Joan Barreda se anotó la victoria de la séptima etapa del Rally Dakar 2018, pero el piloto de Honda tuvo una caída en la que le pasó la moto por encima y se hizo daño en su rodilla izquierda. Los médicos vieron que no había nada roto, pero que tenía algo de líquido en la rodilla, lo que le ha obligado a fijarsela y a intentar seguir el rally mermado físicamente.

“Estaba yendo bien y recuperando varios minutos cuando en medio de la tormenta me he salido de la pista y me ha caído la moto encima, golpeándome la rodilla. He pasado por los médicos y me han dicho que no hay nada roto, pero que tengo algo de líquido dentro de la rodilla. Vamos a ver si me la pueden fijar y mañana vamos a salir a intentar aguantar la etapa, aunque veía las estrellas cuando tenía que apoyar la pierna en algunas curvas”, comentaba Barreda tras concluir la séptima etapa.

Adrien Van Beveren con Yamaha fue segundo, seguido del argentino líder de la prueba Kevin Benavides, que comparte equipo con Barreda.

De esta forma comenzó la segunda parte del Rally Dakar, tras la jornada de descanso, en la que ha hecho acto de presencia la esperada lluvia en el altiplano bolivinano. Se ha incrementado la altitud del recorrido con una media de 3.500 metros por encima del nivel del mar. Atrás ha quedado la capital de Bolivia para llegar a Uyuni. En la etapa maratón, el rally tiene dos, los pilotos no pueden recibir asistencia mecánica y son ellos mismos los encargados de poner a punto sus motos.

Johathan Barragán sigue su linea ascendente en el Dakar 2018

Johathan Barragán sigue su linea ascendente en el Dakar 2018

Jonathan Barragán con Gas Gas fue el segundo mejor piloto español, acabando en undécima posición.  “Estoy contento con mi undécima posición y por ser el mejor debutante hasta el momento. Hoy ha ido bien. Hemos mantenido un buen ritmo en esta primera parte de la etapa maratón. Ha sido una jornada rápida a pesar del barro, con muchos kilómetros y en la que teníamos que controlar un poco el desgaste de la rueda trasera. Al llegar al bivouac, como es una etapa maratón, hemos tenido que hacer el mantenimiento de la moto nosotros mismos y ya están listas para mañana”.

Gerard Farrés fue duodécimo y Dani Oliveras, décimo cuarto. “Hemos encontrado muchísima lluvia, frío y barro y esto, en una etapa tan larga, con más de 400 kilómetros de tramo cronometrado puede ser una trampa fatal, tanto para el piloto como para la moto. Los motores también sufren mucho más ahora rodando en altura, esta noche no tenemos mecánicos y la especial de mañana es aún más larga. Si había un día en el que era clave rodar con mucha cabeza, ese era hoy. Hemos ido de menos a más, hemos vuelto a defender nuestra posición en la general y tenemos una buena posición de salida para mañana. Ese era el objetivo”, comentaba Farrés al término de la etapa. Por su parte Oliveras, declaraba: “He empezado muy fuerte, creo que he hecho quinto en el primer WP, pero la especial de hoy era muy larga (en mi caso han sido más de 5 horas y media), las condiciones eran muy difíciles y la de mañana lo es aún más. Así que era muy importante llegar a Uyuni, conservar los neumáticos y, sobre todo, no tener que pasar la noche haciendo reparaciones en la moto. Creo que hemos hecho una gran etapa. Hemos gestionado muy bien nuestro ritmo y nuestras fuerzas para mañana y todo ello volviendo a estar cerca del top 10 de la etapa y metiéndome ya en el top15 de la general”.

Laia Sanz, la mejor piloto femenina del Rally Dakar 2018

Laia Sanz, la mejor piloto femenina del Rally Dakar 2018

Oriol Mena fue 17º, Armand Monleón 18º y un puesto más atrás quedó Laia Sanz para la que: “Creo que he llevado un buen ritmo porque he alcanzado a Pedrero y lo he podido seguir hasta que me he quedado muy enganchada en el barro, donde habré perdido unos tres o cuatro minutos. El problema que he tenido es que no llevaba neumáticos tipo motocross, que para hoy hubieran ido mejor, pero en una maratón es un poco arriesgado. Ése es el motivo por el que hoy he perdido tanto, aunque pensaba que sería más. Ha sido una especial muy física, al principio con ‘hierba de camello’ muy machacona, luego con pistas de arena muy rápidas y después con un gran barrizal de unos 340 kilómetros seguidos”. “Estoy contenta porque no ha pasado nada, no he tenido ninguna caída, la moto está bien y eso es lo importante en una etapa maratón sin asistencia mecánica”.

Comentarios

comentarios