El piloto argentino Sebas Porto fue uno de los invitados de honor del Gran Premio de Argentina. Uno de los pilotos Honda que nos hacía vibrar durante 2004 cuando logró, luchando con Dani Pedrosa, el subcampeonato del mundo de 250. Pedrosa logró su primer título en el cuarto de litro, convirtiéndose en el campeón del mundo más joven de la categoría intermedia. Sebas Porto aprovechó el GP comentarnos qué ha sido de su vida tras abandonar el Mundial y darnos su opinión de lo que está viendo esta temporada.

¿Cómo es tu vida de ex-piloto mundialista?

“Muy buena. Estoy disfrutando de mi tierra, Argentina, relajado y tratando de hacer muchas cosas que me gusten. Sigo relacionado con el motociclismo: tengo mi equipo en Argentina y trabajo para la televisión en el Campeonato del Mundo de Superbikes. En definitiva, estoy entretenido, pero a la vez, trato de hacer una vida tranquila junto a mi familia”.

Sebas Porto y Dani Pedrosa durante el Mundial de 250 en 2004

Sebas Porto tuvo que conformarse con el segundo puesto en el Mundial de 250 en 2004 ante la supremacía de un genial Dani Pedrosa

¿Qué te dicen los aficionados cuando te reconocen?

“Los aficionados son impresionantes. Siempre fui una persona muy abierta, simpática y, en ese aspecto, siempre tuve las cosas claras. Has de saber respetar a la gente, saber que hay mucha gente detrás que te sigue. Cuando deportivamente las cosas no van bien, a veces, tienes que dejarlo un poco de lado y cumplir con la gente que está ahí esperando una foto o un autógrafo. El público argentino, de por sí, es un público muy pasional. De la misma manera que se vive el fútbol, el motociclismo no está ausente de ese fanatismo. A pesar de que ya hace años que me retiré y que seguramente haya muchos chicos que no me hayan visto correr, el cariño está, el afecto, el reconocimiento de ser el único argentino que ha triunfado. Eso es especial y cuando vas a un Gran Premio y ves a gente que aún te quiere, te dan ganas de estar activo. Fue muy especial para mí”.

Sebas Porto: De la misma manera que se vive el fútbol, el motociclismo no está ausente de ese fanatismo. A pesar de que ya hace años que me retiré y que seguramente haya muchos chicos que no me hayan visto correr, el cariño está, el afecto, el reconocimiento de ser el único argentino que ha triunfado

¿Te has perdido en televisión alguna carrera de MotoGP en los últimos años?

“No me he perdido ninguna. Sigo igual de entusiasmado que cuando estaba en activo. Seguramente alguna carrera me habré perdido durante estos doce años por compromisos, pero nunca me he perdido ninguna porque no haya querido verla. Para mí es imposible alejarme de ese mundo, es algo que perteneció a mi vida durante doce años”.

En el GP de Argentina te vimos saludando a muchos amigos en el paddock. Con Dani Pedrosa, uno de tus principales rivales por el título de 250 cc, charlaste un buen rato. ¿Estuvisteis recordando viejos tiempos?

“Sí, estuve paseando por todos los boxes y me encontré con mucha gente conocida. Algunos han cambiado, pero otros hace muchos años que están en el campeonato. Casi todos mis mecánicos, mis técnicos, siguen estando en activo. Para mí es especial, porque al igual que ellos me reconocen y me quieren, yo también les tengo mucho respeto. Han sido personas importantes para mí. Trabajar con motos de carreras implica tener mucha confianza en tu gente, en tu equipo y en tus mecánicos. También estuve hablando con amigos, con Jorge Lorenzo, con Dani Pedrosa, Valentino Rossi y muchísimos pilotos más. Todos sabemos la relación que tengo con Dani. Fue mi rival pero también un gran amigo. Estuvimos hablando con él durante el fin de semana y fue muy especial y emotivo. Hablamos de todo, siempre hay bromas de la época en la que competíamos en 250 cc”.

