Graham Jarvis, con Husqvarna, se ha adjudicado la edición 2017 de la prueba de enduro extremo Red Bull Sea to Sky, celebrada en Turquía los pasados 28, 29 y 30 de septiembreMario Román (Sherco) fue el mejor piloto español, terminando en segunda posición y a nada menos que un minuto y medio del británico tras cuatro horas de exigente recorrido. Jarvis logró hacer un buen registro en la zona de la playa, lo que le valió para terminar la prueba con algo de tranquilidad y volver a casa con el título por quinta vez.

“Es increíble volver a ganar la Sea to Sky. Esta victoria significa mucho porque me he encontrado con que los rivales tenían mucho nivel. Hemos estado luchando casi hasta el final y de forma muy igualada, es algo increíble. He tenido una buena salida en la carrera de la montaña, pero tan pronto como hemos entrado en el bosque la pista se ha llenado de polvo y no podía ir con alguien delante. También he sufrido una caída tonta y he roto el embrague, pero con un poco de cinta he logrado hacer una reparación que me ha valido para terminar (…) Funcionaba, pero no iba perfecto. La mitad de la carrera ha sido muy rápida y pensaba que no lograría seguir el rimo de los pilotos que iban en cabeza. Ha sido muy duro mantenerme en cabeza. Hacia el final, había unos 100 metros de rocas pero he logrado mantener la calma y pasar al resto. Desde ahí he ido a tope hasta llegar al final”, comentaba Graham Jarvis al término de la prueba.

Detrás de Mario Román, el también piloto de Sherco, Wade Yung haría también presencia en el podio. Alfredo Gómez ha sido cuarto en esta ocasión, seguido de Billy Bolt y de Jonny Walker.

Alfredo Gomez fue cuarto en la Red Bull Sea to Sky

Alfredo Gomez fue cuarto en la Red Bull Sea to Sky

Alfredo Gómez comentó por su parte: “He vuelto a disfrutar mucho aquí, en Turquía. Siempre es una carrera muy divertida. Este fin de semana he salido muy bien, he logrado ir tercero en la carrera de la playa, pero esta ha sido realmente dura y las posiciones se han ido alternando. Al llegar al bosque la cosa no ha ido muy bien para mí. Tenía buen ritmo, pero hacía muchísimo calor y había mucho polvo, mucho más que en los años anteriores. He intentado marcar un buen ritmo para poder llegar al final con algo de garantía y tener una buena posición de salida de cara a la última carrera. En la montaña el recorrido fue bastante duro; mi salida ha sido buena, pero dentro del bosque había mucho polvo y no era posible pilotar correctamente. Durante la noche ha caído algo de lluvia, en la parte más alta del recorrido el polvo se ha convertido en barro y había muchas trampas. He alcanzado a Graham Jarvis y he logrado seguirle bastante cerca. Cerca de la cabeza he visto también a Mario Román y a Wade. He intentado dar lo mejor de mí, pero no ha podido ser”.

Comentarios

comentarios