Nunca vayas en moto o scooter en chanclas, pantalón corto o camiseta. No nos cansaremos de recordarlo y es algo que debes meterte bien en la cabeza. En caso de caída, aunque sea a baja velocidad, las quemaduras que te harás en tu piel serán irreversibles y, en el mejor de los casos, un bonito recuerdo de algo que nunca debiste hacer.

En los meses de verano vemos constantemente motos y, especialmente, scooter con personas que parece que nunca van a sufrir un accidente. Puede parecer lógico que en desplazamientos cortos, dentro de la ciudad, la sensación de peligro sea menor pero pensad que en algunos tramos o calles más despejadas y yendo a la velocidad reglamentaria de 50 km/h podemos tener un caída que nos haga deslizar por el abrasivo asfalto.

Mucho menos en carretera. Vemos por autopista personas a bordo de todo tipo de motos con pantalón y camisa de manga corta y con calzado que es un milagro que se sostenga en los pies cuando tengamos que hacer un movimiento brusco o echar pie a tierra de forma inesperada.

Conducir en moto con chanclas: 200 euros de multa

Conducir en moto o coche con chanclas está prohibido y sancionado con 200 euros de multa. Más allá de la sanción económica, poner un pie a tierra en un semáforo con chanclas es todo un ejercicio de equilibrio y una buena forma de perderlas. Nosotros añadimos que tampoco deberías de ir con zapatos abiertos y mucho menos con sandalias de tacón que impida el movimiento y la estabilidad del pie en todo momento. No es extraño ver por la mañana en los accesos a las grandes ciudades personas en grandes motos con el traje de ir a la oficina y zapatos tipo “castellano” con las “borlitas” al viento. Lo peor de todo es que muchos van en grandes BMW con todas sus maletas. ¿No sería mejor dejar el traje en la maleta e ir bien equipado? Siempre nos podremos cambiar cuando lleguemos a nuestra oficina.

Cuida tu equipamiento en moto en verano

También es muy típica la escena de dos personas en moto, fundamentalmente el hombre a los mandos y la mujer de pasajero, el primero correctamente equipado y la segunda con un vestido y zapatos abiertos. Siempre nos ha parecido una incoherencia llevar a una persona de pasajero en nuestra moto con un nivel dan desigual a la hora de pensar en su seguridad.

Otra imagen muy frecuente es la de la persona que va en una moto deportiva, sin guantes y con la camiseta ondeando casi en su nuca por la turbulencia de aire que se genera en su espalda. Peor si va con un casco abierto y gafas de sol… Y mucho peor si la estampa la adornamos con un bañador. La verdad es que cuando vemos estas cosas en carretera se nos suelen poner los pelos de punta.

Hoy contamos con un equipamiento para moto de verano que es una auténtica pasada. Chaquetas ventiladas con la máxima protección, guantes ventilados, pantalones vaqueros con refuerzos de Kevlar y botas de caña baja ventiladas debería de ser nuestro look de moto para el verano. No es tan difícil combinar esto con una segunda vestimenta para cuando nos bajemos de la moto… Y, si no es posible, elige otro medio de transporte, no te juegues la piel.

Comentarios

comentarios