Tras la tormenta viene la calma. Así se vivió la jornada de descanso del Rally Dakar 2017 tras el diluvio que hizo suspender la etapa sexta y que obligó a los pilotos a poner rumbo a La Paz (Bolivia) en un enlace por carretera.

Comentarios

comentarios