Todos los conductores, también los de moto, estamos expuestos a ser denunciados y sancionados con una multa. A pesar de que la mayoría de nosotros tenemos bien en cuenta las normas de tráfico, especialmente los límites de velocidad, no siempre conducimos, por diversos motivos, dentro de lo que estrictamente dicen las normas. Un agente de la autoridad pasará a denunciar los hechos y comenzará un procedimiento administrativo cuyo objetivo es que la multa impuesta sea satisfecha. Y este procedimiento podemos interrumpirlo presentando un recurso de alegaciones.

Las denuncias las podemos recibir en el acto, en nuestro domicilio o ser publicadas en el Boletín Oficial del Estado en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico (TESTRA) o a través del DEV (Dirección Electrónica Vial), una dirección a la que libremente podemos suscribirnos para recibir todas las comunicaciones de procedimientos sancionadores, entre otras comunicaciones. El DEV lo regula la Resolución del 9 de abril de 2015 de la Dirección General de Tráfico.

Como verás la Administración tiene muchas vías para comunicarte que se ha abierto un procedimiento sancionador en materia de Tráfico. Ya no vale decir que como no he recibido una multa y no me doy por enterado el procedimiento se detiene, y conviene estar atento a los procedimientos que estén abiertos a nuestro nombre mediante un sistema de rastreo de multas.

Como recurrir una multa de moto

Una vez que hemos recibido la notificación de denuncia tenemos dos vías. La más rápida es la de pagarla en el plazo de 2o días naturales, con lo que en la mayoría de los casos nos beneficiaremos de una reducción del 50 por ciento de su importe por pronto pago. Hay varios sistemas de pago, el más rápido es por Internet y con tarjeta de crédito. Una vez pagada la multa se detiene el procedimiento sancionador.

¿Si no estoy de acuerdo con una multa de tráfico?

Si no estamos de acuerdo con la denuncia tenemos 20 días naturales para recurrirla. Si la denuncia proviene de un ayuntamiento, es en el registro del municipio donde deberemos presentar nuestras alegaciones. Si ha sido a través de la Dirección General de Tráfico, es allí donde tendremos que elevar nuestro escrito.

Hacer un escrito de alegaciones requiere de algunos conocimientos legales, por lo que nuestra recomendación es que te pongas en manos de un abogado o de un servicio de recurso de multas como el que tenemos en KmCero. Si no tienes este servicio contratado encontrarás en Internet algunos modelos de recursos que se pueden acercar a tu caso, y que tendrás que adaptar a los hechos denunciados en tu caso concreto.

¿Qué tipos de sanciones en moto son las más habituales?

Las sanciones en moto más habituales son las relacionadas con los límites de velocidad, captadas por radares móviles, fijos, de tramo o por medios aéreos a través de los helicópteros de la DGT. Por regla general cuando se presenta un recurso por exceso de velocidad lo que se intenta demostrar es que el dispositivo y la foto captase la matrícula de nuestra moto y que éste tuviera todos los controles de homologación y metrológicos (la calibración de cinemómetro) acordes con lo que marca la ley.

Dentro de la ciudad también podemos encontrarnos una denuncia por haber pasado un semáforo en rojo, sobre todo aquellos que están provistos de sensores de luz ambar que toman una foto antes y después de que el semáforo hubiera cambiado de tonalidad. Nuevamente esta notificación deberá de ir acompañada de una foto que identifique claramente los datos de nuestra moto.

Los adelantamientos en carretera en zonas de curvas y con los límites de las rayas continuas muy justas también es un buen lugar para que nos encontremos a los Agentes de Tráfico buscando posibles infractores.

Defectos de forma: cuando la denuncia no está correcta

Un defecto de forma suele ser uno de los factores que nos podrían librar de una multa en el caso de que presentemos recurso. Las notificaciones de denuncia tienen que estar bien redactadas y de acuerdo a los preceptos legales que se nos imputan. Por ejemplo, un defecto de forma puede ser que la fecha de la infracción no fuera correcta o bien que el agente no tomase bien los datos del vehículo o no concordasen con los del vehículo que aparece en la foto de hecho denunciado. Un abogado podría redactar un recurso basándose en esto y hacer inválido el procedimiento.

¿Plazos para la notificación de la resolución?

Por regla general hay que esperar un plazo de tres meses desde que presentamos nuestro escrito de alegaciones hasta que recibimos una contestación de la administración.

¿Cómo prescribe una multa de tráfico?

La Administración tiene un plazo de un mes (para faltas leves) o de tres meses (para faltas graves o muy graves) para notificarnos la denuncia. Transcurrido este plazo se considerará que la denuncia ha prescrito. Los plazos de prescripción pueden ser interrumpidos por parte de la Administración de diferentes formas, por ejemplo por cualquier actuación de la Administración por conocer la titularidad del vehículo.

Comentarios

comentarios