La BMW F 800 GT es toda una gran turismo, pero a escala media, a la medida de los que quieran además una moto práctica, para diario, y sin tener que renunciar al placer de llevar una moto, no un scooter. Prácticamente sobre la misma base, BMW tiene una opción de trail, la F 800 GS, una naked divertida, F 800 R y esta moto que no tiene mucho que envidiar a las gran turismo.

Resulta curioso que una moto media, fácil de conducir, que se puede limitar para el A2 y que tiene tantas virtudes ruteras esté tan sola en el mercado. Buscamos rivales directas y las que se nos viene a la cabeza, por la homogeneidad del conjunto es la Honda CBR 600 F, una moto que en otro tiempo fue una referencia entre las deportivas y que hoy casi Honda ni las trae a España (en catálogo sólo encontramos la naked CB 600F). Quizás la Kawasaki Ninja 650 (7.660 euros), nuevamente con un enfoque más deportivo o que turístico por su postura de conducción y porque no le pega nada, o tan bien, como a la BMW F 800 GT llevar un juego completo de maletas. Más allá está la Honda VFR 800 F, pero claro por 13.700 euros. Quizás la Honda NC750X, más cercana al trail que al turismo, a 8.600 euros con cambio semiautomático, o ya entrados en motos de trail asfáltico las Triumph Tiger 800 XRX (con control de tracción y modos de conducción de serie) por 11.600 euros o las Yamaha Tracer 700 (8.299 euros). Honda hace tiempo que abandonó la producción de sus Deauville, sus “Mini Paneuropean”, un modelo con el que también encontramos muchas similitudes.

El precio de la BMW F 800 GT es a partir de los 10.648 euros

La BMW F 800 GT cuesta “a partir” de los 10.648 euros. Por 800 euros más le puedes añadir el pack de seguridad, con cosas tan interesantes como las suspensiones regulables electrónicamente (ESA), control de tracción, avisador de presión de los neumáticos y modos de conducción. El juego de maletas laterales te saldrá por unos 900 euros más, si optas por el conjunto de tres elementos.

Prueba de la BMW F 800 GT

El motor de la BMW F 800 GT es un bicilíndrico en paralelo que entrega 90 cv, una cifra que habla de un comportamiento bastante deportivo de este propulsor, a pesar de que se ha orientado más a hacia la elasticidad que hacia la deportividad (muy acertado por cierto para el público al que va dirigido esta moto) y con algo de vibraciones cuando le tiramos algo de las “orejas”. Si buscas algo más agresivo, tendrás que echar un vistazo a las alternativas. Y recuerda que de serie no tienes ni control de tracción ni modos de conducción.

Como buena BMW todos sus elementos respiran unas buenas dosis de calidad… A pesar de que las primeras versiones de las F 800 dieron algún quebradero de cabeza a algunos de sus usuarios; problemas que se han ido subsanando con las nuevas versiones de los modelos pero que tendrás que tener en cuenta.

Lo primero que te llamará la atención si te colocas a sus manos es su facilidad de conducción, parece una moto ligera y que invita a conducir en cualquier situación con mucha soltura, como si llevásemos toda la vida sobre ella. No fuerza mucho tu postura, permaneciendo el cuerpo erguido y en una posición descansada y capaz de afrontar muchos kilómetros sin fatiga. Detrás nuestro acompañante irá también cómodo, con mucho espacio y las rodillas y piernas en una posición natural. Si además llevas la maleta posterior tendrá una sensación extra de descanso.

Instrumentación de la BMW F 800 GT

Es una moto GT, lo que significa que tienes muy buena protección en todo el cuerpo (aerodinámica o lluvia), en el pecho y cabeza gracias al carenado que no podrás regular en altura, ni falta que te hará si tienes una talla estándar. También las rodillas van bien protegidas por las formas del depósito, más bien de donde debería estar el deposito. Porque recuerda que todas las F 800 tienen el depósito debajo del asiento y en una posición más baja que en el resto de las motos, algo que se hace notar en la sensación de estabilidad y “maniobrabilidad” una vez en marcha. La boca de llenado la tienes en la parte trasera a la derecha.

