El Paseo de Extremadura va a ver reducida su velocidad máxima. Y es que el radar que más multas pone de Madrid,entre el túnel de la avenida de Portugal y el cruce con la avenida de los Poblados, se reducirá de 70 km/h a 50 km/h los próximos meses.

Parece que soterrar el primer tramo de la Carretera de Extremadura no fue suficiente. Así se desprende de la nueva medida aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid. Y es que han decidido que la zona tiene demasiado ruido para los vecinos, por lo que van a reducir el límite de velocidad, fijándolo en 50 km/h.

El radar que más recauda

En este punto de la A-5 se sitúa el radar que más multas pone de toda la ciudad, a la altura del kilómetro 4. Durante el 2015 sólo ese radar multó a un total de 54.050 personas por sobrepasar los 70 km/hora permitidos, lo que supone 148 sanciones al día. En conjunto, el importe abonado por los conductores infractores sumó el año pasado 5.557.000 euros.

El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado esta propuesta del PSOE con el apoyo de Ahora Madrid. Pretenden minimizar el ruido que padecen los vecinos de la zona, ruido generado por los 100.000 vehículos que pasan por esa carretera cada día. Ahora, va a ser declarada Zona de Protección Acústica Especial.

Durante el próximo año van a redactar el proyecto de conversión de este tramo en avenida urbana. Así, se va a contemplar poner pasos de peatones a nivel regulados con semáforos en la mediana, reducir la anchura de los carriles y ampliar las aceras que existen en la actualidad. Así, se reducirá el tráfico y, en consecuencia, el ruido.

Según la propuesta defendida por el concejal socialista Chema Dávila, en paralelo se abordarán los proyectos de los aparcamientos disuasorios en el entorno de la A-5 que sean viables. Además, se planteará al Consorcio Regional de Transportes el establecimiento de nuevas líneas lanzadera de autobús desde estos parkings hasta el intercambiador de Príncipe Pío.

Comentarios

comentarios