El recorrido del TT de la Isla de Man es uno de los destinos moteros que muchos de nosotros ansiamos alcanzar. Imagínate si lo recorrieras en una de las sport turismo más cañeras del mercado, como es la KTM 1290 Super Duke GT.

Esto es lo que ha hecho nuestros amigos de KTM en este vídeo promocional de esta moto que se presentó en el pasado Salón de Colonia, que parte de la naked 1290 Super Duke R y con Michael Rutter (múltiple ganador del TT de la Isla de Man, del Gran Premio de Macao y de carreras del campeonato británico de Superbikes) a los mandos.

El recorrido del TT de la Isla de Man es de 37,73 millas, la mayoría de ellas se recorren por montaña. Junto con las míticas carreras, también es un lugar maravilloso para hacer turismo, y que te recomendamos si no lo conoces. La “Mountain Section” no está sujeta a los límites de velocidad, pero los motoristas deben tratarla con el respeto que se merece; el control y la precisión de una máquina, en combinación con nuestra experiencia a los mandos.

Partiendo del Ben-y-Chree Steam Packet Ferry en el puerto de Douglas, la ruta de Rutter le llevó a rodear la ciudad antes de cruzar la panorámica carretera costera para luego dirigirse a Fairy Bridge. De regreso a Douglas, Michael y la GT siguieron por el trazado del circuito del TT hasta Ballaugh Bridge, desviando su rumbo para dirigirse al Jurby Motordrome para desmontar las maletas y subir un poco el ritmo. El circuito de carreras situado en la costa norte de la isla ofrece la posibilidad de dar gas a fondo y,  gracias a su trazado rápido y accidentado, es a menudo el lugar elegido por los pilotos para perfeccionar su puesta a punto durante la quincena del TT.

KTM 1290 Super Duke GT en el recorrido del TT de la Isla de Man

Dejando los “boxes” atrás, Michael y la GT tomaron rumbo a la ciudad de Ramsey, donde la carretera comienza su ascenso de la Snaefell Mountain. Al salir de Gooseneck, Rutter liberó los 175 cv de potencia que ofrece el LC8 de la KTM 1290 Super Duke GT a lo largo de toda la montaña, antes de detenerse en la cafetería de Creg-ny-Baa.

Para Michael Rutter: “La GT es totalmente diferente a las motos que suelo pilotar, pero me ha sorprendido su rendimiento – particularmente el motor; el par y la tracción son fenomenales. Impresionante. La comodidad es un factor importante; el asiento y la posición al manillar se adaptan tanto al pilotaje en circuito como al uso en carretera. Para ser una moto diseñada para hacer frente a una variedad de tipos de conducción – desde un uso explosivo hasta el turismo cotidiano – funciona de forma fantástica en todas las situaciones, incluso pilotando a fondo en el rápido y bacheado circuito de Jurby. Y lo mejor de todo, monta puños calefactables – algo fantástico para los que usan la moto todo el año ¡o incluso en verano aquí en el Reino Unido!”

Comentarios

comentarios