El manillar no es demasiado deportivo, con buena anchura para no tener que pilotar tirando de cuerpo para hacerla entrar en las curvas. Entre coches tenemos una buena anchura y pasa con fluidez, pero si llevas el juego de maletas laterales tendrás que mantener un “extra de precaución” porque sobresalen más que la parte delantera de la moto. También nos encontramos con un buen radio de giro y buen reparto de peso para maniobrar con ella en parado o a muy baja velocidad.

Tirando fuerte de frenos pronto notaremos la vibración del ABS, está pensada para facilitar la tarea a pilotos con menos experiencia y no se trata de una moto 100 por cien deportiva, es una turismo. Las suspensiones tienen el suficiente equilibrio para todo tipo de usos, pero el modo sport si es que optas con una con ESA, nos gustó especialmente más que el modo confort, y evidentemente mucho más en recorridos sinuosos donde disfrutarás mucho más con esta mini GT que con sus hermanas mayores.

Transmisión por correa BMW F 800 GT

¿Por qué no se extiende la transmisión por correa entre las motos?

Hay un detalle que nos gusta especialmente de la BMW F 800 GT, que es su transmisión secundaria por correa dentada. Y nos hace plantearnos una duda, y es ¿por qué no se extiende más este sistema entre las motos? Ni tan complejo como el cardan, ni tan sacrificado a la hora del mantenimiento como la cadena. La correa dentada tiene una vida útil de 40.000 kilómetros, cuando será sustituida por otra. Una buena herencia de la incomprendida BMW F 650 FC Scarver.

El basculante trasero es monobrazo, dejando al aire y bien visible las llantas de la F 800 GT. En el día a día hay otros detalles que no encantan, por ejemplo la colocación de las válvulas de las ruedas en uno de los palos de las llantas y con una accesibilidad máxima que a otras motos ya les gustaría.

El cuadro de instrumentos es común a todas las F 800, con las dos esferas superpuestas y el display lateral con el resto de la información. La lectura es muy buena, con buena retro-iluminación para conducción nocturna o en túneles, realmente agradable. Las piñas también tienen buena calidad, lo mismo que los botones que nos dejan acceder a los menús (sobre todo si optas por el pack de seguridad donde tendrás más elementos donde elegir). Las manetas, accionamientos de mandos, puños, o retrovisores… Ninguno de estos elementos te decepcionará o dará sensación de malos acabados.

BMW F 800 GT

Quizás te parezca que su precio es algo elevado para el segmento medio en el que se mueve esta BMW. Hay opciones más baratas, pero claro ya no son una BMW y te aseguramos que todos sus detalles y acabados merecen este extra económico, si te lo puedes permitir. Quizás dudes entre una moto de turismo medio como la BMW F 800 GT o un scooter tipo BMW C 650 GT o un Yamaha T Max. Aquí sí que no te podemos recomendar, un scooter tiene unas ventajas en cuanto a comodidad y “practicidad” que una moto no tiene; y una moto te dará unas sensaciones que un scooter, por muy T Max sea, no te podrá proporcionar nunca. La vemos perfecta por su polivalencia a la hora de afrontar viajes y para poder tener también una única moto para el día a día. Muchos dicen que la F 800 GT es un “quiero y no puedo”… Nosotros no la vemos de esta forma, realmente nos ha gustado.

Ficha técnica de la BMW F 800 GT

  • Motor: 4 tiempos, 2 cilindros. Refrigerado por agua
  • Cilindrada: 798 cc.
  • Potencia máxima: 90 cv a 8.000 rpm
  • Par máximo: 86 nm a 5.800 rpm
  • Chasis: Tipo puente de aluminio con motor autoportante
  • Frenos delanteros: 2 Discos de 320 mm. de diámetro. Pinza de cuatro pistones
  • Frenos traseros: Disco de 265 mm. de diámetro. Pinza de dos pistones
  • Suspensión delantera: Horquilla convencional
  • Suspensión trasera: Amortiguador regulable
  • Neumáticos delanteros: 120/70-17
  • Neumáticos traseros: 180/55-17
  • Longitud total: 2.165 mm.
  • Altura del asiento: 800 mm. (Opcionalmente 820/765)
  • Peso lleno: 214 kg.
  • Capacidad del depósito: 15 l.

Comentarios

comentarios