

La Honda CB 125 F es suficientemente grande como para poder ir en pareja sin problemas, claro con las limitaciones del motor. Nuestro acompañante tiene dos grandes asas y un asiento bien dimensionado y confortable. Si vamos solos disfrutaremos de una moto muy bien proporcionada y con una postura de conducción cómoda y natural. No es una deportiva y eso se nota en muy buen ángulo de dirección para poder fluir entre los coches en situaciones muy congestionadas de tráfico. Al no tratarse de un scooter, deberemos de llevar las cosas en una mochila, porque casi no tiene huecos, solo debajo del asiento, que se abre entero, y donde podremos llevar la documentación. Nosotros preferimos llevarla en la cazadora o en la mochila, de todas formas. Un baúl posterior podría ser un perfecto complemento para esta 125 de marchas.

El cuadro de instrumentos no se olvida de un indicador de marcha engranada, algo muy práctico cuando aprendemos a ir en moto. Sí de un reloj horario que se nos convierte en algo muy práctico cuando vamos haciendo recados por la ciudad. Tiene sólo dos esferas para el velocímetro y cuenta revoluciones, indicador el nivel del combustible (con tanta autonomía nos olvidaremos pronto de repostar) y los indicadores básicos.

Parte posterior de la Honda CB 125 F

El chasis también es muy simple. Se trata de una estructura de tubos de acero que queda oculta por una carrocería muy actual. Las suspensiones están confiadas a una horquilla convencional delante con barras de 31 mm de diámetro y un recorrido muy pensado al uso urbano. Atrás una sencilla pareja de amortiguadores con regulación en la precarga del muelle completan el conjunto.

A pesar de su desfasado tambor trasero el disco delantero cumple sobradamente con sus 240 mm de diámetro. Las dimensiones de las ruedas también son las más adecuadas.

Si quieres ir más allá de la Honda CB 125 F, tiene una hermana, la CBR, mucho más deportiva y también más cara, 3.499 euros. De todas formas si lo que buscas es una auténtica moto-escuela aquí tienes un perfecto punto de inicio.

Honda CB 125 F

Ficha Técnica de la Honda CB 125 F

  • Motor: 4 tiempos, 1 cilindro, 2 válvulas por cilindro
  • Cilindrada: 124,7 cc.
  • Potencia máxima: 10,6 cv a 7.750 rpm
  • Par máximo: 10,2 nm a 6.250 rpm
  • Chasis: Multitubular en acero
  • Freno delantero: Disco de 240 mm. de diámetro y pinza de 2 pistones
  • Freno trasero: Tambor de 130 mm. de diámetro
  • Suspensión delantera: Horquilla telescópica
  • Suspensión trasera: Doble amortiguador
  • Neumático delantero: 100/80-18
  • Neumático trasero: 90/90-18
  • Longitud total: 2.035 mm.
  • Altura del asiento: 775 mm.
  • Peso en orden de marcha: 128 kg.
  • Capacidad del depósito: 13 l.

Comentarios

comentarios