La Harley Davidson Road King Special estrena los nuevos motores Milwaukee Eight del fabricante norteamericano, además de algunos detalles estéticos que actualizan esta legendaria custom.

Las Road King sin ser tan aparatosas como las Electra son unas de las mejores Touring de Harley Davidson. Esta edición Special tiene un juego de maletas alargadas exclusivas y rígidas, que la llevan también al mundo de las bagger. La selección de los colores, en terminaciones mate y con predominancia de los detalles en negro la hacen, además, un poco dark y menos clásica que sus hermanas “de serie”.

Pero lo más novedoso de la Harley Davidson Road King Special es su motor. Con la llegada de las normas medioambientales europeas Euro 4, y las que se prevén en Estados Unidos, a Harley Davidson no le ha quedado otra que revisar sus motores más grandes, dotándolos de refrigeración por agua en el caso de las Ultra, o de refrigeración por aceite a alta presión como en el caso de esta Road King. El motor de esta forma mantiene mejor su rendimiento con independencia de la temperatura. También se ha modificado la distribución, con un simple árbol de levas y válvulas que no requieren reglaje de por vida. La distribución se hace, además, por cadena.

Las culatas de los motores Harley Davidson Milwaukee Eight son de cuatro válvulas y tienen doble bujía para hacer un quemado de la mezcla más eficaz. Harley ha tenido que sacrificar algo el sonido de sus motos, algo que alarmará a sus incondicionales, y también las vibraciones. Pero aseguran que han logrado un equilibro “auditivo y vibracional” que será del agrado de su colectivo.

Brad Richards, que es el vicepresidente de diseño de Harley Davidson, describe a la Road King Special así: “La gama FL siempre ha reflejado la pureza de la experiencia de pilotaje de Harley Davidson. Reemplazando las superficies cromadas por el color negro y rebajando el perfil de la moto, hemos trasladado la tradicional Road King a un nuevo espacio que es muy habitual en el entorno ‘custom bagger’. Creada para ser pilotada y ser pilotada a fondo, la Road King Special también aporta un carácter amenazante, porque para eso la hemos diseñado”.

Los detalles estéticos a los que se refiere Mr. Richards son, además de su juego de maletas alargadas y de estética “bagger”, el frontal oscuro, rematado con un faro en terminación negro brillante. Al frontal se le ha quitado la pantalla de serie, ojo si la quieres para viajar, y se le ha añadido un manillar “mini ape” de nueve pulgadas de alto. No se trata de un “cuelgamonos” auténtico, pero su postura es algo elevada.

Otros detalles en negro de la Harley Davidson Road King Special son el protector del motor, manillar y mandos, espejos, carcasas de los intermitentes, tapas del motor y del filtro del aire, silenciadores y los protectores del escape. Sólo vemos cromados en unos pequeños detalles del motor como la parte inferior y superior de las varillas de empuje de los balancines, entre otros.

Son especialmente bonitas sus llantas a las que se ha denominado tipo “turbine”. Están realizadas en fundición de aluminio y también reciben terminación en negro brillante. La parte trasera se ha rebajado al máximo para enfatizar su tendencia “bagger”. Los silenciadores pasan por debajo de las maletas en una posición muy rebajada y la placa de la matrícula también tiene un anclaje muy cercano al suelo.

Si hablamos del chasis de esta Road King hay que destacar algunas de las novedades 2017 de toda la gama, como son la adopción de amortiguadores traseros más progresivos y regulables en la precarga del muelle. Y una nueva horquilla delantera de doble válvula que asegura un mayor confort y rigidez durante la ruta.

Comentarios

comentarios