Un estudio del Real Automóvil Club de España, dice que el 80 por ciento de los automovilistas conduce distraído cuando realiza sus desplazamientos diarios. El 57 por ciento se preocupan por cuestiones derivadas del trabajo, el 54 por ciento por temas familiares y el 35 por ciento por problemas económicos.

El 74 por ciento de los conductores de coches confiesan tomar rutas de manera automática al no ir con la mente centrada en la conducción, es decir, conducir en modo “piloto automático” y más de la mitad (el 54 por ciento) no evitan coger su vehículo aunque estén emocionalmente alterados (estrés, enfado, euforia…). El RACE ha puesto en marcha, junto con BP y Castrol la campaña #alvolanteZENtrate, con una serie de vídeos virales y consejos de conducción para evitar distracciones que pueden poner en peligro por ejemplo la seguridad de los motoristas, porque cuántos de nosotros no ha tenido que evitar el cambio de carrril inesperado de un conductor que se ha distraído, por ejemplo, revisando las llamadas de su teléfono móvil o un mensaje entrante.

Durante la conducción, la atención es cada vez más importante y debe garantizarnos un control total de lo que nos rodea, algo fundamental para la seguridad al volante. Cada vez existen más causas externas que pueden alterar y poner en peligro nuestra conducción, tales como el mal uso teléfono móvil, la radio, distracciones provocadas por los acompañantes, etc. Pero quizás lo más importante sea nuestro propio estado emocional y las preocupaciones del día a día, que se están convirtiendo en factores de riesgo muy importantes.

No hay que olvidar que la atención funciona de manera secuencial: se piensa en una cosa en cada momento de tiempo, pero no tenemos la capacidad de que funcione de forma paralela. Es por esto que, en la conducción, el tráfico y nuestra seguridad deben ser los únicos pensamientos que ocupen nuestra mente.

El RACE da algunos consejos antes de ponernos al volante y también al manillar de nuestra moto como:

  1. Toma consciencia de tu estado interior antes de subir al coche; si has tenido una discusión o te encuentras especialmente alterado, un pequeño paseo de 5 minutos puede ayudar a relajarte antes de conducir.
  2. Antes de poner en marcha el coche, céntrate en lo que vas a comenzar a hacer y planifica mentalmente tu ruta.
  3. Cuando te descubras en ‘piloto automático’, respira profundamente, presta de nuevo atención a la conducción y céntrate en el tráfico.
  4. Practica la conducción defensiva: conduce a velocidad moderada, en marchas largas y anticipando posibles contratiempos, reducirá tu estrés y conducirás con mayor seguridad.

Algunos consejos orientados hacia los motoristas

Nosotros añadiríamos algunas más orientadas hacia la protección de los motoristas ante conductores distraídos o alterados:

  1. Mantén siempre la distancia de seguridad y no bajes la guardia ni en las condiciones de tráfico más fluído.
  2. Si circulas entre coches con tráfico muy congestionado, presta atención a lo que sucede en el interior de los coches, los movimientos bruscos de sus ocupantes pueden significar que en su interior hay una discusión. Intenta obtener el máximo de información de quién lleva el coche observando su comportamiento.
  3. Un movimiento errático de un coche puede significar que su conductor está manipulando un dispositivo móvil o buscando una emisora de radio.
  4. Presta atención a los posibles objetos que conductores guarros lanzan desde las ventanillas, colillas, latas o papeles son más habituales de lo que te podrías imaginar.
  5. No te pongas a discutir desde tu moto con otro vehículo, tienes todas las de perder.

Aquí puedes encontrar más artículos sobre conducción segura.

Comentarios

comentarios