El ángulo muerto cuando circulamos en moto nos limita la visión lateral trasera y suele ser el motivo de muchos sustos o accidentes. Los motoristas más expertos saben evitarlo echando una mirada extra hacia atrás cuando vamos a cambiar de carril, pero es algo que durante una fracción de segundo nos hace quitar la mirada de la carretera, y como bien sabes en moto todo suele suceder en fracción de segundos.

Es curioso lo poco que han evolucionado los espejos retrovisores de la moto, y también cómo muchas marcas prestigiosas dan más importancia al diseño de sus retrovisores antes que a su efectividad.

Hay muchos motoristas que piensan que los espejos no valen para nada, que como siempre se va más rápido que el tráfico no hace falta mirar atrás. Se trata de una falsa verdad porque siempre puede venir otro que vaya todavía más deprisa y que no nos pueda esquivar. Los momentos más delicados se producen en los cambios de carril, en situaciones de media congestión y en muchos casos cuando por ejemplo un coche a nuestras espaldas ha hecho un cambio de carril y no lo tenemos controlado.

El moto debemos estar pendientes de lo que sucede delante y detrás

El moto debemos estar constantemente pendientes de lo que sucede delante y detrás

También podemos tener problemas en las rotondas, donde el ángulo de inclinación de la moto y que debemos de estar atentos a todo lo que sucede delante, detrás y a nuestros lados nos hacen estar procesando información a toda velocidad.

Lo ideal para ir en moto es tener siempre a todos los vehículos controlados y, por supuesto, echar muchos vistazos a nuestros retrovisores.

Lo ideal para ir en moto es tener siempre a todos los vehículos controlados y, por supuesto, echar muchos vistazos a nuestros retrovisores. No te dejes sorprender nunca por nada y, sobre todo, si no lo tienes 100 por cien claro, echa una mirada hacia atrás… Que te puede librar de un buen susto.

El angulo muerto en la visión de una moto

Coloca bien los espejos para reducir al máximo el efecto del ángulo muerto de tu moto

Otro de los consejos, para controlar bien la situación por detrás es moverte encima de la moto e intentar mirar al espejo desde varios ángulos. Esto nos ayudará a no tener que perder la visión frontal de la moto y a no tener que girar la cabeza hacia atrás.

Los retrovisores siempre los deberemos llevar bien regulados. Sentado en una posición natural encima de la moto, regúlalos para que tengas una referencia de tu cuerpo (hombros) y que te permitan abarcar el máximo ángulo de visión. Los espejos muy integrados en el manillar, por debajo de las punteras de éste o demasiado pequeños (por ejemplo los que vemos en algunas custom transformadas) requerirán que les prestemos el doble de atención.

También es importante que lleves los retrovisores bien apretados, tanto en la rótula del propio espejo como en su soporte. El viento cuando salimos a carretera pueden hacer que se plieguen al aflojarse reduciendo nuestra seguridad.

Casco de moto con visión posterior

Casco de moto con retrovisor Reevu

Casco de moto con retrovisor Reevu

¿Las soluciones al ángulo muerto en moto? La mejor quizás sean los nuevos cascos que hay en el mercado con un sistema de visión posterior como los Reevu que tienen un sistema de espejos que nos proyectan la imagen de lo que sucede en la parte trasera de nuestra moto en la zona superior de la pantalla de éste.

Otros fabricantes, como BMW están ensayando con sistemas que proyectan la información de la moto o la de una cámara posterior en la zona de visión del piloto, como el del prototipo “Head Un Display”. Pero de momento sólo se trata de un prototipo.

Casco de moto BMW Head Up Display

Casco de moto (prototipo) BMW Head Up Display

En este enlace puedes ver más consejos de conducción del Club del Motorista.

Comentarios

comentarios