Frenar en moto correctamente, de la forma más eficaz y segura es una de las técnicas de conducción seguras y básicas que deberíamos practicar todos los motoristas. Y refrescarnos esta técnica todas las veces que hagan falta, bien seas un motorista experimentado, como si coges la moto por primera vez.

Es curiosa la poca importancia que le dan a este punto en el examen para la obtención del carnet de moto, parece que lo más importante es ver la destreza de un motorista entre conos o acelerando y manejando el embrague, y qué poco valor le damos a saber controlar bien la moto en una frenada de emergencia, en la que nos estamos jugando desde un susto a algo más grave.

Cada moto es diferente y cada motorista también, por lo que lo primero que te recomendamos es que conozcas bien las reacciones de tu moto y practiques todo lo que puedas frenadas de emergencia en situaciones controladas, para que si algún día tienes que que hacer una frenada de emergencia en un caso real no te pille por sorpresa las reacciones de tu moto.

Ya todas las motos Euro 4 deben llevar ABS de serie, o frenada combinada (CBS) las de menos de 125 cc de forma obligatoria. Ha sido un gran avance, realmente el ABS es un elemento de seguridad que nos puede ayudar mucho a la hora de la verdad. También es cierto que el ABS prolongará más la frenada que la que pueda realizar un piloto experto aprovechando bien el agarre de un buen neumático.

Y es el los neumáticos donde vamos a hacer la segunda recomendación. Revisa siempre el estado de ellos y las presiones, un neumático en buen estado y con las presiones adecuadas te puede salvar la vida. También conocer que hasta que hayamos recorrido cuatro o cinco kilómetros en situaciones normales un neumático no habrá alcanzado su temperatura adecuada y no ofrecerá el 100 por cien de su agarre… Mira las carreras de moto como los pilotos tienen puestos calentadores de neumáticos antes de salir a pista.

Para entender qué está sucediendo mientras frenamos, te recomendamos que mentalmente imagines una secuencia a cámara lenta. Cuando presionamos la maneta del freno delantero transmitimos de forma instantánea presión a un circuito hidráulico que hace que dos pistones empujen las pastillas de freno contra el disco o discos del tren delantero. De forma inmediata la moto comienza a desacelerar transmitiendo mucha fuerza hacia adelante, a su centro de gravedad que en este momento está más alto que el suelo… Esto provoca una desplazamiento de pesos hacia la rueda delantera que recibe más carga.

Frenar en moto en dos pasos

Dani Pedrosa frenada limite motogp

La frenada más eficaz es la que se realiza en dos pasos, porque si frenases bruscamente (sin ABS) lo que provocarías sería un bloqueo de la rueda delantera y posiblemente una caída. El neumático delantero debe de estar en el momento adecuado (de apoyo) para recibir toda la fuerza de la frenada. Lo ideal es aplicar primero una frenada suave, y cuando notes que la suspensión delantera ha comenzado a comprimirse aplicar toda la fuerza de la frenada. Practica esta técnica y verás qué diferencia.

Hay algunas motos que llevan mucho menos peso que otras sobre el tren delantero, por ejemplo los scooter donde es necesario practicar bien la técnica de la frenada en dos pasos, algo que deberíamos de tener mentalmente aprendido en todo momento.

Con el neumático delantero completamente apoyado y en el momento optimo de la frenada, si siguiéramos aplicando más fuerza veríamos como la rueda trasera comienza a perder contacto con el suelo, como sucede en algunas espectaculares secuencias de las carreras de MotoGP.

¿Se frena en moto con el delantero o con los dos frenos?

El freno delantero es el protagonista de la frenada de la moto, pero la combinación con el freno trasero es la clave de una frenada eficaz y segura. En la primera fase de la frenada, el trasero nos va a ayudar a desplazar las fuerzas de la moto hacia el tren delantero, ayudando a que la primera fase sea más rápida y eficaz y sin riesgo de bloquear la rueda delantera.

El freno trasero además provocará que se hunda un poco el tren trasero haciendo que el centro de gravedad de la moto se desplace hacia abajo estabilizando el conjunto. Un segundo uso del freno delantero es el de ayudar a estabilizar la moto… Prueba por ejemplo cuando circules entre coches o en maniobras a baja velocidad a dar toques al freno trasero y verás como te ayuda a “timonear” con la moto, estabilizándola en todo momento. O a tocar ligeramente el freno trasero en un paso en curva para que te ayuda a levantar la moto… Practica todo esto primero en una situación controlada, sin tráfico…

ABS y frenada combinada: valores seguros

Está claro que las ventajas de llevar ABS en moto frente a no llevarlo son tantas que huelga decir que siempre es mejor contar con esta asistencia. Ahora con la llegada de las unidades de medición inercial de algunas motos el uso de ABS en curva es un extra de seguridad que pone en otra dimensión los primeros sistemas de frenos antibloqueo.

Pruebas de motos con ABS en 1988v

Pruebas de motos con ABS en 1988 © Bosch

La frenada combinada sigue teniendo sus defensores y detractores. Para pilotos de moto sin mucha experiencia o usuarios de scooter de 125 es indudable que contar con una frenada combinada es cómodo y algo más seguro. Cuando coges algo más de experiencia aprender a dosificar los dos trenes es, bajo nuestro punto de vista, un punto más a la hora de frenar más eficazmente. A los pilotos más expertos a veces nos gusta jugar con el freno trasero independientemente del delantero en algunas circunstancias, por ejemplo en paso en curva, y esto con un sistema combinado no se puede hacer de igual forma.

Si tu moto cuenta con un sistema ABS desconectable una buena recomendación es que en situaciones controladas aprendas el comportamiento de tu moto sin ABS, a dosificar bien los trenes y veas de una forma más clara los límites del bloqueo de la rueda delantera y trasera. Te dará una idea más exacta de hasta donde es capaz de frenar tu moto.

Frenar en agua o en superficies deslizantes

Frenar una moto en mojado

Frenar una moto en mojado. Foto: © Michelin

Con carretera y agua llevar frenos con ABS es una garantía de seguridad. Tanto si los llevas como si no, anticipa siempre las maniobras, conduce más suave y tiende a no ser demasiado agresivo con la maneta; apóyate más en el freno trasero, el deslizamiento de la rueda trasera siempre es más controlable que el de la delantera. En superficies deslizantes, por ejemplo en caminos de tierra, a veces es mejor poder desconectar el ABS o hacer que éste intervenga de una forma menos rápida con objeto de aprovechar mejor el agarre del neumático; sobre todo si llevamos ruedas con más tacos.

Revisa bien los frenos de tu moto

Por último te recomendamos que revises siempre el estado de los frenos de tu moto, sobre todo el desgaste de las pastillas y la limpieza de pinzas y discos…  Usa siempre productos adecuados y no escatimes o lleves al límite el desgaste de las pastillas porque estás poniendo en juego tu seguridad y la longevidad de los discos.

En el caso de llevar frenos de tambor, desmóntalos y límpia las pistas asiduamente. En el caso de lluvia piensa es posible que pierdan eficacia al colarse agua dentro del tambor, un buen truco si tienes que pasar un charco grande con frenos de tambor es que lo hagas con los frenos suavemente pulsados para que no se acumule agua en sus pistas.

Comentarios

comentarios