La tercera y penúltima prueba del Campeonato del Mundo de Superenduro 2017 tuvo lugar en el Bizkaia Arena de Bilbao el pasado fin de semana y el piloto madrileño Alfredo Gómez (KTM) se impuso sobre el resto de los corredores, logrando alzarse con una victoria que un Español no obtenía desde hace ocho años.

En un trazado de 300 metros de longitud y cinco metros de ancho plagado de dificultades artificiales que trataban de imitar a las pruebas de enduro al aire libre, se dieron cita los 64 pilotos para continuar con la penúltima cita que conforma este campeonato mundial.

El encuentro dejó al equipo de KTM por lo alto. Alfredo Gómez logró su primera victoria absoluta en un Superenduro, un logro que ningún piloto español conseguía en la modalidad desde Iván Cervantes en 2009. Tras obtener el segundo lugar en la primera manga, superado solo por su compañero de equipo, Jonny Walker, Gómez remontó y obtuvo la victoria en las siguientes dos, lo que lo convirtió en el gran vencedor del encuentro, aunque todavía algo lejos de Colton Haaker (Husqvarna), actual campeón del mundo que se mantiene a la cabeza en la la clasificación general y sigue siendo el gran favorito.

“En la primera manga estaba tan nervioso por tener una caída, que quizás corrí con demasiada precaución y eso no me permitió superar a Jonny. Me acerqué mucho más en la última vuelta pero de igual forma no lo logré. Tuve un buen comienzo en la segunda manga y en la segunda vuelta logré liderar el grupo y mantenerme a la cabeza.” Comentaba el piloto español desde el podio. “En la tercera carrera lo he dado todo, sabía que podía ganar. Una vez más he apretado a tope y me encontraba muy bien. Ha sido increíble lograr esta victoria, sobre todo porque ha sido aquí en España. En el pasado sólo había logrado victorias parciales en alguna manga, pero todavía no conocía lo que era ganar una la clasificación final de una carrera”, declaró.

Quien también disfrutó del encuentro y se llevó a casa un puesto en la clasificación fue el compañero de equipo de Gómez, Jonny Walker, que corrió con la KTM 350 EXC-F  y no se arrepintió de este cambio: “He estado corriendo bastante últimamente y me siento muy bien después de este encuentro en España. Cambié mi moto por la 350, que funciona muy bien, y en general siento que corrí mucho mejor que en los anteriores encuentros.” comentó el piloto británico al finalizar.

Por su parte, el actual campeón del mundo, Colton Haaker, consiguió unos resultados de 3/2/3, y si bien es cierto que esta no ha sido la mejor ronda del piloto norteamericano, montado sobre la FE 350 registró el tercer mejor tiempo en la sesión de calificación de Superpole y obtuvo un tercer lugar en el resultado general durante la penúltima ronda del campeonato en España.

“Fue una noche un poco dura para mí. Hice lo mejor que pude, pero ciertamente la cosa no fue como esperaba. Es difícil decir por qué las cosas no fueron bien. Normalmente suelo estar muy bien en pistas como éstas, pero obtener una tercera posición tras una noche no tan buena tampoco está mal” declaraba al finalizar.

A pesar de este tercer puesto general en el encuentro, la tercera ronda del Campeonato del Mundo de SuperEnduro deja a Colton Haaker a la cabeza en la clasificación general de la competición, con una ventaja de 11 puntos en la ronda final decisiva que se disputará en Francia el próximo 18 de marzo, donde los pilotos volverán a verse las caras.

Comentarios

comentarios