Cyril Despres se ha convertido en sinónimo del Rally Dakar gracias a sus cinco victorias en el evento, pero la marca que ha dejado en Senegal es, sin duda, infinitamente más influyente y única que ninguna otra lograda.

Aunque Despres tiene la sana costumbre de disfrutar de la gloria del Dakar cada año, el piloto tiene también aspiraciones más grandes en la capital senegalesa con una escuela en memoria de un amigo y rival que perdió la vida en el evento.

“École Fabrizio et Cyril” se levantó tras la muerte de Fabrizio Meoni, quien falleció el 11 de enero de 2005 en el Rally Dakar, el mismo año año en el que Despres disfrutó de la primera de sus cinco victorias en el Dakar.

La escuela ya se había abierto gracias a las donaciones caritativas de Meoni e, inspirado por su amigo, ganador del Dakar en 2001 y 2002, continuó el trabajo con otro centro educativo.

“Es maravilloso ver a estos niños que están completamente conscientes de lo afortunados que son por poder ir a la escuela”, ha comentado Despres. “Ser capaz de aprender a contar, cantar y escribir. Esta es una gran victoria para todos los que participaron en este proyecto”.

Despres visitó por primera vez a los escolares tras terminar el Dakar 2005, con los amigos de Meoni. “Al día siguiente de la llegada del Rally Dakar 2005, con los amigos italianos, fuimos a visitar la escuela que llevaba el nombre de Fabrizio. Los doscientos niños de ese día estaban profundamente conmovidos por la muerte de su benefactor”.

Poco a poco, la segunda escuela se ha ampliado con un segundo piso añadido en 2010 y un techo construido sobre este piso al año siguiente. La escuela ha estado abierta durante 10 años con el coste de educar a un niño por dos euros al mes.

Cyril Despres, escuela en Senegal

De su decisión de seguir adelante con la obra, Despres añadió: “No nos tomó mucho tiempo decidir continuar el trabajo de Fabrizio, tanto para rendir homenaje a su memoria, como para ayudar a la gente de un país que siempre nos había acogido con los brazos abiertos (…) Al terminar el siguiente Rally Dakar en 2006, junto con algunas personas de la Fundación Fabrizio Meoni, visitamos otros proyectos en las afueras de Dakar (…) Finalmente, decidimos renovar y agrandar una segunda escuela en Yeumbeul Bène Baraque, unos meses más tarde comenzó el trabajo en la Escuela Fabrizio y Cyril”.

El trabajo continúa en Dakar, incluso a pesar de que el rally que se trasladó a América del Sur desde 2009 hasta la actualidad.

Comentarios

comentarios