Sebas Porto y Dani Pedrosa en 2004

¿Cómo estás viendo el inicio de la temporada en la categoría reina?

“Muy atractivo. Llevamos dos carreras con distintos ganadores y está todo muy abierto. Cada año se abre más el abanico de pilotos con opciones a ganar. La mezcla de veteranos con los jóvenes ha hecho crecer el potencial. Aunque, por supuesto, hay seis o siete candidatos firmes. Por lo que vimos en Catar, parecía que Márquez y Dovizioso empezaban como terminaron el año pasado, siendo los reyes de MotoGP. Por diferentes motivos no lo hicieron en Argentina, pero apareció un Rins muy fuerte y un Crutchlow que hizo una gran carrera. Más allá de todas las circunstancias que pasaron, Marc fue el dominador de todo el fin de semana. Dani también parecía que iba a hacerlo muy bien, lástima de esa caída en la primera vuelta que lo condicionó”.

¿Crees que hay muchas diferencias ahora mismo entre las distintas motos de fábrica y las satélite?

“Siempre hay diferencias y tiene que haberlas, por algo son motos oficiales y motos privadas. Pero no es lo mismo que pasaba en mi época. Hemos visto muchas veces motos semioficiales funcionando muy bien. De hecho, el otro día ganó Crutchlow que, aunque casi sea una Honda oficial, está dentro de un equipo privado. Miller también hizo la pole… Hay muchos equipos que están fuertes, por no hablar de Zarco, que en las dos carreras ha estado por delante de las Yamaha oficiales. La diferencia no es tan grande. El piloto es el que marca la diferencia”.

El Mundial de Motociclismo llega ahora al circuito de Las Américas. ¿Conoces este trazado? ¿Qué te parece?

“No conozco el Circuito de Las Américas. No tuve la suerte de correr ahí, así que sólo lo he visto por televisión. Es del estilo de la F1, un trazado muy espectacular con una pista larga, muchísimas curvas… En definitiva, tiene un poco de todo. El primer sector es muy rápido, con cambios de direcciones sumamente interesantes. Tiene frenadas que prácticamente son esquinas donde hay que parar totalmente la moto y volver a acelerar. A Marc se le da muy bien este circuito por su estilo de pilotaje y va a volver a ser serio candidato este año”.

Como piloto, sabes que lo más difícil no es ganar, sino mantenerse arriba. ¿Crees que Marc Márquez puede lograr su sexto triunfo consecutivo en Austin?

“He estado dentro y sé lo difícil que es mantenerte física y mentalmente con el paso de los años. Pero creo que lo de Marc se complementa por muchos factores: es muy rápido y tiene la misma hambre que cuando empezó. ¡Y aún es joven! Ha ganado mucho en poco tiempo, pero está prácticamente en su plenitud. Le queda mucho por delante y, a la vez, ya ha ganado mucho”.

Sebas Porto en 2004

¿Quiénes serán sus principales rivales en esta carrera?

“Habría que analizarlo un poco más en detalle pero, a priori, creo que Zarco está en un buen momento. Habrá que ver cómo se adaptan él y la moto a la pista, ya que no es un circuito favorable para las Yamaha. Crutchlow viene de ganar y va a llegar muy motivado a Estados Unidos. Después está Valentino y falta ver si Maverick consigue dar ese salto. Rins también viene de hacer un podio… Austin va a estar muy abierto, pero sin duda, por los cinco años que lleva ganando, el favorito es Marc”.

¿Te atreves con un pronóstico del ganador a final de temporada?

“Aún falta muchísimo para final de temporada y sabemos que, siendo un Mundial tan largo, puede pasar de todo. Sabemos que hay seis o siete pilotos capaces de luchar por el título. Sin duda, los principales candidatos son Marc y Dani si se recupera pronto, Valentino, Zarco y Dovi, por supuesto. Entre ellos va a estar la pelea por el campeonato, veremos cómo se va desarrollando la temporada”.

Comentarios

comentarios