La BMW F 700 GS es una de las motos trail perfectas para empezar. Nos llegan muchas consultas sobre por qué BMW mantiene dos modelos casi tan similares como la F 800 y la F 700 en su catálogo, y la respuesta es que a pesar de que parezcan motos muy similares, el fabricante alemán ha querido mantener la filosofía de tener un auténtico modelo que sirva de puerta de entrada a su exitoso catálogo de motos trail, cuya joya de la corona es, efectivamente, la R 1200 GS.

Y también te preguntarás si eres uno de los poseedores del carnet de moto A2, si te interesa más la G 310 GS o una F 700 GS limitada… Pero vayamos por partes.

La BMW F 700 GS fue la heredera de otra de las BMW claves de los últimos años, como fue la F 650 GS. Con ella BMW puso manos a la obra para explorar nuevos mercados, de la mano de una sencilla moto monocilíndrica que hacía accesible la entrada al selecto club de BMW. La primera F 650 GS tuvo motor Rotax y se desarrolló conjuntamente con Aprilia. Hablamos del año 1993, unos años que el mundo del trail comenzaba a tirar hacia el asfalto gracias a una legión de seguidores que habían descubierto estas motos sencillas de conducir e inagotables por la carretera. Las primeras F 650 GS tuvieron dos variantes, una más orientada hacia el campo y otra hacia el asfalto con las siglas ST. Fue la primera BMW con distribución por cadena.

BMW F 700 GS

BMW siguió experimentando con la F 650 y dio pie a modelos que luego se discontinuaron como la F 650 CS City Scarver, una moto mutipropósito con transmisión por correa y alguna otra interesante apuesta que el público no llegó a comprender. No todos son éxitos en la historia de BMW, pero quien no se arriesga no evoluciona.

En 2008 la pequeña trail de BMW estrena motor bicilíndrico en paralelo, más progresivo que el anterior monocilíndrico, que todo hay que decirlo en sus últimas ediciones era muy agradable de conducir, y da pie a la F 700 GS tal y como la conocemos hoy en día.

¿Cuáles son las diferencias entre la BMW F 700 GS y la F 800 GS?

Sobre todo la ligereza y la facilidad de uso es lo que separan a la BMW F 700 GS y la F 800 GS. La primera es una auténtica moto-escuela, su radio de acción el el día a día, sin problemas y sin pereza de tener que llevar una moto más grande y pesada. La F 800 GS podrías considerarla una opción frente a la R 1200 GS si lo que quieres es viajar mucho con ella, con dos personas y equipaje, pero sin tener que pasar por enorme volumen de la 1200. Si analizamos el peso en orden de marcha de la 1.200 este asciende a los 244 kilos, frente a los 217 de la 800 y los 212 de la 700. Pero donde sí notarás la diferencia es en la altura al suelo, con 835 mm de la 700 frente a los 880 mm de la 800 y de la 1200. Puedes además configurarla con un kit que rebaja el recorrido de las suspensiones y hacerla aún más bajita y controlable.

BMW F 700 GS

Una vez en marcha notarás algo menos de potencia, 75 cv en el caso de la BMW F 700 GS y 85 en el caso de las 800. Poca diferencia si lo que estás buscando es una moto para aprender o para un uso intensivo diario. Las dos las puedes limitar para el carnet A2 y fijar su potencia en los reglamentarios 48 cv.

La F 700 GS sigue fiel al espíritu de la 650, con una suave y lineal entrega de potencia y, sobre todo, con esa maravillosa sensación de ligereza y agilidad. Como buena trail no tendrás problemas para alojar a tu acompañante, hay espacio suficiente. También la puedes dotar con un baúl posterior que te facilitará las necesidades de transporte en tus rutinas diarias o en tus escapadas.

Como buena BMW, y dependiendo de tu presupuesto, nos permitirá dotarla de mucha más tecnología como el pack de suspensiones activas ESA, control de tracción y sistema de control de la presión de los neumáticos. Encarecerás tu moto en unos 800 euros, pero la dotarás de un nivel de confort que te será difícil alcanzar entre las más directas competidoras como la Suzuki V Strom 650 o la Kawasaki Versys 650, sobre todo por el sistema de suspensiones activas.

La pantalla algo más baja la de la 700, contribuye a la sensación de ligereza de la moto, nos protegerá algo del viento cuando circulemos por autopista, y en este sentido sí que nos sentiremos algo más protegidos en la 800. El depósito de combustible está situado debajo del asiento, y el falso depósito nos desviará algo el aire o el frío en invierno de las rodillas. Tienes entre su equipamiento opcional una cúpula más elevada y varias configuraciones de asiento, para que elijas el que mejor se adapte a tu talla. BMW recomienda también su F 700 GS para las mujeres que no quieran renunciar a todas las ventajas que tiene una trail media.

BMW F 700 GS

Por último si tus dudas están entre la G 310 GS y la F 700 GS, aquí si que encontrarás grandes diferencias. La 310 está pensada 100 por cien para principiantes y usuarios del A2, limitando mucho el radio de acción si lo que pretendemos es viajar o hacer turismo de fin de semana, ganando en recorridos urbanos y 100 por cien ágiles. Su motor es monocilíndrico refrigerado por agua y mucho más sencillo que el bicilíndrico de la 700 GS. Además una vez superado el periodo de limitación, no podrás deslimitarla y tener una moto grande como es el caso de la 700. La 310 es una buena opción sobre todo por su bajo precio que se situará sobre los 5.000 euros.

Ficha técnica de la BMW F 700 GS

  • Motor: 4 tiempos, 2 cilindros. Refrigerado por agua
  • Cilindrada: 798 cc.
  • Potencia máxima: 75 cv a 7.000 rpm
  • Par máximo: 77 nm a 5.500 rpm
  • Chasis: Multitubular en acero
  • Frenos delanteros: Doble Disco de 300 mm. de diámetro.
  • Frenos traseros: Disco de 265 mm. de diámetro
  • Suspensión delantera: Horquilla convencional con 170 mm. de recorrido
  • Suspensión trasera: Amortiguador con 170 mm. de recorrido
  • Neumáticos delanteros: 110/80-19
  • Neumáticos traseros: 140/80-17
  • Distancia entre ejes: 1.557 mm.
  • Altura del asiento: 835/860 (asiento confort) mm.
  • Peso lleno: 212 kg.
  • Capacidad del depósito: 16 l.

Comentarios

comentarios