La gama de scooter BMW crece con el C 400 X, un scooter urbano, práctico, orientado para todo uso y para los poseedores del carnet de moto A2. BMW, de esta forma, sigue profundizando en un catálogo de motos orientada hacia nuevos clientes que entren en la exclusiva marca alemana, siguiendo la línea de las recientemente lanzadas BMW G 310 R y GS.

No es la primera vez que BMW se plantea la idea de hacer un scooter urbano. Nos referimos al BMW C1, un scooter que hoy se ha convertido en objeto de culto, pero que en su momento se pasó de frenada siendo demasiado innovador. El C1 tenía techo y podía conducirse sin casco porque todo el habitáculo era una célula de seguridad. La cilindrada del C1 era de 125 y 200 cc. Pero el público no estaba de momento preparado para ello y, con pena por parte de los admiradores de este scooter, dejó de producirlo.

Luego llegaron los BMW C 600 Sport y C 650 GT, scooter de alta gama, uno turístico y otro deportivo. Auténticas motos nacidas para competir primero con el Yamaha T Max y hoy también con productos como el KYMCO AK 550. Luego llegaron los C Evolution, eléctricos y con dos niveles de prestaciones.

BMW C 400 X Scooter

Con el BMW C 400 X las motos de “rueda pequeña” alemanas dan un paso más allá y, como no podía ser de otra forma, a su estilo, presentando un vehículo que estéticamente no pasa desapercibido. Lejos de la sofisticación mecánica de sus hermanos mayores, el 400 tiene un motor monocilíndrico de cuatro tiempos con variador de velocidad y transmisión por correa.

BMW C 400 X Scooter

BMW C 400 X: Motor de 34 cv

El Motor del BMW C 400 X es de 350 cc, con 34 cv de potencia a 7.500 vueltas y una cifra de par de 35 nm a 6.000 vueltas. Tiene ayudas electrónicas como control de tracción que nos evitará algún susto acelerando en ciudad por ejemplo un día de lluvia o sobre una línea blanca cuando salimos de un semáforo. El variador contínuo de velocidad es similar al sistema que equipan la mayoría de los scooter, pero BMW asegura que ha trabajado especialmente para garantizar las mínimas vibraciones de este elemento con un basculante de gran rigidez torsional. Como ya es obligatorio desde la Euro 4, el ABS es de serie. Delante equipa doble freno de disco.

El chasis también es bastante convencional. Una estructura de tubos de acero con una horquilla convencional en la suspensión delantera y un juego de dos amortiguadores, detrás. Se ha buscado en las suspensiones un buen compromiso entre el uso 100 por cien urbano y el que le podremos dar a este scooter en las vías de circunvalación o en carretera abierta.

BMW C 400 X Scooter, cuadro de instrumentos con BMW Connected Ride opcional

BMW C 400 X Scooter, cuadro de instrumentos con BMW Connected Ride opcional

Entre el equipamiento opcional está el cuadro de instrumentos BMW Connected Ride, que consiste en una pantalla TFT de 6,5 pulgadas a través de la que podremos incorporar un montón de funcionalidades  que se sumarán a las básicas de cualquier vehículo.

BMW C 400 X Scooter, faro delantero

La iluminación delantera de serie es con un completo faro de led con sistema de iluminación diurna opcional. El faro está sobre un pequeño pico-pato que da una estética realmente peculiar al BMW C 400 X. Los trazos angulosos, muchas superficies de plástico de alta resistencia a los roces, hacen ver que BMW ha pensado en un scooter adatado a la dura vida de los vehículos urbanos. El carenado y la pantalla también dan una idea de que es un scooter que nos protegerá bien del viento y de la lluvia.

Debajo del asiento tenemos un compartimento doble con Flexcase que incrementa algo el espacio del hueco una vez que lo subimos al caballete.

BMW C 400 X Scooter, hueco para el casco con flexcase

BMW C 400 X Scooter, hueco para el casco con Flexcase

 

De momento el scooter BMW C 400 X lo encontramos en dos colores: Azul Cenit Metalizado, un color muy típico en la gama de motos de BMW, y Blanco Alpino.

Comentarios

comentarios